Jugadores cubanos no cobrarán su premio por ganar la Serie del Caribe

Julio Batista (Progreso Semanal)

El equipo de Cuba celebra victoria en la Serie del Caribe.

HAVANA TIMES – Los 102 mil dólares que corresponderían al equipo Vegueros campeón de la Serie del Caribe 2015 no serán cobrados por sus integrantes, como tampoco cobrarán los cuatro cubanos incluidos en el equipo All-Star del certamen las gratificaciones monetarias que ganaron limpiamente sobre la grama del estadio Hiram Bithorn, allá en San Juan.

La gran excusa política empleada hasta el momento para evitar los pagos a equipos cubanos por instituciones norteamericanas era que el dinero acabaría en manos del gobierno y no en las de los deportistas. Mas, desde enero del 2014 —con la entrada en vigor de la nueva política de remuneración aprobada por el INDER— quedó establecido por las autoridades de la isla que el monto total de los ingresos obtenidos en competencia quedarían en manos de los atletas (80%), sus entrenadores (15%) y equipos de trabajo (5%).

Bajo tal concepto, y al no poder acceder al premio, cada uno de los 25 jugadores cubanos que alzaron el trofeo en la 57 Serie del Caribe dejó de recibir 3264 dólares; el equivalente a seis años y siete meses del salario básico que recibe hoy un pelotero por integrar un equipo en la Serie Nacional.

Para los cubanos y conocedores del tema “bloqueo económico” la noticia no resulta novedosa. Las leyes norteamericanas son muy claras al respecto y, aunque el torneo no se celebra en su patio, el dinero lo pone la Major League Baseball (MLB), y la MLB nunca ha desobedecido a su gobierno.

Eso sí, la reciente información publicada por la AFP con respecto a este particular, pone nuevamente un punto al debate: la influencia económica del bloqueo en el desarrollo del béisbol cubano y la rentabilidad del mismo (para los atletas y la institución). Una influencia que, tras los nuevos anuncios realizados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), no parece cambiar de cariz.

Según estipulan las leyes norteamericanas, ninguna institución cubana o persona que resida en Cuba puede recibir pagos en dólares como resultado de sus servicios, o en formato de premios, y ello aplica también al béisbol. Por eso, durante más de dos décadas algunos de los mejores jugadores de la pelota cubana han debido abandonar definitivamente su país para perseguir el sueño de jugar en las Grandes Ligas.

Tras el 17 de diciembre del 2014, con los anuncios de ambos presidentes —Raúl Castro y Barack Obama— muchos volvieron la vista hacia este deporte. Un año antes Cuba había aprobado la contratación de sus deportistas en el exterior, dejando en manos de las autoridades estadounidenses el viejo dilema de la participación normal de los cubanos en la Gran Carpa: la bola estaba en su campo.

Más de un mes después, las facilidades brindadas por la OFAC para el fichaje de jugadores cubanos en la MLB —dejando al margen las instituciones cubanas—, no parecen ser un paso de avance en la solución de una situación que trasciende, evidentemente, el escenario del deporte.

La cuestión de la Serie del Caribe

Luego de 53 años de ausencia a los clásicos regionales Cuba asistió nuevamente en 2014 a la Serie de Caribe organizada en Isla Margarita en condición de invitada, y no como miembro pleno de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC). Con ello, según el señor Antonio Días Susavila —vocero de la Federación Cubana de Béisbol (FCB)— el equipo sabía de antemano que renunciaba a los derechos de cobro de los premios puestos en disputa que entonces eran de 100 mil dólares estadounidenses; lo cual explicaría el silencio de las autoridades cubanas ante el hecho.

Esta situación se repitió hace dos semanas con la cita orquestada en Puerto Rico, donde —a pesar de los continuos intentos por sumar a la FCB como miembro pleno— Vegueros debutó con las mismas certezas y condiciones en que jugara Villa Clara el año anterior: solo regresarían con un trofeo, en el mejor de los casos.

A pesar de que la directiva de la CBPC, encabezada por Juan Francisco Puello Herrera, ha demostrado su disposición para viavilizar la inserción de Cuba en el grupo, la realidad es que, al estar estas ligas invernales bajo el auspicio de la MLB, cualquier trámite que implique a Cuba queda bajo la lupa de las autoridades norteamericanas.

Además, según confirman fuentes de la FCB, la presencia de Cuba como integrante con plenos derechos permitiría el intercambio de peloteros y facilitaría la inserción de cubanos en las principales ligas beisboleras del área; algo que, tras lo ocurrido con el caso del jardinero Alfredo Despaigne durante su estancia con los Piratas de Campeche, parece no estar en los planes de la oficina que ahora dirige Rob Manfred.

Por el momento el reporte de la AFP, si bien no descubre fuego y más allá de sus exageradas propuestas de presentar al béisbol como la posible “primera industria de la isla” —habría que recordar que solo los colaboradores de la salud ingresan anualmente 7 mil millones de dólares a las arcas cubanas—, ha tenido la validez de poner sobre la mesa un viejo debate: ¿podría ser rentable el béisbol cubano para los atletas y la Federación, siempre y cuando se le permita?


15 thoughts on “Jugadores cubanos no cobrarán su premio por ganar la Serie del Caribe

  • el 24 febrero, 2015 a las 5:53 pm
    Permalink

    Estimado David Freeman:
    Es imposible establecer un gobierno que contente a todas las partes, lo importante es que el gobierno que cada país elige contente a la mayoría y no como ocurre en la mayoría de los países, donde las leyes y las instituciones estatales solo responden a los intereses de los más adinerados que, claro está, son los menos, pues cuando los adinerados y los que viven prósperamente sean mayoría, en ese caso ese tipo de gobierno será apoyado por todos y tendrá una base sólida, eso fue lo que se pretendió instaurar en Cuba en el 1959, y solo lo pueden hacer aquellos países que tienen una economía sólida y próspera que le permite obtener riquezas suficientes para poder repartir entre todos.
    Como Cuba con su economía de monocultivo y sus escasos recursos naturales no podía desarrollar un programa de ese tipo sin una ayuda exterior económica que permitiera desarrollar su base productiva y que hasta ese momento dependía de los EEUU como un niño del cordón umbilical, los halcones de USA idearon la estrategia de ahogar nuestra economía con el bloqueo, BLOQUEO, y vamos a dejar los eufemismos para denominar una política de genocidio que tiene el objetivo expreso y confeso de crear tales dificultades económicas y sufrimiento en un pueblo entero para que este se levante en contra de su propio gobierno. Lo mismo se orquesta ahora en Venezuela, lo mismo tratan de hacer con Rusia, con el manejo de los precios del petróleo, y es su política desde hace más de cien años.
    Kennedy y sus halcones en el 1961 no hicieron nada nuevo, ya en la guerra del 95 de la que hoy conmemoramos su inicio, en las instrucciones que el secretario de defensa de USA le daba al jefe del cuerpo expedicionario que nos escamoteó entonces la verdadera independencia, también utilizan el bloqueo naval para rendir a las fuerzas españolas y a los mambises, puede remitirse a esas instrucciones en cualquier archivo; al punto que en las actas del ayuntamiento de Camagüey de la época se toma la medida de disminuir el precio del alquiler de las tarimas de ventas en la plaza (no había nada que vender) y aumentar el salario a los sepultureros.
    En cuanto a los “atropellos “del gobierno de mi país, dígame con nombres y apellidos y circunstancias y estoy seguro que encontrará un delito en ello, y ningún país, comunista, socialista, capitalista o feudal, permite que sus ciudadanos violes las leyes establecidas, eso ocurre desde el surgimiento del derecho romano en la esclavista Roma. Además de que las leyes de cada país las establecen los hombres para defender el poder establecido, por lo tanto, nuestras leyes están hechas para defender nuestro estado socialista, lo que si puede estar seguro, amigo Freeman, es que en nuestro país nunca se aprobará una ley que permita que los niños se ametrallen unos a los otros en las escuelas, ni que un policía mate a tiros a un ciudadano en la calle por el delito de ser negro y sea absuelto por algún tribunal.
    Finalmente si considera justo lo que hace USA con nuestros peloteros y con nuestro pueblo, cambie su ropa por un pellejo de chivo, agarre un bate y écheselo al hombro y adéntrese un poco más en las cavernas.

  • el 20 febrero, 2015 a las 5:27 am
    Permalink

    …Ah, y un detalle Don David:

    “como cubano me parece aborrecible que alguien trate de justificar la conducta del gobierno cubano porque en otros paises esto ocurre y no pasa nada”, me dice Ud…

    Observe mi acotación: “Al margen de los desvaríos y dislates de las autoridades cubanas, que también tienen mucho que aportar en ese sentido”…En pocas palabras: no hay inocentes…

  • el 20 febrero, 2015 a las 4:27 am
    Permalink

    Tiempo al tiempo, Don David…no se case en exceso con las declaraciones públicas. Observe sino cómo 18 meses de pláticas en el estilo “operación subuso” parieron finalmente el bebé de la propuesta reconciliación…

  • el 19 febrero, 2015 a las 3:30 pm
    Permalink

    Don Isidro, por que diluye Ud. la responsabilidad del gobierno cubano en este diferendo? todos los actos en la vida tienen consecuencias, y al parecer le parece a Ud. logico que por que los regimenes de Sudan y Corea del Norte matan y encarcelan que en Cuba sucedan estas cosas pues la indiferencia moral seria justificada. No voy a comentar sobre estos paises pues desconozco lo que alli sucede, pero, como cubano me parece aborrecible que alguien trate de justificar la conducta del gobierno cubano porque en otros paises esto ocurre y no pasa nada. Don Isidro la historia de como trata el gobierno cubano a su propio pueblo es horripilante y canallezca por demas, En lo personal creo en el dialogo, estoy firmemente convencido que ese es el camino civilizado para resolver las diferencias, pero cuidado, no se olvide de la esencia de ese regimen, abusador y sanguinario.
    Hasta hace poco afirmaba Raul Castro que estaba dispuesto a resolver el diferendo a traves de conversaciones y sin agendas previas, ahora en Costa Rica aterriza con las exigencies que seguramente Ud. conoce, entonces hay deseos de resolver el asunto?
    La conducta del gobierno cubano se me asemeja a la de un novio que ha esto celebrandose diariamente con una mujer durante 56 años y en ese momento dice que esta estudiando cundo se casara, pero, sin prisa y con pausa.
    En resumen señor, con quien primero debe

    Don Isidro, en principio aclaro que soy partidario del dialogo a ultranza, pero me parece un argumento muy poco coherente que porque los regimenes de Corea del Norte y Sudan matan y encarcelan a sus pueblos, con relacion al gobierno cubano se debe asumir la misma actitud de tolerancia. Lo etico seria exigir medidas que eliminaran abusos en esos pueblos y no el reconocimiento del derecho del gobierno cubano a seguir atropellando a su pueblo como lo ha hecho por 56 años. Ese argumento es francamente amoral sobre todo si viene de un cubano. No le resulta a Ud. asqueantes las declaraciones de Raul Castro en Costa Rica que despues de haber declarado en varias oportunidades su disposicion de resolver el diferendo entre ambos gobiernos en plano de igualdad, sin condiciones ni agendas previas y aterriza con el pliego de demandas que sabe que no le van a conceder?
    Es esa la forma en que actua un politico resposable? Despirte don Isidro, este grupo mafioso no les interesa en lo absoluto el pueblo cubano, estan embriagados por los privilegios de la poltrona obsecuente.

  • el 18 febrero, 2015 a las 9:46 pm
    Permalink

    Vaya si lo entiendo y le creo, Don David, como que viviendo fuera de Cuba, y con familiares necesitados en la Isla, todos tenemos historias similares que contar. Cada mes, cuando envío ayuda a mi gente allá, lo tengo bien presente. O sea, no lo tomo como personal, aunque sí me toca muy de cerca.

    Pero insisto, ése no es el tema que nos convoca en este post. Al margen de los desvaríos y dislates de las autoridades cubanas, que también tienen mucho que aportar en ese sentido, no hay lógica ni justicia que sostengan en esencia la razón de ser del régimen de sanciones (con el nombre que sea) de EEUU a Cuba. Para empezar, cabría preguntarse por qué EEUU se ensaña casi en exclusiva con Cuba, empeño en el que nadie le sigue la rima en la comunidad internacional, a diferencia de lo que sí ocurrió, por citar algunos casos, con la Sudáfrica del Apartheid, o actualmente con Corea del Norte o Sudán. En resumen, todas esas sanciones podrían conjurarse mediante un diálogo mutuamente provechoso, que es lo que hizo Washington con archienemigos del pasado, como Viet Nam y China. Y es lo que parece que hará en lo adelante con Cuba (ojalá), tras el anuncio de la normalización de vínculos bilaterales.

    En pocas palabras: adiós sanciones y vuelta de página.

  • el 18 febrero, 2015 a las 9:25 am
    Permalink

    Don Isidro, le ruego que me disculpe si pudiera Ud. considerarse ofendido por lo que escribo a continuacion, le aseguro que no es nada personal, pero su linea argumental sobre este tema me recuerda a los familiars de mi esposa que aun residen en Cuba. Por casi 27 años han recibido ayuda economica de mi esposa e hija, en ese lapso recibieron ademas dinero para la compra de un refrigerador de amplia capacidad; un televisor Panda de fabricacion China, luego llamaron diciendo que mi suegra estaba muy triste porque no podia ver la novella brasileña porque el televisor se habia roto y no tenia arreglo, entonces necesitan comprar otro de plasma de 32 pulgadas, ademas se les envio una laptop y hasta un horno microwave; dinero para reparar la casa y mensualmente dinero para alimentos. Todo esto a nombre de la madre de mi esposa que es la dueña de la casa, junto a ella viven una hija y una nieta, que desayunan, almuerzan y comen en esa casa, pero, sabe Ud. la hermana de mi esposa y su hija aseguran que ellas no han recibido nada de nosotros. Puede Ud. creerlo?

  • el 18 febrero, 2015 a las 6:51 am
    Permalink

    Acaso les iban a repartir el premio a partes iguales? O 90% para el INDER y el resto para los peloteros (despues de los impuestos de la ONAT)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *