Nombres que dejó el tornado de La Habana

De izquierda a derecha Iliet Rodríguez, profesora de la Facultad de Psicología, Alianis Bejerano Bonilla, psicóloga, y Fanny Gesto, estudiante de tercer año.  Foto: Archivo de IPS Cuba

A un año del devastador fenómeno, estudiantes de Psicología que brindaron atención a las niñas y niños de las zonas afectadas mantienen el proyecto comunitario llamado Nombres

Por IPS Cuba

HAVANA TIMES – El inusual paso de un tornado EF-4 por la capital cubana, un día como hoy de 2019, dejó devastadas zonas de cinco municipios. Al día siguiente, las redes sociales se llenaron de iniciativas ciudadanas para apoyar a los afectados, con el protagonismo de los estudiantes universitarios.

“Al principio nos incorporamos como otros estudiantes de la Universidad de La Habana que podíamos aportar un poco más con nuestros conocimientos”, contó a la Redacción IPS Cuba, Iliet Rodríguez, quien integra una iniciativa ciudadana que luego llamaron proyecto Nombres.

Así comenzaron a hacer sesiones grupales con niños y niñas de Luyanó, una de las zonas más afectadas por su densidad poblacional y antigüedad de las construcciones, en la casa de una vecina que también había perdido gran parte de su vivienda, sita en esquina a Mangos y Delicias.

En esos días todo eran números, cantidad de personas sin casas, materiales que se necesitaban… Sentíamos que era importante establecer un trato más cercano, íntimo.

“Queríamos agruparlos en un espacio más o menos seguro y trabajar sobre lo que había sucedido, que ellos contaran sus vivencias, saber por dónde iban sus emociones, cuánto entendían, todo esto a través del dibujo como instrumento para ventilar sentimientos, y también a través de juegos y representaciones con títeres”, dijo Rodríguez.

Luego pasaron a las escuelas, y más tarde a los albergues. Estuvieron alrededor de tres meses trabajando en las primarias Ñico López y Oscar Rodríguez, del municipio de Diez de Octubre.

En ese tiempo, además de la asistencia profesional, incluso a algunos de los profesores damnificados, el colectivo tuvo un rol de cuidado mientras padres y profesores atendían las labores de recuperación.

¿Por qué Nombres?

Desde el principio quisieron aprender cada uno de los nombres de las personas que apoyaban. Llevaban una pequeña lista con una descripción para identificarlos.

“Creo que por eso, ellos también aprendieron nuestros nombres. Fue algo bonito que salió de esa experiencia”, comentó Fanny Gesto, de 24 años y nacionalidad española, que cursa el tercer año de Psicología.

Recuerda Rodríguez que en esos días todo eran números, cantidad de personas sin casas, materiales que se necesitaban… “sentíamos que era importante establecer un trato más cercano, íntimo”, compartió la joven, de 23 años, que hoy es profesora en adiestramiento de la Facultad de Psicología de la UH.

Acompañamiento psicológico

Aunque la Sociedad Cubana de Psicología tiene una sección que se dedica a la atención psicológica en situaciones de desastres, las entrevistadas desconocen si existe un protocolo incorporado al sistema de respuesta que incluya esta dimensión.

“En mi experiencia se tienen más incorporados a los bomberos, médicos, incluso psiquiatras, mientras los psicólogos están más apartados desde el punto de vista institucional”, explicó Alianis Bejerano, de 23 años y recién graduada de Psicología.

Las personas reaccionan de diversas formas ante ese tipo de acontecimientos, pero lo más común es que despierte ansiedad, depresión y miedo por las pérdidas.

Bejerano advirtió que, “cuando ocurre un fenómeno como este, que no se esperaba y para lo que no tienes forma de prepararte, se necesita una atención diferenciada. Las personas que hacen acompañamiento desde su rol en la comunidad tal vez no puedan brindar apoyo, porque ellas mismas pueden estar afectadas”.

También resulta complejo el proceso de reubicación, muchas personas desarrollaron toda su vida en ese espacio y de momento se tienen que ir a otros, donde a veces las condiciones no son las mejores, o tienen que estar lejos de sus amigos o mascotas, explicó.

Dentro de los espacios que se crearon para dar albergue temporal a los afectados, Nombres también desarrolló un grupo de acciones.

En uno de los refugios encontraron alrededor de 12 niños menores de cinco años, 10 lactantes y varias mujeres embarazadas que expresaron su temor a que el bebé naciera ahí o por la seguridad de sus hijos en esas condiciones.

“Allí hicimos una sesión grupal con las madres, para de alguna manera tratar todos esos sentimientos ambivalentes que podía generar una situación como esa”, recordó Rodríguez.

Al mes del paso del tornado, la Facultad de Psicología, que tardó un poco más en organizarse para la intervención, incorporó estudiantes de prácticas profesionales en el terreno. También asistieron varios especialistas del Centro de Orientación y Atención Psicológica, lo que permitió una mayor cobertura, según las jóvenes entrevistadas.

Intervención Ama tu zona, en el Parque Reyes y el área deportiva de Luyanó, el 26 de octubre de 2019.  Foto: Víctor Manuel Cervantes/Cortesía de Nombres

Aprendizajes

“Me impresionó mucho la forma en que entendieron que se pueden hacer cosas, incluso con pocos recursos, en las condiciones más complejas, y siendo niños. Es una forma de empoderarse que para nosotras también fue un aprendizaje”, rememoró la joven profesora.

En la actualidad, se mantienen realizando talleres en el Joven Club de Luyanó, como un espacio comunitario que trabaja por la resiliencia.

Hace apenas tres meses realizaron, con el apoyo de la comunidad, una intervención en una de las áreas deportivas de la zona, como parte de una acción del proyecto de muralistas y artistas Plásticas 92.

“Lo que queremos es que se conviertan en agentes de cambio, que en algún momento sean capaces de hacer y tener ese tipo de iniciativas aún sin nuestra presencia”, añadió Gesto.

———

Pérdidas por el tornado

La Redacción IPS Cuba recuerda la dolorosa pérdida de vidas humanas a un año del desastre, que dejó un saldo de:

-Siete fallecidos y más de 200 lesionados, víctimas de derrumbes parciales o totales de viviendas, caída de árboles u otros desastres causados por el fenómeno

-9.916 personas evacuadas, de las cuales 1.045 estuvieron en centros estatales, y el resto, en casas de familiares y amistades.

-7.872 viviendas dañadas (730 derrumbes totales, 931 derrumbes parciales, 1.109 pérdidas totales de techo, 1.950 pérdidas parciales de techo y 3.152 daños en viviendas catalogadas como tipología I, consideradas en buenas condiciones para enfrentar eventos meteorológicos).

-Cuantiosos daños en el sector público, industrial y la red eléctrica y telefónica, entre otros.



2 comentarios sobre “Nombres que dejó el tornado de La Habana

  • En un desastre toda ayuda es necesaria, psicólogos, médicos, bomberos, policía, rescatista, todos tienen una función que desarrollar, los reporteros que son tan repudiados en cuba por la policía, por el desconocimiento de la importancia que tiene la memoria fotográfica o documentar, los materiales es muy importante, como la atención a los menores y ancianos estas personas que se sienten desprotegidos después de un desastre que derrumba sus casas.

    Respuesta
  • Excelente proyecto. Muy necesario en casos como ese de desastre extremo. Me atrevo a decir que en efecto no existe ningún protocolo para la atención sicológica post desastre. Aquí en mi territorio vivimos con el huracán Sandy un fenómeno de desastre similar, todo quedó desvastado y la gente desesperada. Nadie fue atendido por un sicólogo. A los tres días la noticia de que los materiales de construcción por vez primera tenían que pagarlos a precios altos en las entonces nuevas tiendas de materiales de construcción (rastros le dicen en la Habana). Hubo una convulsión social inmediata y enseguida anunciaron bonificaciones del 50%. Fue la única terapia sicológica que recibimos.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Dorado, La Habana, Cuba.  Por Norio Hattori (Japón).  Cámara: Fujifilm XT-2

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]