Cultivando orquídeas en Cuba

Carlos Fraguela

Growing Orchids in Cuba

HAVANA TIMES — Una de mis pasiones preferidas es el cultivo de orquídeas. Desde niño me llamó la atención esta familia de plantas herbáceas por su característica aérea en la mayoría de las variedades, aunque también existen muchas que viven en tierra. Especializadas  y resistentes, pero para tener éxito con las que se siembran en cuba son muy importantes tres elementos: luz, calor y humedad.

Explicaré mejor lo dicho anteriormente: luz, mucha pero no es recomendable mas de cuatro horas de exposición al sol directo. Calor: temperaturas desde los 10 grados Celsius y hasta 37. Humedad: las orquídeas odian el agua si no es de lluvia, aman la humedad, ¿me explico?

Como ejemplo les menciono a los dendrobium, que no deben permanecer más de tres días bajo lluvia, por el peligro de que las raíces se pudran. Esta es mi experiencia.

Existen también algunas especies muy delicadas, que requieren de mucha atención, pero esas son las menos.

Llaman la atención por los mecanismos en su reproducción. Las flores tienen ganchos para atraer a selectos animales polinizadores, que pueden ser insectos, aves, arañas e incluso el hombre, que, por ejemplo se aprovecha de los frutos de la vanilla para obtener una especia que aprecia mucho. Para conseguir la vainilla el ser humano se encarga de sembrar y propagar la planta y además la poliniza manualmente. Mutualismo entre plantas y animales.

Otras son propagadas por el hombre para complacer su placer estético. La belleza extravagante de las flores de estas plantas hace que no puedan ser ignoradas.

Otra particularidad que las hace únicas es que pueden reproducirse entre variedades diferentes y surgen híbridos que casi nunca se parecen a los padres. Esto significa flores nuevas infinitamente difíciles de clasificar y con formas y colores solo imaginados por el genio creativo de la naturaleza.

Hace años leí en un libro que existían clasificadas por el hombre miles de especies de orquídeas. Si se cuentan los híbridos desarrollados en cultivo están cerca de los 25 mil diferentes tipos de estas flores. Con el tiempo que llevan ellas reproduciéndose y especializándose creo que le tomaron la delantera al ser humano que quiere organizar a los demás seres vivos y poniéndosela dura han armado una diversidad casi infinita con una sola familia.

Podría hablar mucho de lo que he aprendido con las orquídeas solamente, pero eso será tema para otro comentario. Comparto imágenes de mis plantas con los lectores.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


17 thoughts on “Cultivando orquídeas en Cuba

  • el 26 marzo, 2021 a las 10:42 am
    Permalink

    Muy interesante su artículo muchas gracias.
    Me podría ayudar en cómo preparar el sustrato con lo que tenemos a mano en Cuba, muchas gracias de antemano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *