Un caso deja un precedente legal con perspectiva de género en México

Por María Fernanda Ruiz  (IPS)

Amigas de Lesvy Berlín, a tres años de su feminicidio. Crédito: María Fernanda Ruíz/Pie de Página

HAVANA TIMES – El tres de mayo del 2017 Lesvy Berlín fue asesinada dentro de las instalaciones de la Universidad Autónoma de México, presuntamente por su pareja. La respuesta inmediata de las autoridades fue la revictimización y discriminación. Se negaron pruebas a la familia y se presentaron cargos sin agotar todas las líneas de investigación.

Las consecuencias de estas malas prácticas las siguen resintiendo las abogadas y la familia de Lesvy en el proceso de búsqueda de justicia. A pesar de todo, la ruta jurídica que llevan, está dejando un precedente en perspectiva de género en los juzgados mexicanos.

La constitución mexicana refiere como derecho que quienes cometieron un delito deben ser juzgados en un periodo de dos años; la prisión preventiva no debe exceder esa temporalidad.

De esta norma partió la defensa de Jorge Luis, el presunto victimario, para solicitar su libertad, porque este mes cumple dos años en detención preventiva sin sentencia y el juicio iniciará solo en septiembre.

Durante la audiencia, las abogadas que llevan el caso de Lesvy, Sayuri Herrera y Anayeli Pérez, le recordaron al juez que el artículo que usó la defensa del imputado cuenta con una excepción: “no se aplicará tal criterio cuando el periodo de tiempo se haya prolongado por el ejercicio de defensa del imputado”.

La defensa de Jorge Luis utilizó varios recursos para prolongar, por dos años, la llegada del juicio es por eso que su petición no procedió y la respuesta del juez fue ratificar la medida cautelar de prisión preventiva al imputado.

Ha sido un camino largo y las abogadas que acompañan a la familia de Lesvy sospechan que después de que dicten sentencia, tendrán que seguir litigando por lo menos un año más:

“Tiene que ver con un posicionamiento de los agresores en general, de no aceptar la responsabilidad de los hechos que cometieron. La ley, hasta antes de la apertura a juicio, les da el beneficio de reducir su sentencia si aceptan los cargos, pero la regularidad es que quienes cometen el delito responsabilizan a la víctima, se dan a la fuga, hacen perdidizas pruebas o incluso ha pasado que privan de la vida a las madres que exigen justicia por sus hijas” cuenta Herrera.

Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlín, en el Memorial que se mantiene en recuerdo de Lesvy en la UNAM, en Ciudad de México. Crédito: María Fernanda Ruíz/Pie de Página

Esta consciencia de la violencia en se vive en México es la que las hace creer que, posterior a la sentencia, se enfrentarán a más amparos.

Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlín, en el Memorial que se mantiene en recuerdo de Lesvy en la UNAM, en Ciudad de México. Crédito: María Fernanda Ruíz/Pie de Página

“El caso de Lesvy no es el único pero es un ejemplo de lo mal que se trabaja” expresa la abogada Sayuri Herrera. La abogada se refiere a la mala diligencia por la que la Procuraduría General de Justicia (fiscalía general) pidió una disculpa pública a la familia de Lesvy. Sin embargo, reconocer y disculparse públicamente no aportó al juicio:

“La Procuraduría detuvo a esta persona y la llevó ante un juez para ser vinculado a proceso sin haber agotado por completo las investigaciones; sin mostrar evidencias; sin considerar nuestra teoría del caso… Son violaciones a derechos humanos consumadas y nosotras arrastramos las consecuencias: que la defensa del imputado promueva amparos a partir de las malas diligencias”, explica Herrera.

Que la Procuraduría procesara en un principio a Jorge Luis por homicidio simple por omisión dio entrada a que la defensa del acusado impugnara cuando se reclasificó y por ende retrasara el inicio de juicio.

Herrera siente que les fue bien en la audiencia en que lograron frenar la petición del inculpado de seguir el proceso judicial en libertad. Peor también considera que esa audiencia visibilizó cómo las normas penales históricamente no son adecuadas para que las mujeres alcancen justicia.

” En el día a día siguen agrediendo a las mujeres, desapareciéndolas, asesinándolas, pero también están esos puntos de contraste, hemos logrado avances en la aplicación de las normas, esperamos en algún momento no sean necesarias pero por el momento se está avanzando” reflexiona la abogada.

Las abogadas esperan que quienes se encuentran en una situación similar, donde sus agresores fueron detenidos previo a la reforma, puedan acceder al beneficio que hoy se le dio a la familia de Lesvy: “una interpretación conforme y que considera tan grave un feminicidio como un homicidio”, cuenta Herrera.

Antes de la audiencia Araceli Osorio, madre de Lesvy, convocó a manifestarse en contra de la audiencia y a partir de la preocupación de que Jorge Luis consiguiera salir de prisión preventiva. Durante la mañana mujeres publicaron fotos con pancartas y compartieron mensajes de apoyo con los hashtags “#Ningúnfeminicidalibre”, #JusticiaParaLesvy y #JusticiaParaTodas.

“En el caso de Lesvy hay muchas esperanzas de por medio, hay una fuerza de muchas compañeras y un clamor social e insistencia en el tema y en la necesidad de que consideren que nuestra existencia como mujeres es un factor cuando somos violentadas.

La decisión del juez fue así porque nos han tenido que escuchar y no fue solo lo que dijimos en la audiencia sino lo que ellos están escuchando fuera del juzgado también” sentencia Herrera.
—–
Este articulo fue originalmente publicado por Pie de Página, un proyecto de Periodistas de a Pie . IPS-Inter Press Service tiene un acuerdo especial con Periodistas de a Pie para la difusión de sus materiales.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Estación Jordan, Ontario, Canadá. Por Joe Edwards (Canada). Camerá: teléfono móvil

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com