Ortega “entrega” territorios indígenas para la minería

El 66% de la Reserva Natural de Biosfera Bosawás fue entregada para la minería. Foto: Archivo

Hasta 2021, la Fundación del Río ha cuantificado al menos 141 concesiones en tierras de pueblos chorotegas, matagalpas, mayangnas y miskitos

Por Confidencial

HAVANA TIMES – Nicaragua es el país de Centroamérica que tiene la mayor cantidad de concesiones mineras en territorios indígenas y afrodescendientes, revela el boletín de monitoreo “Nicaragua y su oro perverso”, realizado por la Fundación del Río. Según el informe, hasta 2021 se han cuantificado 141 concesiones en estos territorios.

“El Estado ha declarado áreas de reservas mineras, sin ni siquiera consultarles, y en vez de garantizar sus derechos territoriales, se vuelve socio de trasnacionales que se instalan para saquear y despojar a las comunidades más empobrecidas”, señala el informe.

Según la Fundación del Río, hay cinco concesiones mineras que afectan directamente el territorio de los pueblos chorotegas, una a los matagalpas, seis a los mayangnas, siete a los miskitos y dos a los territorios multiétnicos mayagnas y miskitos.

“Hemos cuantificado 141 concesiones de minería dentro de territorios indígenas y afrodescendientes, 69 concesiones otorgadas y 72 solicitadas; además de 42 lotes que se han declarado áreas de reserva minera. Es decir, un total de 183 lotes de concesiones y áreas de reserva minera se encuentran en territorios indígenas”, explican.

El informe de la Fundación del Río parte del análisis de una base de datos construida con datos oficiales del Ministerio de Energía y Minas (MEM) y el mapa de derechos mineros. Asimismo, incluye información independiente recopilada por organizaciones e instituciones que han investigado el sector minero en Nicaragua.

“Se han identificado a 19 empresas con concesiones mineras (otorgadas y solicitadas) dentro de los territorios indígenas y afrodescendientes, pero es en cinco de ellas, concentran la mayor cantidad de concesiones (65%)”, señalan.

Las principales empresas que dominan estos territorios son Calibre Mining Nicaragua S.A., HEMCO Nicaragua S.A. y CXB Nicaragua S.A., que vendió parte de sus derechos mineros a Calibre Mining Corp. Mientras, las 42 áreas de reserva minera están controladas por la Empresa Nicaragüense de Minas (Eniminas) y el MEM.

“La organización hace un llamado a las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes a que resistan el embate del modelo de saqueo y despojo que impone el régimen de Ortega-Murillo, en sociedad con las empresas mineras; y solicita el apoyo de la comunidad internacional, las organizaciones ambientales y de la sociedad nicaragüense para acompañar y acuerpar la denuncia frente a la minería metálica”, según el documento.

Concesiones mineras incrementaron con Ortega

El análisis de la Fundación del Río también revela que el número de hectáreas cedidas a la minería han incrementado hasta seis veces con el Gobierno de Daniel Ortega que con los tres anteriores. Estos últimos acumularon un total de 139 852 hectáreas concedidas a la minería y en los 16 años del mandato de Ortega ha entregado 782 628 hectáreas, que representan el 6.5% del territorio nacional.

En total, identificaron 54 empresas que controlan las concesiones mineras, pero hay cinco —mayoritariamente extranjeras— que manejan el 60% de las hectáreas cedidas.

“Hemos identificado que las empresas de origen canadiense son las que tienen mayor cantidad de concesiones y juntas abarcan el 35% del área concesionada, una sola empresa colombiana tiene el 21% del área concesionada, empresas nicaragüenses tienen el 11% y empresas del Reino Unido tienen el 10%”, detallan.

Tabla de datos extraída del informe sobre minería en Nicaragua creado por la Fundación del Río

Minería impacta reserva Bosawás

La fundación también señala que el 66% de la Reserva de Biosfera Bosawás fue concedida a la minería industrial y artesanal de oro. “El área total de los 98 lotes mineros representa 1.3 millones de hectáreas, es decir, el 66% de toda la reserva. Las empresas más beneficiadas de estas concesiones son Calibre Mining Corp a través de su subsidiaria Calibre Mining Nicaragua S.A. y de otras empresas que les han vendido sus derechos de concesión”.

Bosawás fue declara por la UNESCO como reserva de biosfera en 1997 y, por lo tanto, las empresas mineras estarían incumpliendo el marco legal ambiental al ejecutar actividades de exploración y explotación minera, señalan.

“Según el análisis del mapa de concesiones dentro de la reserva, 79 concesiones corresponden a empresas mineras, de las cuales 60 han sido otorgadas y 19 se encuentran en solicitud, también 19 están consideradas como áreas de reserva mineras administradas discrecionalmente por el MEM y ENIMINAS”, cita el informe.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.