Joven arquitecto cubano nominado a premio internacional

Se trata de los premios Golden Trezzini, en los cuales participan candidatos de todo el mundo.

Por IPS Cuba

“La arquitectura cubana actual corre el riesgo de pasar en el tiempo sin marcar una historia definida”, afirma Jorge Luis Veliz.  Foto: Cortesía

HAVANA TIMES – Cuando tenía 10 años demolieron su casa de madera. Con esas tablas, construyó otra, de tres niveles, sobre un árbol del patio. Hoy, el arquitecto Jorge Luis Veliz, de 34 años, está nominado a los premios Golden Trezzini (Trezzini de Oro) en las categorías de mejor proyecto de residencia privada y de edificio de apartamentos.

Graduado en 2010 en la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (conocida popularmente por las siglas Cujae), Veliz confiesa que, sin saber a ciencia cierta qué era la arquitectura, se interesó desde pequeño en esa profesión.

En los Golden Trezzini, en el que participa luego de que los organizadores se pusieran en contacto con él, compite su proyecto Casa Inzeta, “destinada para aprovechar todo el potencial de sus espacios e integrarse al entorno”.

Con “una cubierta jardín que destina el espacio como mirado hacia toda la pradera que se encuentra frente a la casa, está inspirada en las formas de los templos japoneses como un espacio sagrado para habitar y meditar en constante diálogo con la naturaleza”, declara el arquitecto cubano.

En el caso del edificio de apartamentos Sivri, también diseñado en 3D, se basa en esa gaviota, animal de poder, como símbolo de libertad y de tiempo libre.

Residente en Artemisa, Veliz trabaja para las empresas públicas cubanas Servicios Técnicos del Arquitecto de la Comunidad (SerTAC) y la Servicios técnico-profesionales de proyecto, consultoría y diseño en el sector agropecuario (Enpa). También sus diseños se han hecho realidad en República Dominicana y Filipinas.

Con referentes profesionales como su coterráneo Antonio Quintana y los internacionales Frank Lloyd Wright, Zaha Hadid y Richard Meier, para Veliz significa mucho que su trabajo se reconozca a nivel internacional. “Es un gran honor no solo para mí, sino para la arquitectura cubana en general y me gustaría que el proyecto se construyera en mi país”, apunta.

Según Veliz, en muchos de sus proyectos –de rehabilitación y construcción de viviendas y oficinas– “la naturaleza juega un papel fundamental, pues creo que la arquitectura tiene que estar sincronizada a ella sí o sí”.

Veliz es candidato a los Premios Trezzini de Oro en las categorías de mejor proyecto de residencia privada y de edificio de apartamentos.

Contexto

La nominación del joven profesional cubano al premio internacional ocurre luego que el Clasificador Nacional de Actividades Económicas (CNAE), publicado en febrero, incluyera a la arquitectura y la ingeniería entre los perfiles profesionales, científicos y técnicos que no pueden ejercerse como emprendimientos privados.

Al respecto, Veliz considera “que están mutilando el ejercicio independiente como una forma de derecho individual de cada profesional de la arquitectura. Siempre pongo este ejemplo, que resume un poco el parecer: por qué un albañil sí y un arquitecto no”.

“La arquitectura cubana actual corre el riesgo de pasar en el tiempo sin marcar una historia definida, ya que las carencias y la economía del país conllevan a que se construya muy poco y, en comparación con los estudios independientes, el nivel de las empresas estatales está muy lejos de estar a la misma altura”, opinó.

Acerca de la problemática del déficit de viviendas –calculado en alrededor de 800.000–, Veliz expresó que en Cuba y en Latinoamérica resulta una construcción “difícil y muy importante al ser diseñada, ya que es un espacio de total relación directa entre el individuo y la arquitectura”.

“Estoy a favor de que sus espacios tienen que responder a necesidades muy personales del cliente, con estéticas propias y, a su vez, que respondan al clima. Si te sientes mal en tu casa, más allá, nada en el exterior, te va a funcionar, no en la sociedad, no en el trabajo ni en la vida”, acotó.

Arquitectura de altura

Los Premios Trezzini de Oro de Arquitectura y Diseño, creados en 2018, llevan el nombre de Domenico Trezzini (1670-1734), de origen suizo-italiano, primer arquitecto de San Petersburgo, autor de la Catedral de Pedro y Pablo, del edificio de las Doce Colegiatas y de otras obras maestras del Barroco Petrino.

Con el lema “La arquitectura como arte”, dicho certamen persigue convertir en objetos de museo los proyectos de arquitectura, diseño, restauración y exposición de mayor valor artístico, además de promover la diplomacia arquitectónica, dado que, a diferencia de las relaciones políticas, las conexiones entre arquitectos de diferentes países no dependen de tratados internacionales.

En estos premios participan de forma gratuita candidatos de todo el mundo: promotores y planificadores, arquitectos y renovadores, diseñadores y decoradores de interiores, así como estudiantes de escuelas y departamentos de arquitectura.

Un jurado de expertos de 31 países anunciará los ganadores de los Premios Trezzini de Oro el 15 de noviembre, durante la entrega de galardones en el Teatro Mikhailovsky, de San Petersburgo.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *