La ruptura de Ortega con Taiwán, el “más generoso” de sus donantes

Laureano Ortega firmó el restablecimiento de relaciones diplomáticas con China. Foto: Tomada de Presidencia

Hijos de Ortega aparecen en China sellando el alineamiento geopolítico del régimen; Taiwán lamenta el “desprecio” tras décadas de cooperación

Por Confidencial

HAVANA TIMES – Horas después que el canciller Denis Moncada anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas de Nicaragua con Taiwán, los hermanos Laureano y Rafael Ortega Murillo, hijos de la pareja gobernante, se reunieron con una representación del Gobierno de la República Popular China, en la ciudad norteña de Tianjin, a unos 200 kilómetros de Pekín, con el propósito de restablecer las relaciones con el gigante asiático.

El Gobierno de Taiwán, por su parte, lamentó la ruptura de relaciones diplomáticas con Nicaragua y el “desprecio” a la larga amistad entre ambos pueblos por parte del Gobierno de Daniel Ortega.

Durante la década de los 80, el Gobierno revolucionario rompió relaciones con Taiwán y estableció relaciones diplomáticas con China. Sin embargo, las relaciones internacionales del Gobierno sandinista se alinearon en torno a la Unión Soviética y el bloque de países socialistas, mientras Pekín mantuvo una relación distante brindando poca cooperación económica al primer Gobierno de Ortega.

Pero la “larga amistad” de Taiwán con Nicaragua se puede medir en los muchos millones de dólares, que a Ortega fueron entregados con pocas condiciones aún después de la represión y masacre orteguista contra la rebelión ciudadana de 2018, que costaron varias alianzas y apoyos internacionales al régimen.

Así, mientras la mayoría de la comunidad internacional condenaba el abuso de poder y las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, el Gobierno de Taiwán permaneció leal al régimen de Ortega, que hoy le da la espalda.

Incluso, al embajador de Taiwán, Jaime Chin Mu-Wu, se le veía regularmente en los medios de propaganda oficial; un día donando viviendas; otro anunciando las “buenas noticias” de cómo su país había financiado infraestructura educativa, o inaugurando casas maternas en zonas rurales.

Taiwán, el más generoso

Durante dos años consecutivos (2020, y los primeros tres trimestres de 2021), Taiwán fue el más generoso de los donantes bilaterales con el sector público nicaragüense.

Según el Informe de Cooperación Oficial Externa (ICOE 2020), del Banco Central de Nicaragua (BCN), en el año pasado, el pequeño país instalado en la isla asiática de Formosa entregó 27.9 millones de dólares (45.1% de los 61.8 millones de dólares recibidos por el sector público), a lo que se suman 0.1 millones donados al sector privado (el reporte no indica a quién o para qué), con lo que el aporte de la isla se elevó hasta 28 millones donados en 2020.

El canciller Denis Moncada Colindres tras condecorar al embajador de Taiwán en Nicaragua, Jaime Chin-Mu Wu. Foto: Tomada de El 19 Digital

En el apartado de las relaciones comerciales, entre enero y septiembre de este año, las exportaciones de Nicaragua a Taiwán ascendían a 66.3 millones de dólares, y en el renglón de las importaciones, el país compró mercancías por 24.4 millones a Taiwán, según datos oficiales publicados en el sitio web del BCN.

Pero nada de eso sirvió para evitar que el régimen de Ortega le diera la espalda.

El acercamiento de Ortega con China

En los últimos quince años, varias misiones oficiales realizaron visitas de trabajo a China, buscando préstamos, donaciones, e inversiones, pero en todos los niveles del Estado de la República Popular China la respuesta fue la misma: Mientras Nicaragua no rompiera con Taiwán y estableciera relaciones diplomáticas con China, no habrían relaciones de cooperación económica estatal.

En 2013, el régimen nicaragüense otorgó a la empresa Hong Kong Nicaragua Canal Development Investment Co.; Ltd. (también conocida como HKND Group), una concesión para construir un canal interoceánico, a un costo inicial de 40 millardos de dólares, que luego subiría a 50 millardos y finalmente no se concretó.

Mientras tanto, el comercio entre Nicaragua y China creció con lentitud y aunque los hijos de Ortega y Murillo han mantenido un acercamiento con empresarios chinos para incentivarlos a invertir en Nicaragua, sobre todo después de las sanciones de Estados Unidos en contra de los altos mandos del Gobierno, ninguna inversión relevante se ha concretado.

Finalmente, este 9 de diciembre, una declaración conjunta que fue divulgada por la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, señalando que a partir de este 10 de diciembre de 2021 la República Popular China y la República de Nicaragua “deciden otorgarse, a partir de la fecha de suscripción del comunicado, el reconocimiento mutuo y restablecer relaciones diplomáticas a nivel de Embajadores”.

“El Gobierno de la República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China, Taiwán forma parte inalienable del territorio chino. Esto es un hecho basado en fundamentos históricos y jurídicos, y constituye una norma de las relaciones internacionales comúnmente reconocida”, agrega el texto.

De tal manera que “el Gobierno de Nicaragua reconoce y se compromete a acatar el principio de una sola China, rompe sus llamadas ‘relaciones diplomáticas’ con Taiwán, restablece relaciones diplomáticas con la República Popular China, y se compromete a no volver a tener ninguna relación o contacto de carácter oficial con Taiwán”, continúa la declaración.

Agregan que “se trata de una opción acertada acorde con la tendencia global y apoyada por los pueblos”, por lo que “China aprecia altamente esta decisión y está dispuesta a fortalecer, a base de los cinco principios de coexistencia pacífica, la cooperación amistosa en las diversas áreas con Nicaragua, en beneficio de ambos países y pueblos”, subrayan.

Taiwán lamenta el “desprecio” de Nicaragua

“Una larga amistad y exitosa cooperación que beneficiaba a ambos pueblos fueron despreciados por el Gobierno de Ortega. Taiwán permanece indoblegada y continuará siendo una fuerza para el bien en el mundo”, lamentó el Ministerio de Exteriores taiwanés en su cuenta oficial de Twitter.

El Ejecutivo nicaragüense, hasta ahora aliado de Taiwán, anunció que reconoce “que en el mundo solo existe una sola China” y que “Taiwán es parte inalienable del territorio chino”.

“Lamentamos mucho la ruptura de lazos diplomáticos con Nicaragua”, añadió Exteriores de Taiwán.

La pérdida de aliados de Taiwán

Con el anuncio, realizado mediante una declaración firmada por el canciller nicaragüense, el país centroamericano se suma a otros de la región como Panamá o El Salvador, y antes Costa Rica, que en los últimos años rompieron lazos con Taiwán para alinearse con la posición china.

Con la ruptura con Nicaragua, Taiwán ve cómo el número de países que la reconocen como un Estado independiente queda reducido a 14, entre ellos varios latinoamericanos como Guatemala, Honduras o Paraguay.

Históricamente, las relaciones entre Nicaragua y China o Taiwán han sido intermitentes, pero desde 1990 se mantenían del lado de la isla.

Mientras tanto, el Departamento de Estado de los Estados Unidos (EE. UU.) señaló en una nota de prensa que la ruptura de las relaciones entre Nicaragua y Taiwán, priva a los nicaragüenses de “un socio firme en su crecimiento democrático y económico”.

Las relaciones de Taiwán con socios diplomáticos en el hemisferio occidental “brindan importantes beneficios económicos y de seguridad a los ciudadanos de esos países”, destaca el Departamento de Estado.

“Alentamos a todos los países que valoran las instituciones democráticas, la transparencia, el estado de derecho y la promoción de la prosperidad económica para sus ciudadanos a ampliar el compromiso con Taiwán”, agregan los estadounidenses.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *