La nicaragüense creadora de una aplicación de empleo…

…que será usada en 180 países

Vanessa Castro

“Travail” pasó de conectar a usuarios con trabajos flexibles en Colombia, a ser parte de Torre, una aplicación de un millón de usuarios en el mundo

By Katherine Estrada Tellez (Confidencial)

HAVANA TIMES – La idea que comenzó como un proyecto de grado para Vanessa Castro terminó siendo una idea de negocio competitiva y atractiva para inversionistas en Colombia. A sus 31 años, esta joven nicaragüense originaria de Managua, se ha abierto camino en el mundo de la tecnología y el emprendimiento.

En Nicaragua, luego de sacar la carrera de administración de empresas, trabajó por varios años en organizaciones sin fines de lucro encargadas de acelerar el crecimiento de emprendedores y pequeñas y medianas empresas. “Siempre he apostado por trabajos con enfoque social”, describe. 

Vanessa viajó a Colombia en 2017 para estudiar una maestría en administración de empresas en la Universidad de los Andes, sin imaginar que iba a conocer a Iván Castañeda, quien es hoy su socio con el que crearía la plataforma Travail e impactaría positivamente en el mercado laboral nacional. 

El nacimiento de Travail

Vanessa Castro e Iván Castañeda durante su participaron en Hult Prize Accelerator de 2019 en Londres. Una competencia donde empresas emergentes se preparan para recibir inversión, hacer networking y adquirir conocimientos. Foto: Cortesía

Iván, un colombiano con experiencia en la industria de la gastronomía y hotelería, conocía las limitaciones y debilidades de este sector, una de ellas es conseguir personal a última hora para trabajos operativos de alta rotación.  

Vanessa Castro, que venía de trabajar con emprendedores, pensó en las necesidades de estas personas. “Sabía que a este sector, que son la base de la pirámide, le haría bien tener acceso a un salario inmediato o hacer dinero extra”, comenta. 

Fue de las conversaciones entre estos dos profesionales que surgió la idea de crear una aplicación digital que, de forma eficiente y práctica, conectara a ambas partes. “Tal cual como pedimos un Uber”, describe Vanessa.

Comenzaron a desarrollar la idea para el proyecto de grado de su maestría a finales de 2018. Hicieron procesos de validación de forma manual, a través de redes sociales, y se dieron cuenta de que realmente tenía potencial, por lo que la lanzaron al mercado en 2019.

Fue así que nació Travail, palabra del francés que en español significa ‘trabajo’, una plataforma que tenía como objetivo conectar a personas que buscaban trabajos flexibles o por horas, con las empresas del sector de la gastronomía y hotelería que necesitaban personal para periodos de mayor movimiento y que ofrecían acceso a pagos inmediatos.

La plataforma tenía dos aplicaciones dentro de ella: una para las empresas y otra para los candidatos. Los candidatos debían inscribirse en la plataforma para luego pasar por un proceso de curación por parte del equipo. “Aquí ellos detallaban sobre su disponibilidad y cuánto querían ganar por hora”, relata. 

Una vez dentro, tanto las empresas como las personas inscritas lograban conectarse de acuerdo a sus necesidades. 

Travail en el radar de los colombianos

Gracias a su utilidad, Travail tuvo aceptación en el mercado laboral en Colombia, pero Marcela también agrega que fue importante aprovechar cada espacio para darse a conocer.  

“El ecosistema de Colombia fomenta el emprendimiento a través de actividades, y convocatorias donde otorgan premios y reconocimientos que no dejamos pasar. Nos inscribíamos apostando a ganar”. 

Fue así que la plataforma fue abriéndose espacio, reconocimiento, validación, publicidad y fueron ganadores de premios de emprendimiento como el Hult Prize, MIT Global Startup y en octubre de 2020 la plataforma fue la ganadora de la cuarta edición del Premio de Emprendimiento Social Yunus Boston Consulting Group en Colombia. Ese premio posicionó a Vanessa en el radar de la revista de negocios Forbes, que la reconoció como una de las cien mujeres más poderosas de Centroamérica y República Dominicana.

De Travail a Torre

La aplicación de vacantes de trabajos Travail pasa a ser parte de Torre, la plataforma de empleos con una infraestructura de 1.5 millones de usuarios alrededor del mundo.

Desde 2019, el inversionista y empresario colombiano Alexander Torrenegra se interesó en la plataforma de Vanessa e Iván, luego de ser juez en un evento del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en Colombia en el que Travail resultó ganadora. 

Torrenegra es el creador de la plataforma Torre que ofrece empleos remotos a nivel nacional e internacional, con una infraestructura de 1.5 millones de usuarios en más de 180 países del mundo. 

Luego de dos años en conversaciones con Torrenegra, Vanessa e Iván decidieron pasar a ser parte de Torre, por el alcance global de ésta última y para apalancar su plataforma. Fue entonces que los socios vendieron su emprendimiento por una suma sobre la que Vanessa prefiere ser discreta.

“Hay una frase que me gusta y que dice: ‘¿Quieres ser cabeza de ratón o cola de león?’. Yo prefiero ser cola de león, algo que va a ser mucho más grande, va a crecer de manera más rápida”, explica Vanessa y, a su vez, comenta que la visión de Travail y la de Torre es la misma: ayudar a que el sector operativo haya un rápido acceso, tanto para los candidatos a opciones de trabajo, como para las empresas a candidatos laborales.  

Actualmente, al haber sido comprada por Torre, Travail está fuera del mercado, mientras se hacen los cambios tras la adquisición, los que están aún en desarrollo.

Nicaragua, un “lienzo” por trabajar

Para abril de 2020, Vanessa lanzó en Nicaragua una plataforma llamada Comarket, con el objetivo de apoyar a las pequeñas y medianas empresas en su comercialización y que lograran digitalizar su mercado, pero no tuvo el mismo éxito que Travail en Colombia. 

“Hay muchas cosas dentro del país que todavía hace falta alcanzar. Una de ellas es la apertura al uso de las tarjetas de crédito a la hora de comprar (en línea) y hay mucho temor a la hora de usarlas… una vez se acelere esa necesidad, podría intentar nuevamente”, indica. 

Vanessa mira a Nicaragua como un lienzo en blanco en el cual se puede hacer mucho, pero hay que encontrar el momento indicado para comenzar a invertir en proyectos de este tipo, dice. Mientras tanto, quiere seguir aprendiendo en el mundo del emprendimiento y las tecnologías, creciendo profesionalmente antes de volver a su país. 

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *