Gobierno cubano arrecia el plan frente a covid-19

Nuevas regulaciones actualizan y amplían plan nacional de enfrentamiento al nuevo coronavirus, que se mantiene en su primera etapa de tres previstas.

Por IPS Cuba

Las nuevas medidas adoptadas por el gobierno cubano tienen como objetivo proteger a las personas. De ahí que en esta céntrica calle habanera se utilicen las pancartas promocionales para visibilizar mensajes de salud.  Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

HAVANA TIMES – Cuba arrecia las medidas para poner freno al coronavirus y proteger la vida de las personas, cuando la cantidad de personas contagiadas con el coronavirus alcanzó las 57, entre extranjeros y cubanos.

La pedida suspensión de las clases, el cese de los viajes interprovinciales, aislamiento obligatorio en centros creados en las provincias cubanas a residentes que regresen del exterior y el reforzamiento del control policial, fueron anunciadas la víspera en el programa televisivo Mesa Redonda Informativa.

El primer ministro, Manuel Marrero, explicó que las medidas tuvieron en cuenta las diversidad de criterios de la población cubana y tienen como objetivo proteger a las personas, minimizar las afectaciones a la economía, tanto estatal como privada, y proteger salarialmente a quienes se vean perjudicados por la actual coyuntura.

A su vez, llamó a la responsabilidad individual y reconoció que actitudes e indisciplinas denotan todavía una baja percepción de riesgo ante una epidemia que ha ocasionado mundialmente más 15.000 decesos.

Reveló que permanecen en el país 41.873 ciudadanos que residen en el exterior, de ellos 32.574 turistas extranjeros, de los cuales unos 9.000 están en casas de renta particulares, y solo en La Habana, suman 6.000 los alojados en el sector privado.

En estos momentos, medio millón de nacionales residentes en el país se encuentran fuera de Cuba, de ellos unos 450.000 por motivos personales.

Al respecto, Marrero reiteró: “no vamos a cerrar la frontera” y todo cubano que llegue a Cuba sospechoso de estar enfermo, será recibido, aislado tratado y curado, como lo hacemos con cualquier otro ciudadano, pero “no podemos estimular salir del país para regresar una semana después”.

Las medidas, que se suman a la anunciada el día 20 de marzo de cerrar la entrada al país de visitantes extranjeros, abarcan los sectores de la educación, el empleo, el trabajo por cuenta propia, la administración tributaria, el comercio y el turismo.

Nuevas medidas de Cuba ante la covid-19

  • Activar consejos de defensa provinciales y municipales, en composición reducida, en aquellos territorios que así lo precisen.
  • Reforzamiento de la vigilancia epidemiológica en la frontera.
  • Suspensión del curso escolar desde el 24 de marzo en los niveles primario, secundario, preuniversitario y universitario hasta el 20 de abril, si las condiciones epidemiológicas lo permiten.
  • Se mantienen abiertos los círculos infantiles (guarderías), con flexibilidades y reforzamiento de medidas higiénicas.
  • Suspensión de clases de pregrado y posgrado en los centros de educación superior a partir del 25 de marzo. Para profesores, se aplicará el teletrabajo y el trabajo a distancia.
  • Se regula la salida de los cubanos al exterior para cuidar de su salud y la de su familia. Sólo se darán autorizaciones por problemas muy bien justificados.
  • Las personas cubanas y extranjeras residentes en el país que ingresen a partir de hoy serán aisladas en centros preparados en las provincias por 14 días. No deben recibir visitas y quienes los visiten también serán aislados.
  • Quienes viajen al país solo podrán traer un equipaje de mano y una maleta, para facilitar la operación aeroportuaria y el control sanitario.
  • Se restringe el acceso a los aeropuertos para recibir viajeros, serán trasladados a sus respectivos territorios para su aislamiento.
  • Se prorrogan los trámites en las oficinas de administración tributaria y serán aplazadas las obligaciones del pago de los tributos hasta el 30 de abril.
  • Los gobiernos municipales tendrán la facultad de reducir los impuestos en aquellas actividades que resulten perjudicadas por la actual coyuntura.
  • Aislamiento de turistas en los hoteles, suspensión de las excursiones turísticas, la renta de autos y la transportación de turistas mediante transportistas privados.
  • Traslado gradual de turistas que permanecen en casas particulares hacia hoteles estatales, ya iniciada en Trinidad (Sancti Spíritus), Viñales (Pinar del Río) y Baracoa (Guantánamo), para proteger tanto las vidas de los titulares y sus familias como las de los visitantes.
  • Suspensión de la actividad en gimnasios y piscinas y cierre de discotecas, centros nocturnos y bares, tanto en el sector estatal como privado.
  • Cancelación de los viajes interprovinciales por ómnibus, ferrocarril o vía aérea, salvo excepciones humanitarias. Se analiza el caso particular de la Isla de la Juventud, con conexión por vía marítima. La medida se extiende a los transportistas privados.
  • En el sector del comercio, se orienta respetar la distancia de un metro en las colas, mejorar la organización y regular la venta liberada de productos para evitar concentración y acaparamiento. La venta de pollo se identifica como la causa principal de colas y aglomeración.
  • Se reforzará el control policial para velar por el cumplimiento de las medidas.
  • A quienes violen las medidas establecidas para el enfrentamiento al coronavirus se les aplicarán sanciones en correspondencia con la magnitud del hecho.
  • Solicitar a las instituciones religiosas del país tener en cuenta las medidas dirigidas a evitar la concentración de personas por la salud de los fieles.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.