Médico especialista despedido por no apoyar a Ortega

El Doctor Pablo Moreno.

Médico despedido del Hospital Manolo Morales es un gastroenterólogo con más de dos décadas de experiencia y 31 años de labor profesional

Por Ana Lucia Cruz  (Confidencial)

HAVANA TIMES – El doctor Pablo Moreno Padilla, gastroenterólogo y médico internista del Hospital Roberto Calderón, también conocido como Hospital Manolo Morales, denunció este miércoles que el Ministerio de Salud (Minsa) decidió despedirlo de forma “represiva e ilegal” por ser crítico al régimen de Daniel Ortega.

Moreno recibió una carta, firmada por Alicia Martínez, responsable de recursos humanos del Hospital Manolo Morales, donde se le indica que su contrato de trabajo queda “terminado” y se le retira de su cargo de “médico internista” por supuestamente “abandonar su puesto de trabajo de manera reiterada durante su jornada”.

Excusa barata

La justificación es “excusa barata, burda”, señala el especialista, ya que la misma responsable reconoció que era “una orden superior”, aseguró el médico a Confidencial. En sus redes sociales denunció que su despido se debía a que no pertenecía a grupos “afines o de los silenciados por los dictadores Ortega-Murillo”.

Martínez llegó al consultorio de Moreno acompañada de un hombre, quien se identificó como abogado, y le entregó la carta de despido al doctor. Él se negó a firmarla e insistió hablar con el director del hospital, quien “se quedó impávido porque ni él sabía sobre el despido”.

El abogado intentó impedir que el doctor Moreno se movilizara en las instalaciones del hospital, lo siguió a todas partes y esperaba que los guardas de seguridad “hicieran el trabajo sucio de sacarme”, cuenta Moreno. Pero ninguno de ellos se le acercó.

El médico de 56 años no se sorprendió por su despido, ya que él ha sido una voz crítica sobre el manejo de la pandemia, ha expuesto lo que piensa en sus redes sociales, y asegura que los médicos que quedaron en el hospital, en el que laboró 28 años de su vida, “tienen temor de opinar hasta en las redes porque creo yo, que tienen miedo a perder su trabajo y se sienten intimidados”, expresó.

No quieren “estorbo”

Pero además, el médico considera que en el actual contexto electoral, el Gobierno no quiere a nadie que le “haga una mínima sombra o le sea un estorbo en este periodo y yo he sido un estorbo y un crítico en este periodo”, aseguró.

El médico Moreno considera que buscan tener una “oscurana de información”, ya que él sabe que de los especialistas actuales en el hospital nadie se atrevería a realizar una mínima publicación en redes por temor y en el caso de los otros centros médicos, “ya los barrieron”. “Yo era el último estorbo a quitar”, expresó.

Asimismo, considera que la “orden superior” de su despido también se explica por el comportamiento del sindicato Central de Trabajadores de la Salud (Fetsalud)-brazo político del Gobierno, liderado por el diputado y sancionado Gustavo Porras-, al que él pertenecía. En ningún momento “apareció, más bien, se desapareció”, dijo.

Moreno tenía veintiún años como especialista de Gastroenterología y era el único en el Minsa, cuenta. Él atendía de 25 a 30 pacientes a la semana, varios de ellos, transferidos de otros hospitales departamentales, además de las hospitalizaciones. Con su despido, no sabe qué pasará con sus pacientes.

En general, ha dedicado 31 años de servicio en Salud. Dijo además, que ningún médico debe ser “asalariado del pensamiento oficial” y advirtió que seguiría “en pie”.

Despedidos por razones “políticas”

En los últimos casi tres años de crisis sociopolítica, los médicos nicaragüenses han sido víctimas de despidos “políticos”, denuncia la Unidad Gremial por Nicaragua.

El doctor José Luis Borge, integrante de la Unidad Gremial, detalla que como organización contabilizan que, desde el inicio de la crisis sociopolítica en abril de 2018 hasta la fecha, 480 trabajadores de la salud han sido despedidos por causas “políticas”.

Borge detalla que durante la pandemia de la covid-19, que inició desde marzo de 2020 en Nicaragua, se han reportado 33 médicos despedidos, incluyendo el despido del doctor Moreno.

“En estos tres años tenemos ya casi 500 trabajadores de la salud despedidos arbitrariamente, donde el Minsa incumple los códigos laborales y convenios por razones políticas, inventando cualquier excusa”, denuncia.

Además, indica que tienen conocimiento de 117 médicos que a nivel nacional “han sido forzados a poner su renuncia” y que en la mayoría de estos casos “no les han cumplido con sus prestaciones a las que tienen derecho por Ley”.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *