EE.UU. sanciona más aliados de Daniel Ortega

Ana Julia Guido, Paul Oquist y Caruna

El secretario de la Presidencia, Paul Oquist, y la fiscal general de la República, Ana Julia Guido. // Foto: Gobierno

Fiscal general de la República y ministro-secretario privado para Políticas Nacionales incluidos en lista de la OFAC junto con la Caja Rural

Por Arlen Cerda (Confidencial)

HAVANA TIMES – La fiscal general de la República Ana Julia Guido, el ministro-secretario privado para Políticas Nacionales, Paul Oquist Kelley y la Cooperativa de Ahorro y Crédito Caja Rural Nacional RL (Caruna) han ingresado este viernes nueve de octubre a la lista de funcionarios orteguistas sancionados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, según una publicación oficial de esa instancia gubernamental.

El secretario de Estado, Michael Pompeo, comentó que “la designación de Guido y Oquist promueve la rendición de cuentas del régimen de Ortega y de aquellos que intentan impulsar sus atroces actividades” y que “la designación de la cooperativa Caruna cierra otra herramienta del régimen”.

Las sanciones fueron confirmadas a través de la Oficina de Control de Activos Extranjero (OFAC), de acuerdo con la Orden Ejecutiva (EO) 13851 o “Bloqueo de la propiedad de ciertas personas que contribuyen a la situación en Nicaragua”, describiendo las sanciones como “un esfuerzo por apuntar a operaciones financieras clave y funcionarios gubernamentales que continúan socavando la democracia de Nicaragua”.

“El régimen de Ortega continúa abusando de los recursos del Gobierno para beneficio personal de sus miembros e ignora los llamados de reforma del pueblo nicaragüense”, dijo el secretario Steven T. Mnuchin en un segundo comunicado, en el que agregó que el Gobierno de Estados Unidos sigue comprometido para actuar en la búsqueda y exposición de quienes facilitan la “flagrante corrupción” orteguista.

Las sanciones comenzaron con Roberto Rivas

Desde que el 21 de diciembre de 2017, Estados Unidos sancionó a Roberto Rivas, por corrupción, más de 20 funcionarios orteguistas han sido sancionados por Estados Unidos, entre ellos la vicepresidenta Murillo, y tres de sus hijos: Laureano, Rafael y Juan Carlos Ortega Murillo.

El pasado 17 de julio, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Juan Carlos Ortega Murillo, y al conocido testaferro de la familia presidencial, José Mojica Mejía. Además, incluyó en la lista las empresas Difuso Comunicaciones, administrada por los hijos de Ortega y Murillo, y Mundo Digital. Ambas compañías son señaladas de “distribuir propaganda del régimen y lavar dinero”.

Con la inclusión de Guido y Oquist ya son 24 los funcionarios y operadores del régimen alcanzados por las sanciones de Estados Unidos, junto con ahora un total de ocho empresas.

Los argumentos contra Ana Julia Guido y Paul Oquist

El Departamento del Tesoro detalló que la fiscal general Ana Julia Guido fue sancionada por ser funcionaria del régimen formando a un grupo de fiscales que “trabajaron con la Policía Nacional designada para fabricar casos contra presos políticos y sus familias”.

Agrega que “la unidad ha pasado los últimos dos años presentando cargos contra los presos detenidos por protestar pacíficamente, incluidos los ‘Aguadores’ que fueron detenidos por entregar agua a madres de víctimas del régimen en huelga de hambre en Masaya, Nicaragua en 2019”, en relación al grupo de 16 jóvenes detenidos en noviembre, que fueron excarcelados el 31 de diciembre del mismo año, y de los más de cien presos políticos que continúan en las cárceles de la dictadura, algunos por más de dos años.

Por su parte, el ministro-secretario privado para Políticas Nacionales, Paul Herbert Oquist Kelley, fue sancionado por representar el Gobierno de Nicaragua a nivel internacional en una variedad de roles y jugar un papel principal en “la difusión de desinformación para encubrir los crímenes del régimen y las fechorías de horribles abusos a los derechos humanos”.

“En numerosas entrevistas con medios internacionales de habla inglesa y en reuniones con representantes extranjeros, Oquist ha difundido las falsas narrativas y propaganda del régimen de Ortega. Además, Oquist ha defendido el caso de los Ortega a nivel internacional con un flujo incesante de mentiras para ocultar o justificar los abusos del régimen”, sostiene el comunicado sobre las sanciones.

La sanción a Caruna

Foto de archivo: Carlos Herrera / Confidencial

En las sanciones de este viernes, al incluir a la Cooperativa De Ahorro Y Crédito Caja Rural Nacional RL (Caruna), el Departamento del Tesoro describe a la misma como una institución financiera que opera a diferencia de los bancos tradicionales y no está sujeta a la supervisión regulatoria tradicional.

Argumenta que fue sancionada “por haber asistido materialmente, patrocinado o brindado apoyo financiero, material o tecnológico para, o bienes o servicios en apoyo de Banco Corporativo, SA (Bancorp), una entidad cuya propiedad e intereses en la propiedad están bloqueados de conformidad con la EO 13851″.

“Caruna –agrega– ha servido como herramienta para que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, desvíe dinero del ALBA de Nicaragua, SA (Albanisa) $2.4 mil millones en fideicomisos petroleros y carteras de crédito”, que sostiene han sido utilizados por el régimen “como recurso económico para mantenerse en el poder y pagar una red de mecenazgo”.

Tanto Bancorp como Caruna, señala el Departamento del Tesoro, se beneficiaron de estas transferencias. “Los funcionarios del régimen, incluidos los sancionados por la OFAC, se están aprovechando de la falta de supervisión regulatoria de Caruna para invertir en propiedades y proteger sus ganancias mal habidas”, reclama.

De los 24 funcionarios orteguistas sancionados, nueve de están sancionados por Canadá y seis también por la Unión Europea y el Gobierno de Suiza.

Europa cerca de nuevas sanciones también

Las sanciones de Estados Unidos han ocurrido justo un día después de que el Parlamento Europeo aprobó con 609 de 694 votos una solicitud para ampliar las sanciones de la Unión Europea en contra funcionarios del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, incluyendo a la pareja presidencial, que señalan de dirigir una serie de ataques represivos en contra de opositores tras el estallido de las protestas sociales en abril de 2018.

Las sanciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos implican que todas las propiedades e intereses en la propiedad de estas personas y entidades que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses están bloqueadas y deben informarse a la OFAC, reiteró el comunicado.

Además, recordó que también se bloquea cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50% o más de dichas personas. “Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todos los tratos de personas estadounidenses o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas o designadas”, sentenció.

Igualmente, el secretario de Estado, agregó que “Estados Unidos seguirá dando los pasos necesarios para apoyar al pueblo nicaragüense y presionar al régimen de Ortega para que cese la represión, respete los derechos humanos y permita las condiciones para unas elecciones libres y justas que restauren la democracia a Nicaragua”.

Lea más noticias y comentarios desde Nicaragua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *