Hacer turismo en Cuba

Mogotes

Por Javier Herrera

HAVANA TIMES – Por su condición geográfica Cuba es un paradisíaco destino turístico de sol y playas:  es un archipiélago formado por más de cuatro mil islas, siendo la más grande la isla de Cuba, de lo cual toma su nombre la república.  Democráticamente está constituida por una población por lo general con un alto nivel cultural, comparado con otros países de la región.

Desde los años 90 del siglo pasado el régimen gobernante, en un intento por obtener divisas internacionales para sobrevivir a la debacle del campo socialista, abrió las puertas al turismo internacional.

El Hotel Parque Central

El desarrollo acelerado del ramo turístico trajo consigo la remodelación y modernización de antiguos hoteles, así como la creación de nuevos y sofisticados resorts y el acondicionamiento de cayos e islotes para la recepción de visitantes en sus distintas modalidades.

Junto con el turismo aparecieron diversas actividades económicas vinculadas al mismo, ejercidas muchas veces sin la correspondiente licencia o autorización estatal. La crisis económica padecida por el país dejó excedentes o desempleados a miles de obreros y profesionales que fueron absorbidos por esa economía paralela, lo que trajo como consecuencia que muchas de esas modalidades de trabajo fueran reconocidas y aprobadas por el gobierno, para beneplácito de quienes la ejercían y ampliación de los servicios para el visitante.

Cuba, como cualquier ciudad o país cosmopolita y más si se dedica al turismo, es una y varias a la vez.   El turista que visita nuestra isla puede llevarse una u otra impresión diametralmente opuesta y ambas ser reales, dependiendo mucho de la forma de turismo que eligió.

Existe una gran cantidad de turistas que arriban a nuestras tierras mediante paquetes turísticos elaborados por tour-operadores oficiales que les brindarán las mejores y más sofisticadas opciones de alojamiento. Mediante esta modalidad de turismo podrán visitar múltiples sitios de interés histórico cultural, disfrutar de nuestras hermosas playas bañadas por el mar caribe y hasta hacer turismo deportivo o médico.

Bellamar

El visitante que opta por venir a la isla mediante viajes organizados al detalle casi seguro recibirá una imagen edulcorada. Se hospedará en hoteles para turistas, bailará en discotecas donde la mayoría son turistas y comerá en restaurantes de comida internacional. Lo llevarán a visitar lugares paradisíacos donde encontrará pocos cubanos y con lo mismo tendrá poco o nulo contacto con la población local y su cultura, que a fin de cuentas es el alma de la nación. Puede que esta forma de turismo le dé la impresión al foráneo de que visitar Cuba es inmensamente costoso y muchas veces los precios no se equiparan a la calidad del servicio.

Existe también la posibilidad de visitar la isla por cuenta propia, sin planes predefinidos e ir descubriendo día a día esa Cuba real y fascinante que conforman sus habitantes, su pueblo, sus costumbres y su lenguaje típico que hace que se le reconozca en cualquier lugar del mundo donde exprese una frase.  También puede que esta modalidad de visita le resulte muy económica.

Alrededor de la industria estatal del turismo han surgido diversas modalidades de servicios enfocados en la industria que complementan la oferta turística y muchas veces la superan.

También esta forma de hacer turismo en la isla es la más efectiva y casi la única manera de hacer que la llegada de turistas beneficie directamente a la población, porque las ofertas estatales están administradas por corporaciones extranjeras en asociación con empresas cubanas administradas por el consorcio GAESA, conglomerado militar que no rinde cuentas a la nación, al menos no de manera oficial.

Las guías turísticas oficiales las podrán encontrar en sitios de internet, tanto de hoteles cubanos como de tour-operadores especializados o en cualquier aeropuerto o punto de entrada a la isla. En este escrito quiero brindarles apenas algunos tips que le hagan su estancia en Cuba más placentera y menos costosa.

Lo primero a tener en cuenta es el cambio oficial de moneda. Cuba es una nación con una fuerte crisis económica y una elevada inflación, lo que hace que exista un desfase entre el precio oficial de las divisas y el precio que se paga por ella en las calles. Esa diferencia de casi un 40 % puede significar la diferencia entre ver la visita a la isla cara o accesible económicamente. Por otra parte, no será difícil encontrar a quién venderle esa moneda en los mercados agropecuarios y ferias de todo tipo, donde se anuncian los tipos de cambio reales.

Algo que hace muy rentable un viaje a Cuba es hospedarse en casas particulares. Por lo general la renta mediante esta modalidad cuesta solo una fracción de lo que cuesta una habitación en un hotel y contempla comodidades muy parecidas. También esta es una forma de interactuar directamente con el pueblo y su cultura.

Casa de renta

Existen rentas en barrios muy exclusivos pero también las hay en barrios más populares, donde podrá compartir con el cubano de a pie y hasta participar de actos tradicionales y religiosos exclusivos de la idiosincrasia cubana.

Restaurante KM 0

En cuanto a gastronomía existen en Cuba infinidad de restaurantes estatales enfocados al servicio del turismo, así como lujosos restaurantes particulares que compiten con estos en calidad y precios, algunos de renombre internacional. También existen restaurantes privados de menor factura en los que se pueden encontrar los platos más exquisitos por precios muchos más económicos, pero para encontrarlos es necesario conocer a fondo Cuba o tener quien sirva de orientación.

En cuanto al transporte existe la posibilidad de rentar un auto a alguna empresa estatal que se dedique a hacerlo para el turismo o recurrir a particulares. Dentro de los particulares encontrará la modalidad de alquilar un vehículo moderno con chofer incluido o la renta del auto sin chofer.

También existe la posibilidad de movilizarse utilizando taxis compartidos que usamos los cubanos, que transitan una ruta fija, aunque este modo de moverse no es muy cómodo que se pueda decir, pero si son muy económicos. Igualmente hay taxistas particulares que hacen viajes directos al destino del pasajero y el precio es consensuado, por lo que es susceptible de regateo.

Otra forma de moverse por las ciudades y destinos turísticos es acceder al servicio de taxis Gran Car, especializado en recorridos turísticos. Esta compañía está formada por autos clásicos de los años 40 y 50 que llevan encima una tripulación formada por el conductor y un guía que muchas veces domina más de una lengua y lo llevará a pasear a zonas de interés turístico o cultural, además de a cualquier otro sitio que el turista solicite.

En cuanto a balnearios, playas, reservas naturales y otros lugares de esparcimiento son libres o de precio irrisorio y de acceso universal, por lo que para visitarlos es solo necesario movilizarse hacia ellos y luego consumir en el lugar los servicios que se deseen en dependencia de la oferta y la economía.

Por todo lo antes contado si tuviera que darle un consejo a un turista que visita la isla por primera vez seria llanamente: mézclate con la población, visita la casa de alguna familia cubana, visita los barrios populares, baila con los cubanos, haz amigos cubanos, siente el calor de la gente y de seguro repetirás una y mil veces el destino turístico.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times



One thought on “Hacer turismo en Cuba

  • Pocos turistas desean visitar un país insalubre y en ruinas, donde no hay ni aspirinas y la sarna y el dengue hace tsunami y la basura en descomposición cubre las esquinas, con una población hambrienta que hará todo lo posible por exprimirle cada dólar. En cuanto a los resorts aislados de la tétrica realidad, en cualquier país vecino los hay mejores por menos precio.

Comentarios cerrados.