Ortega niega a la prensa extranjera entrar al país

a cubrir sus elecciones

Un funcionario de Migración de Nicaragua expulsa a un equipo periodístico del diario hondureño El Heraldo. Foto: Tomada de El Heraldo

Migración prohíbe el ingreso a una decena de reporteros y fotoperiodistas de medios internacionales, pese a que han cumplido con todos los requisitos

Por Confidencial

HAVANA TIMES – El régimen orteguista, ha bloqueado el ingreso de la prensa extranjera para cubrir las elecciones del próximo domingo 7 de noviembre. Cerca de una decena de reporteros y fotoperiodistas, de diferentes medios internacionales, han intentado entrar al país, pero las autoridades migratorias no lo han permitido, pese a que han cumplido con todas las exigencias migratorias y sanitarias.

Frédéric Saliba, corresponsal en México del diario francés Le Monde (El Mundo), no podrá cubrir las votaciones de este domingo porque no le permitieron entrar al país. El 16 de octubre, un día antes de su viaje, la aerolínea le notificó que su boleto fue cancelado debido a una decisión de las autoridades nicaragüenses por “razones migratorias”. No hubo más explicaciones, pese a que el periodista había cumplido con todos los requisitos, incluidos sanitarios, para ingresar al país.

El periodista estuvo en Nicaragua en las elecciones de 2016, en las que Daniel Ortega se alzó con su tercer periodo en el poder. Viajó nuevamente en 2018 para contar el estallido social.

Las elecciones de este domingo, en las que Ortega busca entronizarse en la Presidencia junto a su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, han sido cuestionadas por la comunidad internacional por carecer de condiciones mínimas de transparencia. La oposición las califica como una “farsa” y un “circo”. El proceso no cuenta con observación electoral nacional e internacional.

Expulsan a equipo periodístico de El Heraldo

El jueves 28 de octubre, un equipo del diario hondureño El Heraldo —un fotoperiodista, un conductor y un reportero— ingresó al país por el puesto fronterizo El Guasaule, Chinandega, pero al llegar a la oficina de la Dirección General de Migración y Extranjería, el capitán Osman Saez los expulsó. Todos cumplían con los requisitos migratorios.

Saez condujo al periodista Carlos Girón a una oficina y solicitó sus datos personales, además de interrogarlo sobre su trabajo en el diario y el motivo de su visita a Nicaragua. En un momento, el capitán quiso tomar el teléfono del reportero, pero este se lo impidió. El hombre quería cerciorarse que no estuviera grabando la conversación, y le dijo que estaba prohibido que lo hiciera, que lo apagara, relató el comunicador a CONFIDENCIAL.

Luego apareció una persona que el capitán identificó como su “jefe”, y este se dirigió al equipo periodístico y les dijo: “a partir de este momento, ustedes quedan expulsados de Nicaragua. Su presencia no es bienvenida acá, y —chasqueando los dedos—, se me van ya”, contó Girón, quien también expresó que están “vetados” porque les llenaron un expediente que implica que no podrán ingresar al país en el futuro. Las autoridades los custodiaron y grabaron hasta que se fueron.

Esta es la primera vez que un equipo del diario hondureño es expulsado del país. En ocasiones anteriores, periodistas entraron y realizaron su trabajo sin inconvenientes, explicó el periodista. Su caso y el de Saliba son los más recientes, pero no los únicos. A inicios de octubre, un equipo de CNN Internacional quiso también llegar a Nicaragua, a través de la frontera terrestre con Costa Rica, pero no los dejaron pasar, según un reporte de Le Monde.

CONFIDENCIAL confirmó otros casos de corresponsales extranjeros, que no hicieron públicas sus experiencias, pero que tampoco les permitieron entrar a Nicaragua. El pasado 17 de junio, el Gobierno de Nicaragua no aprobó el ingreso del periodista Anatoly Kurmanaev, de The New York Times.

Parte de la agenda de los medios

Saliba y la periodista nicaragüense Tifani Roberts, de la cadena Univisión, coincidieron que el régimen utiliza la pandemia como un filtro para permitir el ingreso o no al país. Parte de los requisitos sanitarios que solicita el Gobierno orteguista a extranjeros y nacionales es el resultado negativo de una prueba PCR y sus datos personales. Estos junto a la lista del vuelo deben ser remitidos por parte de la aerolínea a las autoridades nacionales 72 horas previas al vuelo, tiempo en el que los periodistas consideran pueden indagar la identidad de los viajeros.

Roberts, quien ha cubierto varios procesos electorales, explicó que las elecciones de Nicaragua forman parte de la agenda de medios estadounidenses y europeos desde la década de los ochenta, pero este año “no van a poder (estar en el país) porque no hay acceso”.

“A como los nicaragüenses hemos vivido una represión sin precedentes, los periodistas también hemos vivido una falta de acceso sin precedentes”, expresó Roberts.

Para Saliba, la postura del Gobierno de Ortega “es muy preocupante para la libertad de prensa en Nicaragua. Es un signo tremendo de una radicalización del régimen hacia la libertad de prensa”.

Bajo esa misma línea, Roberts subrayó que “los medios internacionales que quieren entrar a Nicaragua por más independiente que sean, el Gobierno los considera enemigos porque no están alineados a ellos. O estás conmigo o sos mi enemigo. Esa es la posición que el Gobierno ha adoptado, y no ha cambiado nada de 2018 para acá, simplemente se ha agudizado”.

Ambos reporteros aseguraron que, aunque no se logró ingresar al país, siempre se cubrirá el proceso electoral. “No nos impide trabajar a nosotros, pero nos quita los ojos”, afirmó Saliba, quien sigue escribiendo sobre la coyuntura política nicaragüense.

Roberts señaló que “no hay manera que el mundo no se entere de lo que va a suceder en Nicaragua el 7 de noviembre”.

Sin acreditación a la prensa

Antes del estallido social de 2018, cualquier solicitud de acreditación de cobertura para la prensa extranjera se hacía a través de Idania Castillo, codirectora de la Cinemateca Nacional. Sin embargo, actualmente no responde las solicitudes de periodistas interesados en saber si existe un proceso de acreditación para la cobertura electoral, confirmó un reportero nicaragüense que por temor a represalias solicitó omitir su identidad.

La misma fuente explicó que desconoce sí el Consejo Supremo Electoral (CSE) ha organizado una acreditación especial para la prensa nacional, a como ocurrió en 2016, año en que la pareja presidencial aún permitió que agencias de noticias, prensa extranjera y periodistas locales los fotografiaran, tras ejercer el sufragio en la Junta Receptora de Votos que el CSE montó exclusivamente para Ortega y Murillo, adentro del anillo de seguridad de El Carmen.

Otra fuente confió a CONFIDENCIAL que otros periodistas en el país escribieron a Castillo para consultar sobre el proceso de acreditación de cara al 7 de noviembre, pero esta respondió: “Gracias por su interés”.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *