Cuba y sus dudas antes del Clásico

Por Ronal Quiñones

Ilustración: granma.cu

HAVANA TIMES — Con balance de una victoria, un empate y cinco derrotas concluyó la gira de preparación de la selección nacional de béisbol de Cuba por tierras asiáticas. Mientras que el Clásico empezó hoy con un juego entre Korea del Sur y Israel (Grupo A),  Cuba tiene su primer juego el martes en Tokio frente el fuerte equipo de Japón (Grupo B).

Como es lógico, estos resultados siembran dudas en la afición cubana, ya de por sí no muy optimista con respecto a la actuación de su equipo en el magno evento de las bolas y los strikes.

El retroceso vivido en los últimos años, en los cuales Cuba no ha ganado ningún torneo importante, ni siquiera porque la calidad no ha sido la norma prevaleciente en esas lides, reduce las expectativas en la mayoría de la afición, que ve posible avanzar a la segunda ronda, pero muy difícil sobrevivir allí.

Durante estos años el principal mal de la escuadra caribeña ha sido el mismo: la fabricación de carreras, y tal como se ha visto en los topes de preparación (ante clubes de Taipei de China, Surcorea y Japón), se sigue padeciendo de la misma enfermedad.

Podemos sumar a esto que este equipo es de por sí una incógnita, porque tiene a hombres en posiciones claves que nunca han jugado un Clásico. Lugares estratégicos como la segunda base, la tercera y probablemente dos de los jardines, los defenderán jugadores que no saben lo que es un evento de esta magnitud, y algunos incluso debutan en un torneo grande.

En estos encuentros de “calentamiento” se ha corroborado lo que se presagiaba, que Yurisbel Gracial y Jefferson Delgado aportan más dudas que certezas en la tercera almohadilla, que a Carlos Benítez le puede quedar grande el Clásico, y que lo mismo puede suceder con Roel Santos y Víctor Víctor Mesa. Para qué hablar de Yoelkis Céspedes, a quien la Serie del Caribe le puso el listón ya bien alto.

Estos elementos complican incluso la meta menos ambiciosa, pues Australia es un rival de cuidado, con hombres de experiencia en el máximo nivel del béisbol, si bien no han tenido grandes resultados a nivel internacional, salvo aquella medalla de plata olímpica en Atenas-2004, cuando cayeron en la final precisamente ante Cuba.

Para lograr este primer objetivo es necesario manejar bien el pitcheo, y será crucial sobre todo la labor de los relevistas, otro punto en el cual se ha visto bastante dificultad en etapas recientes, a veces por selecciones equivocadas del mentor, o por errores propios del serpentinero.

Lo bueno de la gira asiática es que el mentor Carlos Martí pudo probar a todos sus hombres, pero con tantas dudas, no quisiera estar en su pellejo a la hora de seleccionar a los regulares, una labor que pudiera complicarse aún más en dependencia de los resultados que se vayan sucediendo en el torneo.

Una vez más sale al aire la polémica del equipo conformado con jugadores cubanos que juegan en Grandes Ligas, cuyos servicios aportarían gran dosis de calidad al plantel caribeño.

Actualmente, fiable, lo que se dice fiable madero en mano no hay nadie en la novena antillana, pues Alfredo Despaigne se ha visto como un cazador de lanzamientos, alguien que lo mismo hace swing a una pelota afuera, que deja pasar una por el centro del plato, y Frederich Cepeda jugó muy poco en la Serie Nacional producto de una lesión, de la cual aparentemente está recuperado, pero tampoco se puede dar por seguro que esté al nivel de otros años.

Lo que piensan los fanáticos cubanos

Variadas opiniones recogimos en la céntrica esquina de 23 y 12, en la capital cubana, donde el tema obligado por estos días es, y debe seguir siéndolo al menos por una semana más, la pasión de los cubanos.

El Tokyo Dome.  Cuba jugará su primer juego el martes a las 5:00 a.m. hora de Cuba contra Japón el equipo de casa para el Grupo B.

Según Leandro, de 24 años, Cepeda debe ser el designado y no ocupar un puesto en los jardines. “Este equipo va a tener que pitchear y defender muy bien porque lo más seguro es que haga pocas carreras. Por eso no podemos poner en los jardines a dos hombres que no son buenos fildeadores. Despaigne ya demostró que puede hacerlo de manera digna, pero ¿desde cuándo Cepeda no juega allí? Eso es arriesgar demasiado.”

“Yo coincido contigo”, dice Felipe. “Al final, poner a Cepeda en los jardines lo único que aporta es colocar en la alineación a Guillermo Avilés, y todavía ese muchacho no está para eso. Se vio durante casi todos los play offs aquí, y luego en la Serie del Caribe. Para lo que me va a aportar Avilés, prefiero asegurar la defensa con Víctor Víctor.”

“Sí”, interviene Geovanny, “pero ya ese equipo está mermado a la ofensiva cuando pone a Frank Camilo (Morejón) de receptor. Víctor Víctor es otro out por regla, y Cuba no puede darse el lujo de regalar las pocas oportunidades que va a tener de anotar carreras. Además, el otro que debe jugar para mí como designado es Yosvany Alarcón.”

“Es verdad”, le responde Felipe, “pero Frank Camilo es el que mejor sabe guiar el pitcheo y no se puede sentar. Es verdad que Víctor Víctor no es un gran bateador, pero pone la bola en juego, y lo prefiero por delante de Alarcón, porque es mejor bateador, pero estuvo sancionado casi todo el año y está fuera de juego. Con esta gira no es suficiente para lo que se le va a exigir. Además, recuerda que Alarcón ha tenido otras oportunidades con el Cuba y no ha bateado.”

“¡Qué lástima que no podamos tener de nuevo a (José) Pito Abréu, Yasmany Tomás, Kendrys Morales o Yoenis Céspedes! Los demás equipos van con sus mejores peloteros y nosotros no podemos contar con ellos. ¿Se imaginan tener a (Aroldis) Chapman de cerrador?”, se pregunta Pedro Pablo.

“Mi hermano, no sueñes más”, le comenta Deivis. “Eso es por gusto, aquí nunca van a permitir eso, aunque sigan diciendo que es porque Estados Unidos no les da permiso. A los voleibolistas les dan permiso y tampoco los dejan, así que olvídate de ese equipo unificado, porque nunca lo van a hacer mientras exista este Gobierno.”

“Tienes razón”, reconoce Pedro Pablo, “mejor hablamos de otra cosa. ¿Y cómo organizarían el pitcheo? Yo creo que con tres abridores es suficiente, pero en ese equipo hay demasiados, y no es lo mismo salir de relevo que abrir. Me imagino que contra Japón pongan a Vladimir Baños, a (Noelvis) Entenza contra China y a Lázaro Blanco contra Australia, que es el decisivo.”

“Puede ser así”, opina Jordan. “Contra China da igual, ese partido se debe ganar como quiera, y me gusta más Vladmir García de relevista, porque lo hizo durante bastante tiempo. A los zurdos los reservaría también para relevar en alguna situación puntual, y el otro abridor podría ser Yosvany Torres.”

“Vamos a ver”, señala a modo de cierre Kevin. “Lo que hace falta es que no nos hagan madrugar por gusto y nos den alguna alegría, porque ya estoy cansado de las derrotas del equipo Cuba.”

Los juegos de Cuba en el Grupo B

Martes, Marzo 7

Cuba v. Japón, 5 a.m Tokyo Dome.  (Hora de Cuba/EST)

Miércoles, Marzo 8

China v. Cuba, 10 p.m., Tokyo Dome (Hora de Cuba/EST)

Viernes, Marzo 10

Grupo B: Australia v. Cuba, 10 p.m., Tokyo Dome. (Hora de Cuba/EST)


One thought on “Cuba y sus dudas antes del Clásico

  • el 10 marzo, 2017 a las 1:17 am
    Permalink

    Cuba es Cuba en el beisbol internacional, así debe ser entrada tras entrada….aunque se trate de quien se trate….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *