Cuba exigirá PCR negativo a viajeros en 2021

Por El Toque

Foto: Elizabeth French/Unsplash.

HAVANA TIMES – El Ministerio de Salud Pública (Minsap) informó que a partir del 10 de enero de 2021, se exigirá “a todos los viajeros internacionales que presenten un certificado con resultado negativo de un PCR-RT para SARS Cov-2, de un laboratorio certificado en el país de origen y realizado en un periodo de 72 horas antes del arribo a Cuba”.

El documento enviado al Centro Nacional de Enlace OPS/OMS explica que la medida es resultado de la situación epidemiológica internacional relacionada con la pandemia de la COVID-19 y toma en cuenta el alto por ciento de casos importados detectados con la apertura de los aeropuertos internacionales en Cuba.

La información firmada por José Portal Miranda, ministro de Salud Pública, explica que esta decisión está refrendada por la Ley 41 de 13 de julio de 1983 de la Salud Pública, en su Capítulo III “De La Higiene y La Epidemiología, Reglamento de la Ley de la Salud Pública y el Reglamento Sanitario Internacional.

La indicación dice también el documento no afectará las medidas higiénico-sanitarias que actualmente se implementan en las fronteras del país y el protocolo que se aplica a todos los viajeros internacionales.

La noticia fue confirmada por la agencia CAFE Travel & Services, la cual envió un mensaje de WhatsApp a sus clientes notificándoles que el certifico con el resultado negativo de un PCR-TR será indispensable para abordar el avión con destino Cuba a partir del primer día de 2021.

Desde hace semanas la población cubana ha mostrado preocupación ante el aumento de los casos importados y la propagación de la COVID-19 por el país después de la reapertura de las fronteras. Los casos de viajeros internacionales o contactos de estos, confirmados con la enfermedad en Cuba, han aumentado en un 75 %.

En una publicación del Minsap para responder preguntas sobre el Control Sanitario Internacional, explicaron Cuba no exigía PCR porque “en muchos países del mundo existen limitaciones tecnológicas que no garantizan a sus viajeros los resultados del PCR en el período exigido y esto podría limitar los viajes, además, del alto costo que impone en esos países realizarse un PCR para viajar”.

Aunque reconocieron que era una medida que se analizaba, agregaron que “tampoco es despreciable el número de países que hoy no disponen de laboratorios de biología molecular para realizar de manera masiva estas pruebas y se ven en la necesidad de enviar sus muestras a otros países para que sean analizadas, lo que dificulta el tiempo de espera de los resultados”.

El país de origen con mayor cantidad de personas infectadas es Estados Unidos, aunque también se han reportado numerosos contagiados con procedencia de México, Panamá, Haití y España.

Debido al aumento significativo de casos importados o asociados a estos, diciembre podría ser el mes con mayor número de contagios desde que comenzó la pandemia en Cuba.

La violación de los protocolos sanitarios a la orden del día

Hasta este 21 de diciembre, de los 1 852 casos de COVID-19 importados desde el mes de marzo, el 69.4 % (1286) se ha reportado en los últimos dos meses del año, coincidiendo con la reapertura de los principales aeropuertos del país.

Aunque el Programa Nacional de Control Sanitario Internacional recoge la entrega de la Declaración de Sanidad del Viajero (DSV), el cumplimiento de la vigilancia epidemiológica de los viajeros, la restricción de movilidad durante los primeros 10 días y la aplicación de dos test PCR —uno en frontera y otro al quinto día—, el aumento de casos con fuente de infección en el extranjero y de contactos con los viajeros, muestra reiteradas violaciones que han llevado a la dispersión de la COVID-19 por todo el territorio nacional.

Entre las principales irregularidades detectadas se encuentra la falsificación de información en la DSV; la realización de fiestas con familiares, amigos y vecinos; la violación del aislamiento en la vivienda tanto por el viajero como por sus familiares; el uso incorrecto de los medios de protección o el irrespeto de las medidas sanitarias establecidas en los hogares; el incumplimiento por parte de las autoridades sanitarias del plazo de 24 a 48 horas para la entrega de resultados del primer PCR; la falta de seguimiento desde el área de atención primaria de salud; entre otras.

Se han reportado varios viajeros en proceso penal por propagación de epidemias en las provincias de Ciego de Avila, Santiago de Cuba, La Habana, Villa Clara, Pinar del Río y Sancti Spiritus.  

De acuerdo con varios reportes de prensa, un alto por ciento de los casos ha sido detectado en el segundo PCR realizado a los viajeros internacionales.

En La Habana desde la reapertura del Aeropuerto Internacional José Martí el 15 de noviembre, el número de contagios con COVID-19 ha crecido considerablemente. Varios de los rebrotes y controles de foco en otras provincias también están asociados a la llegada de viajeros desde el exterior.

Un reporte de la Agencia Cubana de Noticias en Camagüey informó que, desde el inicio de pandemia en Cuba, Camagüey registra más de 180 infectados con el nuevo coronavirus, 88 autóctonos y 98 importados. De los casos con fuente de infección en el extranjero, el 50 % fue diagnosticado en el segundo PCR realizado al quinto día de su arribo al país.

Las autoridades cubanas han reiterado que Cuba no puede estar cerrada y, por tanto, es necesario exigir el cumplimiento de los protocolos sanitarios para evitar los rebrotes y controlar la enfermedad.

Lea más noticias desde Cuba aquí en Havana Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *