Iniciativa de jóvenes nicas para ayudar a exiliados en Costa Rica

Llamado: “Dale una mano a tu hermano”

Miembros de la organización de jóvenes nicaraguenses Dale una Mano a tu Hermano en una de las recolectas de víveres. Foto: Cortesía   

Jóvenes encontraron familias que, para poder saciar el hambre de los niños a falta de alimentos, le daban agua con salsa de tomate

Por Nayira Valenzuela (Confidencial)

HAVANA TIMES – Un grupo de diez jóvenes profesionales nicaragüenses, que se exiliaron en Costa Rica por el asedio y la persecución del régimen de Daniel Ortega, han unido esfuerzos en la iniciativa “Dale una mano a tu hermano”, para ayudar a otros conciudadanos que viven en el vecino país, a través de la entrega mensual de paquetes de alimentos y kit de higiene. 

Estos jóvenes se organizaron con la idea de recaudar fondos y comprar paquetes alimenticios para entregarlos a las familias de nicaragüenses que huyeron a Costa Rica por la persecución, encarcelamiento y torturas de las que fueron víctimas en Nicaragua.

El inicio

“En 2019, cada uno trabajaba con un grupo de migrantes o apadrinaba a una familia, yo apoyaba mucho en el área legal a los migrantes. En 2020, a raíz de la pandemia, los pocos nicas que se habían podido estabilizar volvieron a perder todo”, relata la joven de “Dale una mano a tu hermano”.

 “Al mes de empezar la pandemia se habían registrado más de 200 000 despidos, la mayoría eran nicas; entonces, ese fue el detonante que nos hizo decir: ‘dejemos de ayudar cada quien aisladamente y unamos esfuerzos’”, explicó Ana Carolina Álvarez Gil, presidenta de esta organización.

Según Instituto Nacional de Estadística y Censos de Costa Rica en el segundo trimestre del 2020 en comparación al del año 2019 hubo un aumento de 190 mil personas desempleadas a causa de la covid-19. 

En la primera acción conjunta, recolectaron fondos para comprar víveres para unas diez familias numerosas. “Hubo casos de señoras que tenían días de estarle dando agua con salsa de tomate a sus niños. Ahí dijimos que esta era la prioridad”, recordó Álvarez, quien es abogada y durante las protestas de 2018, dio acompañamiento legal a los presos políticos y sus familiares; motivo por el cual fue asediada y perseguida por los orteguistas.

Base de datos para “Dale una mano a tu hermano”

Con el apoyo de organizaciones civiles y de Derechos Humanos en Nicaragua y Costa Rica, Álvarez creó una base de datos de migrantes, que han sido afectados por el régimen. “Empezamos a escoger de acuerdo con las características de las familias, si había niños, adultos mayores, miembros con condiciones médicas severas. Empezamos a elegir ahí lo que podíamos entregar cada mes”, mencionó.

Al inicio, los fondos provenían de los diez profesionales y sus amistades. Sin embargo, a través de las redes sociales han dado a conocer su labor, y ahora son apoyados por extranjeros y nicaragüenses en el exterior.

Familia nicaragüense beneficiada con kit de alimento. Foto: Cortesía

1403 paquetes alimenticios en un año

En 2020, entregaron un total de 1403 paquetes alimenticios a nicaragüenses que están en Costa Rica, así como a los nicas que estuvieron diez días varados en la frontera de Peñas Blancas, entre Costa Rica y Nicaragua, y a los damnificados por los huracanes Eta y Iota, que azotaron el país en noviembre. También donaron unos 250 kits de higiene para prevenir la covid-19. 

El costo promedio de cada paquete alimenticio es de 25 dólares. Cada uno lleva tres kilos de arroz, dos de frijoles, azúcar, aceite, avena, galleta, pasta, leche en polvo, maicena, salsa inglesa, salsa de tomate, salsa rosada, latas de atún, malteada en polvo, papel higiénico y otros artículos de higiene personal.

“Lo que más nos ha asombrado es la cantidad de juguetes, ropa, útiles y zapatos que donan los nicas que viven acá (en Costa Rica). Todos los meses hay una cantidad de donaciones impresionantes, que por falta de recursos no podemos ir a traer siempre”, comenta Álvarez. 

“Dale una mano a tu hermano” recién inició su proceso de constitución como asociación sin fines de lucro, bajo la legislación costarricense. Es por ello que aún no tienen el apoyo de grandes empresas; sin embargo, cuando este proceso termine, tienen el objetivo de ayudar a los nicaragüenses a una reinserción laboral en Costa Rica. 

“Queremos evolucionar, sin dejar de un lado la asistencia alimenticia, pero si buscar métodos para reinsertar a toda esta gente en el ámbito laboral, queremos hacer convocatorias, filtrar potenciales, y hacer alianzas con empresas para que les den oportunidades de trabajo”, dijo la nicaragüense.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *