¿Qué significa que Cuba no esté en la lista de países terroristas?

Por Eileen Sosin Martínez  (Progreso Semanal)

Bandera cubana frente la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba.
Bandera cubana frente la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba.

HAVANA TIMES — Es oficial: a partir de hoy Cuba queda fuera de los “países patrocinadores del terrorismo”. Tras los 45 días requeridos –desde que el Congreso norteamericano recibiera la propuesta del presidente Obama de eliminar a la Isla de la “lista negra”-, estamos hablando de un hecho consumado.

¿Qué consecuencias puede tener esta medida? ¿Cuánto podría acelerar el establecimiento de relaciones diplomáticas “normales” con Estados Unidos? ¿Cómo influye en la inserción económica de Cuba a nivel internacional? Varios académicos ofrecen su visión del fenómeno.

Turismo

“Ante todo, Cuba nunca debió aparecer en esa lista como un Estado patrocinador del terrorismo”, opina José Luis Perelló, investigador y profesor titular de la facultad de Turismo de la Universidad de La Habana.

“Para muchos mercados emisores de turismo y sus operadores de viajes, resulta ‘incómodo’ visitar o negociar paquetes turísticos con un destino incluido en una lista como esa. Ello también daña la Imagen Turística de Cuba y sus potencialidades para negociar con importantes compañías internacionales hoteleras y de la recreación. La exclusión de Cuba de la ‘lista’ revierte esos impactos negativos.

“El anuncio de las intenciones de restablecer las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, la apertura de embajadas y la eliminación de la lista de patrocinadores del terrorismo, han tenido como respuesta un vertiginoso crecimiento del turismo internacional hacia la Isla. Hasta este mes de mayo han arribado un millón y medio de visitantes internacionales. Y no solamente desde Estados Unidos, que ha crecido en las llegadas un 36% en lo que va de año; también Alemania (22%), Francia (25%), Reino Unido (26%), España (16%), por citar algunos.

“Es también una oportunidad para la integración turística caribeña; ahora le toca a los pequeños estados insulares trazar estrategias para el multidestino, con nuevas rutas comerciales de ferries y una novedosa movilidad del yatismo. En la industria de cruceros las oportunidades y el potencial de integración serán extraordinarios.

“Para el país desarrollar el turismo exigirá nuevas inversiones en infraestructuras de apoyo: modernización de puertos y marinas; ampliación de aeropuertos y construcción de otros nuevos; reparación de vías y mejoramiento del transporte terrestre. Tales inversiones exigen cuantiosos montos, solamente posibles mediante instituciones financieras internacionales, de las que Cuba está excluida, entre otras razones por aparecer en la lista de países patrocinadores del terrorismo”.

“Faltaría que la Casa Blanca inicie la revisión de los mandatos del Congreso que condicionan la relación de Cuba con las instituciones financieras internacionales.La legislación permite una dispensa si el Presidente determina que hacerlo beneficia los intereses de Estados Unidos y así lo notifica al Congreso”, concluyó José Luis Perelló.

Inversión extranjera

“Que Cuba esté fuera de la lista de países terroristas, y con el anuncio de ambos gobiernos sobre una normalización de las relaciones diplomáticas, es una buena señal, no solo para los empresarios de Estados Unidos, sino para posibles inversionistas de ese origen, respecto a pensar en cómo participar en la apertura económica que el país está realizando”, señala Omar Everleny, profesor e investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana (CEEC).

“También para la comunidad inversionista de otros orígenes –especialmente europeos y latinoamericanos-, está el temor de que pudieran ser desplazados del mercado cubano en el largo plazo, por lo que han incrementado en los últimos 4 meses su agresividad en presentar proposiciones atractivas para el Estado cubano.

“Así, después del anuncio realizado el 17 de diciembre, son más de 300 las propuestas de inversión que ha recibido la Oficina de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, e incluso sin poder materializarlo aún, hay propuestas de Estados Unidos.

“Los bancos, o entidades financieras, estarían menos atemorizadas en intercambiar y buscar información sobre la realidad nacional, ya que Cuba tenderá a ser un país más ‘normal’ para sus intereses económicos en el futuro, y desde ya pueden decidir estudiar las potencialidades que ofrece al empresariado de Estados Unidos.

“Pero lo que no se puede obviar es que las respuestas significativas por parte de los grupos empresariales todavía no se pueden realizar, porque las decisiones económicas sobre Cuba están codificadas en un entramado legal y jurídico, son leyes, que solo se pueden derogar por el Congreso norteamericano. De ahí la importancia de potenciar un fuerte cabildeo por parte de los intereses de las grandes corporaciones o empresas de Estados Unidos, que entiendan las bondades de un nuevo mercado que se abre para ellos”, notó Omar Everleny.

Política

“Primero hay que decir que Cuba saldrá de una lista donde nunca debió estar. Es una cuestión de justicia elemental”, apunta Dalia González, profesora e investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre los Estados Unidos (CEHSEU).

“La designación de Cuba ha tenido que ver más con motivaciones políticas que con alguna causa real. De hecho, el último reporte anual del Departamento de Estado, publicado el 30 de abril de 2014, admitía, como en ocasiones anteriores, que ‘no hay información de que el gobierno cubano haya suministrado armamento o entrenamiento paramilitar a grupos terroristas’. Y más allá, se trata de una lista que ni siquiera debería existir – ¿quién otorgó el derecho al Departamento de Estado norteamericano de decidir qué país es terrorista y sancionarlo por eso?

“Una vez que un Estado es designado patrocinador del terrorismo, existen consecuencias tanto simbólicas como económicas. Forma parte de la demonización de un país, y eso no es algo menor. Incluso para Obama, sería más difícil explicar que quiere normalizar relaciones con un país que ellos mismos consideran patrocinador del terrorismo. En términos prácticos, la decisión del presidente norteamericano –largamente esperada-, elimina uno de los principales obstáculos para el restablecimiento de los nexos diplomáticos entre ambos países.

“Estar en la lista implica restricciones legales en cuanto a exportaciones, comercio, ayuda al desarrollo, créditos y otros. En el caso cubano, casi todo el costo económico de estar en la lista queda subsumido por el bloqueo. El resultado es que la Isla ha sufrido una doble persecución: en el acoso a sus transacciones financieras en el mundo, y la consiguiente negativa de bancos a operar con Cuba por temor a las sanciones de Washington; y en la imposición de multas multimillonarias a estos.

“Tal situación explica, además, por qué no existía un banco que diera servicios financieros a la Sección de Intereses de Cuba en Washington. Adicionalmente, los legisladores contrarios a Cuba en el Congreso estadounidense han presentado proyectos de ley contra los países incluidos en la lista para, de esa forma, afectar a la nación antillana por decantación, y mejorar las posibilidades de éxito de sus propuestas.

“Como Cuba dejará de ser vista como una supuesta ‘amenaza’, eso podría facilitar los propios debates en el Congreso en torno al bloqueo, y restarle argumentos a quienes abogan por mantenerlo”, concluyó Dalia González.



16 comentarios sobre “¿Qué significa que Cuba no esté en la lista de países terroristas?

  • Gandhi definió todo esto muy claramente: “comercio sin moralidad”

    Respuesta
  • “¿Qué significa que Cuba no esté en la lista de países terroristas?” Pregunta cándidamente este artículo.

    Pues significa, ante todo, que ahora los Castro y la Dictadura disponen de aún más impunidad para meterse en todos los trapicheos internacionales en los que están, incluidas las megacuentas bancarias donde meten el dinero que le roban al pueblo cubano; carta blanca aunque estén en el besuqueo con países como Corea del Norte o Irán o cuanto extremista de izquierda haya por el mundo; dar aún más la imagen de que en Cuba se están haciendo cambios cuando el pueblo sabe bien que lo único que no está cambiando es la miseria en la que sobreviven.

    Pero bueno, entendamos a Obama, como no le sale una bien ni en Medio Oriente, ni en Asia, ni en África ni en el resto de América Latina, pues al menos así “justifica” el acelerado Premio Nobel de La Paz que le dieron.

    Por otra parte, en realidad al Presidente USA no tiene por qué importarle los derechos del pueblo cubano. Ese debería ser un problema, ante todo, del pueblo cubano que en su mayoría calla y otorga el poder a los Castro.

    Respuesta
  • ….que significa???….que se ha hecho justicia….que cuba nunca debio estar en esa lista…. y menos en esa lista hecha por el pais que mas actos terroristas ha financiado,preparado y ejecutado contra cuba….la razon se ha impuesto a la prepotencia y el capricho aunque a muchos la bilis no les permita ver ni reconocer esto…

    Respuesta
    • Hola Eduardo a proposito que Cuba salió de la lista. Te has preguntado porque entró en ella? Bueno busca un libro muy bueno que se llama “Las guerras secretas de Castro” así aprendes un poco sobre el gobierno de tu país

      Respuesta
      • ….y te has preguntado porque los usa se toman el derecho de hacer esa lista sin incluirse en ella???….asuntos de conveniencia politica…recuerda que hubo un tiempo en que los usa consideraban a mandela un terrorista y luego lo convirtieron en santo…

        Respuesta
  • El gobierno cubano, que no Cuba, se merecía mil veces estar en esa lista, bastante que armó, financió y entrenó hasta en el propio terrtorio nacional a cuanto descerebrado decía querer inmolarse por la revolución mundial, muchos de ellos connotados asesinos yterroristas. Hoy todavía está fresquito el contrabando de armas con el manicomio coreano, cosa que refuerza el caracter bandidesco de esa dictadura, y cómo no se repugna en asociarse con los peores regímenes del planeta.

    Todavía estoy por ver aquí monumentos y tarjas en honor a terroristas, como los hay en plena Habana; y mucho menos a un presidente que compare a terroristas del IRA con Cristo, como hizo el líder públicamente.

    Respuesta
    • …..no tienes que buscar tarjas y monumentos…ahi cerca,vecino tuyo ,tienes a un ejemplar viviente de lo que es un asesino terrorista…recibe homenajes y honores y al parecer a ti no te molesta ni te repugna….el gobierno cubano y muchos otros merecerian estar en esa lista si esta fuera encabezada por el pais que la confeccionaba y que,bien sabes tu,tiene suficientes merecimientos para ello…tu gobierno no contrabadea armas…las ha entregado y entrega directamente a muchos de los gobiernos y organizaciones mas tenebrosas del planeta…sabes tu bien que tu gobierno ha estado o esta asociado con algunos de los peores regimenes y organizaciones del planeta…pero eso parece que a ti no te repugna….

      Respuesta
    • Estimado jorgealejandro1:

      Estoy completamente de acuerdo con usted.

      Un gobierno que emplea el terrorismo de estado contra sus propios ciudadanos es un gobierno que se merece estar en la lista de países patrocinadores del terrorismo y en la de países terroristas.

      Porque el pueblo cubano desde 1959 ha vivido siempre en el terror inducido “a la invasión yanqui” , “a las destrucción de las conquistas del socialismo”, etc… porque un pueblo que vive en el miedo y el terror es fácil de gobernar y muy fácil de esclavizar.

      Pero, ironía del destino, es hoy Castro II quien está vendiendo la isla en pedacitos a los inversores extranjeros (siempre que le den una tajada a él y a su claque para guardarlas en los bancos suizos) y quien ha destruido las famosas “conquistas” de la salud pública y de la educación, de la atención a los ancianos y enfermos mentales, etc…

      Respuesta
  • Cuba ha dejado de ser una amenaza terrorista para los otros Estados, menos la colonización de la cúpula Venezuela que duplica los mismos mecanismos de represión y silenciamiento del descontento.
    Ahora Cuba tiene que desmantelar su política de terrorismo de Estado interna. No puede seguir reprimiendo con la mayor impunidad.
    Si no lo hace merece la más contundente repulsa internacional.

    Respuesta
  • eduardo:

    Ahí está la diferencia entret tú y yo: En que yo puedo reconocer que el gobierno de Estados Unidos ha tenido relaciones censurables con regímenes que yo rechazo por las mismas razones que rechazo a la dictadura que tú defiendes.

    Tú, no.

    Respuesta
    • …..tu lo puedes reconocer….pero lo haces???….rechazas las relaciones censurables de tu gobierno…y que haces al respecto???….no te parece que ,al mismo tiempo que pides que cuba siga en la lista de paises terroristas,le deberias pedir a tu gobierno que deje de financiar,entrenar ,patrocinar y ahora proteger a terroristas como posada carriles….por ahi deberias empezar ya que tu si vives en la democracia y tu gobierno si te hace caso….

      Respuesta
  • El gobierno cubano dejo de estar en la lista. Los cubanos no somos terroristas.

    Respuesta
  • Significa entre otros temas que el mundo se aligera un tanto de dobles raseros y hegemonismos, a la vez que se va imponiendo un poco de sentido común, factores imprescindibles para una más sana convivencia internacional.

    Respuesta
    • Estimado Isidro:

      ¿Y podría explicar usted, gentilmente, cuál es el “sentido común” que ha acompañado a los Castro hasta el día de hoy?

      Y de paso ¿podría también explicar el doble rasero impuesto por los Castros ( de la serie: Ellos sí pero los demás – entiéndase el pueblo- no) y el hegemonismo que ha caracterizado a la dictadura todos estos años? Hegemonismo que aplican aún hoy, por ejemplo en Venezuela.

      La “sana convivencia internacional” pasa por la eliminación de todo tipo de dictadura ¿no cree usted?

      Respuesta
  • Ja,ja…estimado Dhaniel…imaginé que alguien saldría con estos reclamos.

    Si se fija en las tendencias de opinión al respecto en HT se percatará de que, como en casi todo lo que tiene que ver con la Cuba actual, persistimos en marchar básicamente divididos en dos bandos. Unos poniendo en primer lugar la recuperación de derechos ciudadanos, o incluso apostando por la eliminación total del actual sistema de gobierno de la isla; otros destacando las culpas que sin dudas corresponden a los círculos de poder (fíjese que no sólo me refiero a los gobiernos sucesivos) de EE.UU. en los desenlaces políticos de nuestro país, desde 1898 al día actual. O sea, resumiendo un poco, ¿que debería ser lo primero, desmantelar cualquier tipo de injerencia de los mencionados poderes foráneos en nuestro destino como nación soberana, o requerir de las actuales autoridades cubanas (sin las cuales no podrá conseguirse ninguna evolución) que desmonten el actual status quo?

    Partiendo de simplificar esta bifurcación, soy del parecer de que, ante todo, Cuba debe garantizarse a sí misma el albedrío para decidir motto proprio su destino. Sin una nación que sea nuestra por completo, el país siempre estará sujeto a que factores exógenos nos sigan imponiendo rumbos. Ya de eso vimos bastante desde 1902. Y no quisiera que cayéramos en la ridícula disquisición de comparar la fuerza y capacidad de EE.UU. para influir en nosotros, con la que pudieron o podrían ejercer Rusia, Venezuela o China, por poner tres ejemplos. Sólo EE.UU. es capaz de mover el timón cubano en la dirección que sus gobernantes desean, si es que se le da la oportunidad.

    O sea, que a mi juicio hay que comenzar por retirar todo tipo de sanciones contra Cuba (o su gobierno), devolver a la Nación (sea cual sea su gobierno) la Base de Guantánamo, normalizar las relaciones en todos los aspectos, con la inclusión del compromiso de tratar al país de igual a igual. No más políticas derivadas del Gran Garrote, ni de la Doctrina Monroe. Estas situaciones que acabo de traer a colación han actuado por largo tiempo como obstáculos mayúsculos a la primacía del “sentido común”, si bien no han sido las únicas.

    Logrado este paso, – e incluso durante el proceso- corresponderá a los cubanos TODOS exigir y propiciar que en nuestro país prime ese “sentido común” que tanto Ud. como yo mencionamos, otorgándole cada uno el matiz que entienda. El país es de todos y por consenso mayoritario habrá que decidir su rumbo futuro. De hecho, hay mucha gente conciente de esa necesidad, sean ciudadanos de a pie, o llámense “opositores leales” o no leales, amén de las fuerzas que dentro de la propia oficialidad entienden la necesidad de vuelcos imprescindibles e impostergables. Pero ojo, los impugnadores del actual orden deberán estar sicológicamente preparados para caso de que una porción mayoritaria de la ciudadanía apoye mantener un gobierno derivado del actual. Lo digo para prevenir soponcios.

    Dhaniel, pecibo que diferimos sobre el concepto de “hegemonismo”. Si Cuba fuera “hegemonista”, América Latina y más allá estaría repleta de clones cubanos, y creo que queda claro que a La Habana no le sobran precisamente los seguidores. Ni siquiera en la misma Venezuela, donde en 2002 fuerzas golpistas depusieron por la fuerza al presidente electo y declararon un estado de sitio a la Embajada de Cuba. Que haya cierta influencia en los círculos gobernantes y afines no debe extrañar, por la afinidad política y la importancia de la cooperación bilateral, pero si el chavismo pierde en las urnas, la bandería cubana no tendrá más opción que recoger las maletas.

    Si para que rija una “sana convivencia internacional” fuera menester la desaparición de cualquier asomo de tiranía, EE.UU. estaría hoy bloqueando a Arabia Saudí, uno de sus grandes aliados en el mundo, o se negaría a cualquier trato con Guinea Ecuatorial, o no le habría levantado el embargo de armas a Viet Nam, como hizo en fecha reciente. Tendría que replicar las sanciones que hoy aplica a Cuba por mil, y no creo que el Departamento del Tesoro tenga ese poderío. Actuar dentro de los límites del respeto al derecho soberano de cada nación es principio sine qua non para garantizar esa “sanidad” a la que aludo.

    Por último, siempre es un placer intercambiar con Ud., más allá de nuestras diferencias.

    Respuesta
    • Estimado Isidro:

      El placer de conversar a través de HT es mutuo, sobre todo por el modo respetuoso que usa usted para intercambiar con quien piensa diferente, a diferencia de algunos lamentables trolls mayúsculos que se pasean por estos lares.

      Lo sorprendente es que coincido con usted en casi todo. Pero…pero no se puede tratar a la víctima y al victimario en igual modo y sentarles juntos para hacer “terapia de grupo”, ea algo que cualquier psicólogo le podrá explicar.

      En lo que nunca podré coincidir con usted es en incluir en el futuro de Cuba a los Castro y sus generales porque todos ellos tienen manchadas las manos con la sangre del pueblo cubano. Cuando usted utiliza el “TODOS” con mayúsculas está presuponiendo que ESOS que han malgobernado Cuba hasta el día de hoy estén dispuestos a respetar la opinión y decisión del pueblo libre, cosa que hasta el día de hoy y después de más de 50 años nunca han tenido ninguna intención de hacer. Y lo demuestran continuamente en cada cosa que dicen y hacen.

      En cambio cuando usted dice “TODOS” me gustaría pensar además a todos los cubanos que hemos sido obligados (y uso la palabra literalmente) a irnos de Cuba y a todos aquellos a los que se les prohíbe regresar por el simple hecho de pensar diferente. ¿Ve? Según mi opinión uno de los primerísimos pasos debería ser el de dejar que todo aquel que sea ciudadano cubano pueda entrar y salir en total libertad a Cuba. Ese sería un buen modo de empezar a decir “TODOS” correctamente ¿No cree usted?

      En cuanto a lo de la sana convivencia internacional, cuando le dije que para lograrla era necesario erradicar las dictaduras pues me referí a TODAS las dictaduras sean de derechas como de izquierdas sean religiosas como laicas. Sean de sangre “azul” o roja.

      Los principios universales no se limitan solo a la mezquindad de las relaciones y conflictos entre Cuba y USA.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Alegres en La Habana, Cuba. Por Francisco Santiago Día (México). Cámara: Canon Eos 30D

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]