Una reseña de la temporada ciclónica 2020

By Yanet Díaz

HAVANA TIMES – La recién concluida temporada ciclónica 2020 fue extremadamente activa, con un comportamiento muy por encima de lo normal. Durante este tiempo se formaron 30 ciclones tropicales, lo que constituye un récord histórico, rompiendo el anterior del año 2005 con 28 ciclones en total.

Si comparamos con el promedio climático, se puede ver la gran actividad de este período, ya que en promedio se forman en el Atlántico 12 ciclones por año, eso quiere decir que el 2020 estuvo muy por encima de ese valor (ver la tabla comparativa).

Dentro de estos 30 organismos tropicales, en Cuba solo tocaron tierra 2: Laura y Eta, los cuales tenían la categoría de tormenta tropical (de 63 a 118 km/h) y atravesaron la Isla por Pinar del Río y Sancti Spíritus, respectivamente. 

Este 2020 fue la segunda vez que se tuvo que usar el alfabeto griego para nombrar huracanes, después de haberse agotado los nombres propuestos para la etapa, lo cual anteriormente solo había ocurrido una vez, en el 2005. 

Otro evento destacable de este 2020 fue la coexistencia de 5 ciclones tropicales al mismo tiempo en el Atlántico: Sally, Paulette, Rene, Teddy y Vicky. Eso ocurrió el 14 de septiembre y es la segunda vez que sucede algo así en el Atlántico desde que se tiene registro. En la siguiente figura se puede ver las ubicaciones de estos 5 organismos tropicales.

Cinco organismos tropicales simultáneamente en el Atlántico. Tomado de NOAA.

Otro aspecto destacable de la temporada ciclónica 2020 es que por primera vez en la historia se registraron dos huracanes de gran intensidad en el mes de noviembre (Eta e Iota). Este es un hecho bastante inusual ya que en noviembre lo esperado es que una vez cada 8 años se forme un huracán de gran intensidad. Estos dos eventos afectaron severamente a Centroamérica, tocando tierra en Nicaragua por el mismo punto y con muy poco tiempo de diferencia, algo sin precedentes en esta región.

Dicho ciclón Iota fue el único desde que se tiene registro que alcanzó categoría 5 en esa época de la temporada (13 al 18 de noviembre), ya que los huracanes más intensos tienden a ser más frecuentes típicamente en septiembre.  Por lo tanto, se puede ver que la actividad en el mes de noviembre fue bastante extrema e inusual.

Ahora bien, ¿qué factores causaron esta intensa actividad? Entre los principales causantes está la temperatura de la superficie del mar, la cual desde inicios de la primavera mostraba valores más cálidos que lo habitual en el Atlántico.

Otro factor importante fue el desarrollo del evento La Niña (la contraparte fría de El Niño), con lo cual los vientos alisios del Atlántico y el Caribe fueron más débiles, lo cual evitó el afloramiento de aguas profundas más frías hacia la superficie del mar. Eso permitió que se formaran piscinas cálidas que favorecieron la ciclogénesis y la intensificación rápida de los huracanes.  

En la siguiente figura se resumen todas las trayectorias de los ciclones formados durante esta temporada. Aquí se puede observar que sobre Cuba solo pasaron dos sistemas con categoría de tormenta tropical, Laura sobre la parte occidental y Eta sobre la región central de Cuba.

Trayectorias de todos los ciclones y tormentas tropicales de la temporada 2020. Adaptado de NASA Earth Observatory.
Referencias:

National Hurricane Center Monthly Atlantic Tropical Weather Summary.

Yale Climate Connections A look back at the horrific 2020 Atlantic hurricane season.

NOAA  Record-breaking Atlantic hurricane season draws to an end.

NASA Earth Observatory: A destructive abundance

Lea más noticias desde Cuba con Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *