Cuba/Clásico: Análisis de la derrota (2)

Nota: Los cuatro equipos que irán a los semifinales en San Francisco el 17 y 18 de marzo ya está definido.  Por el Grupo 1 (donde estaba Cuba) irán el doble campeón Japón y Holanda.  En el Grupo 2 van la Republica Dominicana y Puerto Rico, que ganó 4-3 a Estados Unidos el viernes. Todavía falta un juego de la segunda ronda entre Puerto Rico y Dominicana para definir los contrincantes de los semifinales.  El ganador irá contra Holanda y el perdedor contra Japón.

Por RAY OTERO*

Aunque muchos no lo reconozcan, Víctor conocía como ningún otro al elenco que tenía bajo su mando, simplemente no por él Cuba cayó ante Holanda. (Foto: Yuki Taguchi)
Aunque muchos no lo reconozcan, Víctor conocía como ningún otro al elenco que tenía bajo su mando, simplemente no por él Cuba cayó ante Holanda. (Foto: Yuki Taguchi)

HAVANA TIMES — Me decido a continuar mi análisis sobre la salida de Cuba del III Clásico Mundial de Béisbol después de leer por varios medios cubanos sobre la misma. Me llegan o leo por mi cuenta artículos de Peter C. Bjarkman, de Daniel de Malas, Rafael Rofes, Raiko Marín, en fin, un sin número de artículos y opiniones que de primer momento son tan difíciles de digerir todas a la vez, como mismo fueron las dos derrotas del Cuba ante Holanda.

Pero primero que todo me pregunto, ¿Será que nosotros los cubanos somos los únicos que nos cuestionamos con tanta vehemencia y a veces incluso tanto irrespeto la actuación de nuestro elenco nacional?

Realmente no lo sé, pero con esta pregunta quiero comenzar este artículo que por cierto no pretendo contente a nadie solo que haga reflexionar y pensar a aquellos acérrimos seguidores del elenco cubano o quizás a veces solo de sus triunfos.

Primero vale mencionar que si hoy en día se vierten tantos criterios negativos sobre la escuadra cubana esto viene dado por el historial que la misma acumuló desde los años ‘30 del siglo pasado con las extintas Series Mundiales Amateurs, pasando por los constantes triunfos en las Series del Caribe de béisbol profesional y la llegada de peloteros a las Ligas Mayores norteamericanas de antes de 1959.

Pero esta historia se reafirmó muchos años después, con nuevas escuadras nacionales amateurs cubanas que fueron alcanzando niveles inexplicados, a medida que el béisbol internacional se hacía más débil, hasta la llegada de los elencos profesionales a la palestra internacional en 1998, durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo, Venezuela.

En el año 2011, en el estadio Rod Carew de Panamá y durante la final entre Cuba y Holanda, un aficionado panameño que asistía con toda su familia a ver el choque por el título de la última Copa del Mundo de la IBAF, llevaba puesta una gorra del Cuba al igual que su hijo pequeño y abiertamente apoyaba al elenco cubano.

El joven Yasmani Tomás posee un futuro brillante en la escuadra cubana y su figura fue una de las grandes adiciones de la directiva cubana al elenco nacional. (Foto: Yuki Taguchi)
El joven Yasmani Tomás posee un futuro brillante en la escuadra cubana y su figura fue una de las grandes adiciones de la directiva cubana al elenco nacional. (Foto: Yuki Taguchi)

Cuando le pregunté qué representaba para él la escuadra cubana de béisbol y por qué su apoyo era total a la misma, simplemente me respondió “he traído a mi hijo para que vea por vez primera al elenco cubano, Cuba en béisbol es pura historia, sino ganan, siempre están entre los mejores, no importa el elenco que tengan generación tras generación”.

Cuando se consumó el último out del choque y todo el banco holandés inundó con euforia el terreno de juego en merecida celebración, este señor – que se encontraba una fila detrás de mi – me tocó el hombro y entonces me dijo, “lo siento, será la próxima vez” y terminó diciendo, “es solo un juego pero al menos ustedes quedaron segundos”.

Jamás olvidaré la anécdota mientras viva y la pasión por este deporte corra por mis venas.

Pero desde mucho antes, la entrada de elencos profesionales no frenó del todo esa historia de triunfos de Cuba en la arena internacional. En 1998 se triunfó en los Centroamericanos, en 1999 – en una de las competencias más reñidas y difíciles del béisbol internacional que se hayan visto – Cuba venció en los Panamericanos de Winnipeg, en el 2000 Cuba sufrió una debacle con la pérdida del título olímpico ante Estados Unidos pero un segundo lugar fue llevado para el país, en el 2001 se obtuvo el título mundial en la final nuevamente contra un talentoso elenco profesional de Estados Unidos y estos títulos se repitieron en el 2003 y 2005.

Entre esos años Cuba ganó la Copa Intercontinental del 2002 en La Habana, el pre olímpico del 2003 fue a manos de Cuba y el título Olímpico del 2004 también, en el 2006 Cuba venció en los Centroamericanos y obtuvo el segundo lugar en el I Clásico Mundial de Béisbol, el más alto galardón del béisbol nacional en su historia. En ese mismo 2006 la Copa Intercontinental fue nuevamente a manos de Cuba, pero a partir de ahí los títulos se hicieron evasivos.

Como olvidar en estos momentos a un Pedro L. Lazo que se encargó de despachar a Venezuela (izq.) y República Dominicana (der), elencos más sobresalientes que el Holanda 2013, en la versión del Clásico Mundial 2006. (Foto: Al Bello)
Como olvidar en estos momentos a un Pedro L. Lazo que se encargó de despachar a Venezuela (izq.) y República Dominicana (der), elencos más sobresalientes que el Holanda 2013, en la versión del Clásico Mundial 2006. (Foto: Al Bello)

Cuba logró un título de importancia en la Copa Intercontinental del 2010 y aunque en el 2007 el título Panamericano fue a manos nacionales, la competencia dejó mucho que desear por la calidad de los rivales. Subtítulos del Mundo en el 2007, 2009 y 2011 frustraron a la afición cubana, las derrotas tempranas ante el campeón Japón en el II Clásico Mundial fue un cubo de agua fría para la afición, en el 2010 el elenco cubano cayó en la final del clasificatorio al mundial 2011 ante República Dominicana, pero la pérdida del título panamericano en el 2011 y obteniendo solo el tercer lugar colmó la paciencia de muchos. En breve reseña este ha sido el decursar del béisbol cubano en casi las dos últimas décadas desde la entrada de los jugadores rentados al béisbol internacional.

Ahora Cuba sale del III Clásico Mundial con dos costosas derrotas ante el colectivo de Holanda, y aunque el elenco debe al final mejorar su sexta posición de la versión anterior del 2009, esto no dice mucho a los cubanos que no se conforman con ver al elenco fuera de una final o al menos entre los cuatro grandes. Es comprensible considerando todo lo anterior dicho.

Pero por otro lado la exigente afición cubana ha olvidado que ya no es solo el equipo cubano el que sale a la arena internacional a jugar a un alto nivel y que el béisbol moderno es ahora más internacional que nunca. Hemos visto en este Clásico Mundial a elencos como España, Italia, el mismo Holanda y Brasil, lucir escuadras que aunque algunas no digan mucho del nombre que representan, en el terreno la diferencia queda definida por los triunfos sin importar el origen de sus jugadores.

Por el contrario, los cubanos se aferran a competir con una escuadra pura y completamente nacional, con jugadores salidos de la Liga Cubana y sin recibir importaciones incluso de jugadores formados en Cuba y que ahora militan en el béisbol de Grandes Ligas norteamericano. Esto también debería levantar orgullo.

No creo el béisbol cubano esté acabado como hace mucho tiempo vienen lanzando al mundo muchos. Creo el béisbol cubano pasa por una etapa de su desarrollo de la cual creo saldrá más fortalecido. Si el béisbol cubano – ese que se juega en la Serie Nacional – estuviera acabado, entonces no se qué hacen hombres de calibre en las Mayores como Alexei Ramírez, Yoennis Céspedes, Aroldis Chapman, Leonys Martin, Kendry Morales, José Iglesias, Yunel Escobar, Yunieski Betancourt, José Ariel Contreras, Adeynis Echevarría , Dayán Viciedo, Raúl Valdés, entre otros muchos que pujan por entrar como por ejemplo los prometedores Yasiel Puig y Aledmis Díaz.

Y por si no fuera poco, en este mismo Clásico Mundial 2013 la prestigiosa revista Baseball America dio a conocer los 11 prospectos del torneo que aún no juegan en béisbol organizado y de ellos cinco fueron de Cuba, el país que más representantes obtuvo, con los nombres de José Dariel Abreu, Alfredo Despaigne, Erisbel Arruebarruena, Yulieski Gourriel y el lanzador derecho Yadier Pedroso.

Yulieski Gourriel pese a su gran ofensiva tuvo una noche para el olvido a la defensa ante Holanda. (Foto: Yuki Taguchi)
Yulieski Gourriel pese a su gran ofensiva tuvo una noche para el olvido a la defensa ante Holanda. (Foto: Yuki Taguchi)

Si a estos unimos nuevas caras que pudimos ver por Cuba y que al final causaron una impresión enorme en los nombres de Raciel Iglesias, Andy Ibáñez pero sobre todo de Yasmani Tomás y José Miguel Fernández, más una gran cantera que existe aún en Cuba, queda entonces por sentado que el talento del país es innegable y que la llamada Serie Nacional y el béisbol cubano en general con más carencias que en otros lugares del mundo, si produce hombres de calidad a granel.

Ahora, dos cosas bien diferentes resultan generar peloteros de calibre que en conjunto jueguen en armonía, a que estos de manera individual lo puedan hacer bien ante un máximo nivel que muchas veces desconocen con consistencia.

En este Clásico Mundial el equipo cubano alcanzó momentos en que todos los entendidos llegaron a colocar al elenco entre los grandes favoritos para buscar un boleto entre los cuatro grandes del torneo, y nada lejos estuvieron de lograrlo. Cuba logró algo que parecía imposible a inicios del Clásico, vencer a Japón, quien todos sabemos resulta el verdadero favorito en estos eventos hasta que su doble corona caiga, y lo hizo de manera convincente.

El joven Yasmani Tomás posee un futuro brillante en la escuadra cubana y su figura fue una de las grandes adiciones de la directiva cubana al elenco nacional. (Foto: Yuki Taguchi)

Poco antes de comenzar el torneo no pocos eran los que se conformaban con olvidarse del primer partido ante Japón en la etapa clasificatoria y buscar vencer a los Samurais en el segundo enfrentamiento entre ambos, si se producía, en la segunda ronda.

La realidad es que muchos jugaban con la teoría de que vencer al coloso asiático y mundial sería harto difícil en par de ocasiones, luego en la segunda ronda sería el triunfo mucho más provechoso.

Ni como abridor ni como cerrador, simplemente Vladimir García no cumplió a plenitud su función ante Holanda en el partido final. (Foto: Koji Watanabe)
Ni como abridor ni como cerrador, simplemente Vladimir García no cumplió a plenitud su función ante Holanda en el partido final. (Foto: Koji Watanabe)

Sin embargo, ambos con balance de 2-0 y con la clasificación en el bolsillo, Cuba y Japón salieron a jugar de tú por tú y en el pareo los nacionales mostraron clase y posiblemente jugaron y fueron dirigidos en uno de los mejores partidos de Clásico Mundial del elenco cubano en su historia, sino el mejor.

No solo con el boleto en la mano a la segunda fase sino con el primer lugar del Grupo A los cubanos salieron a jugar el inicio de la segunda ronda ante una muy conocida y difícil Holanda, que aunque había derrotado a los nacionales en tres de las últimas cuatro ocasiones desde la Copa del Mundo 2011 cayendo solamente en el Torneo de Haarlem 2012, venía además reforzada hasta los dientes con los jugadores profesionales provenientes de la caribeña Curazao.

El duelo significaba un reto, pero sin embargo, el pitcheo actuante ante Cuba era el mismo que los nacionales habían enfrentado en años anteriores, pero esta vez fue muy superior al cubano.

Después de un arrollador triunfo ante Taipei de China 14-0, Cuba salió nuevamente a enfrentar a Holanda, y ambos elencos sabían de antemano que segundas partes nunca fueron buenas. Para ambos todo fue más difícil, los dos elencos y mentores pifiaron en un tenso partido, como casi siempre sucede en juegos como estos.

Como olvidar en estos momentos a un Pedro L. Lazo que se encargó de despachar a Venezuela (izq.) y República Dominicana (der), elencos más sobresalientes que el Holanda 2013, en la versión del Clásico Mundial 2006. (Foto: Al Bello)

Para mi, quizás la derrota del elenco antillano comenzó no solo durante el choque, sino un día antes cuando el lanzador derecho avileño le pidió la pelota al mentor cubano Víctor Mesa para lanzar ante los holandeses.

Muy difícil resulta a un manager negar la pelota a un lanzador dispuesto y decidido a hacerlo de la mejor manera. Víctor y el alto mando de Cuba lo sabían y la responsabilidad fue entregada al parecer mentalmente dispuesto lanzador.

Casi cuatro horas de juego y la decisión comenzaba a pesar, Cuba no tenía como cerrar el choque ante Holanda con un endeble cuerpo de lanzadores que debían terminar la tarea magistral de relevo realizada por el zurdo Norberto González, nos sucedía lo mismo que en los Juegos Olímpicos del 2008 cuando un agotado Pedro L. Lazo tuvo que salir a cerrar ante Corea del Sur por la medalla de oro.

Si de algo el equipo cubano pecaba una vez más era de no poseer un definido “bullpen”, tan importante en el béisbol moderno actual. Si Vladimir no hubiera pedido la pelota ante Holanda, el zurdo Wilber Pérez hubiera subido al montículo siguiendo la rotación del elenco, y fresco como una lechuga Vladimir hubiera tenido la tarea de darle dos buenos innings al manager cubano y con una ventaja de dos carreras, considerando hipotéticamente que el juego hubiera tomado el mismo rumbo. De una forma o de otra, el cerrador de Cuba hubiera estado listo para cualquier tipo de contingencia de ser necesario, pero ya era imposible.

José Dariel Abreu finalmente se convirtió en una realidad en un evento grande con el Cuba. (Foto: Yuki Taguchi)
José Dariel Abreu finalmente se convirtió en una realidad en un evento grande con el Cuba. (Foto: Yuki Taguchi)

2006 la ilusión

Muchos argumentan y regresan al casi triunfo de Cuba en la versión del 2006 del Clásico Mundial. En aquella ocasión el elenco se colgó del brazo de un Pedro L. Lazo para asegurar triunfos vitales ante Venezuela en la segunda ronda y República Dominicana en semifinales. Sin sus dominantes salidas, el conjunto jamás hubiera podido avanzar ni llegar a donde llegó. En ese mismo primer Clásico Pedro L. Lazo inició por Cuba el torneo enfrentando a Panamá y saltó rápido del montículo, cuando los técnicos cubanos comprendieron que su labor era la de asegurar los partidos del elenco, el destino del Cuba fue otro.

Pero un poco más, las críticas siguen sobre las inexactitudes y errores del elenco cubano en estos juegos ante Holanda, la realidad es que al parecer todos olvidan los juegos de Cuba en la edición del 2006 que no dejaron de estar exentos de este tipo de problemas. Como olvidar el error mental de Eduardo Paret ante Puerto Rico o el error de Joan C. Pedroso ante el mismo elenco en primera base, como olvidar la pifia de los jardineros cubanos ante República Dominicana dejando caer fáciles elevados a los jardines o los dos errores de Yulieski Gourriel ante la misma República Dominicana en la semifinal.

Al final, todo quedó en el pasado simplemente porque Cuba fue capaz, encontró la manera de imponerse en esos choques y el béisbol cubano con su segundo lugar, para todos realizó una proeza. Así es como la historia se escribe cuando los resultados le favorecen al conjunto que uno sigue.

A mi entender el juego entre holandeses y cubanos se puede catalogar como un choque de dos generaciones diferentes. Los cubanos venían avalados por su largo historial en la arena internacional acumulado por años. Los holandeses pertenecen a la nueva generación de elencos nacionales que ha crecido en los últimos 15 años dentro del béisbol moderno. Para Cuba la falta de roces internacionales de alto nivel los ha hecho mucho más vulnerables a elencos como el holandés. En conclusión, entre el pasado que representaba la camisa del Cuba y el presente que marcaba el elenco holandés, terminó imponiéndose este último.

(Continuará)

(*) Leer los reportajes de Ray Otero en Baseballdecuba.com.


6 thoughts on “Cuba/Clásico: Análisis de la derrota (2)

  • el 22 marzo, 2013 a las 12:59 pm
    Permalink

    Analicese esta situacion simple; El LatinoAmericano, Estadio insignia del equipo mas ganador que tiene Cuba, Industriales, analicese luego el estadio de los Leones de Caracas, o de los Sultanes de Monterrey en Mex, o los estadios donde se entrena baseball en cualquier otro pais, cito Brasil, y para no hablar de USA, u Holanda, y evitar asi que me vengan con la vieja lata que son paises desarrollados. Que sucede, hay un sistema econ-polit-social CENTRALIZADO cual por supuesto, bajo esos terminos, NO FUNCIONA, NO FUNCIONA EL INDER, en este caso organismo responsable,= %^ AHHH Y SOBRE TODO, la explicacion que dan es simple y antana ya, ” Cuba es un pais bloqueado.” Cuba es un pais que tiene un sistema que no puede recaudar dinero en el Latino para siquiera arreglarlo, y ponerlo decente, y despues exigir un pago justo por esa desencia; PERO NO, esos son aires del Capitalismo y Carl Marx, Lenin, El Che, Fidel Castro y ahora Hugo Chavez, dicen que con el capitalismo NADA, quie el capitalismo es lo peor, y entonces como resultado, el equipo de Cuba de Baseball no le gana a Holanda hace mas de 3 Anos ya, PENA LES DEBERIA DAR PERDER CON UN EQUIPO EUROPEO, de la calidad de los deportistas cubanos, no se puede hablar, es unica, son lo max, llegan a ganar oros olimpicos, por que son buenos Y QUISIERA ACLARAR, SIEMPRE HAN SIDO BUENO, CITANDO NOMBRES DE ANTES DEL ’59: RAMON FONST, JOSE RAUL CAPABLANCA, EULOGIO SARDINAS ( KID CHOCOLATE), MANUEL CUELLAR ( MIKE CUELLAR) ETC.. ETC… ETC… ESOS NO SON LOGROS DE LA REVOLUCION, ESO ES TALENTO INNATO DE NSTROS LOS CUBANOS, DE HECHO HOY, EL BOXEO CUBANO HA BAJADO MUCHO SU CALIDAD TAMBIEN, CLARO, LOS MEJORES VINIERON EN BUSCA DE LIBERTAD, COMO EL 20% DE LA POBLACION CUBANA LO HA HECHO, Y LO SEGUIRA HACIENDO MIENTRAS EXISTA ESA DICTADURA MENTIROSA Y EMBELEQUERA CHISMOSA, NO ME ALEGRA VER MI EQUIPO PERDER, ME DA RABIA VERLO ESCLAVIZADO MODERNAMENTE, ESO SI, OJALA Y HUBIERAN LLEGADO A SAN FRANCISCO, A VER CUANTOS SE QUEDABAN,

    PD: NO UTILIZO EL VERBO DESERTAR, PUES NO LO CONSIDERO ADECUADO; 1ramente. Los Atletas no son militares, ni soldados, son Atletas !!!! =============> Estoy seguro que este es el Analisis mas certero en cuanto a los resultados del Baseball y de todo en general en cuanto a Cuba y sus problemas (econ-polit-social) se refiere. QUIEN ME DICE LO CONTRARIO? …

  • el 18 marzo, 2013 a las 2:57 pm
    Permalink

    Los dirigente en Cuba no permiten que jueguen los cubanos quienes estan en grandes ligas, y a los cuales la calidad se les sobra, pero el tema es que los gobiernos Dictatoriales tienen dentro de lista, POLITIZAR el DEPORTE, cual es exactamente lo que sucede en Cuba, si elpelotero es bueno, he hizo por casualidad, error, o sentimiento de libertad de expresion, el comentario de que la Revolucion es una [email protected], entonces ni hablar, ese hombre no puede hacer equipo Cuba, y se le sanciona, y censura probablemente por toda la vida, NADIE PUEDE HABLAR MAL DEL SR FEUDAL, yo en mi humilde opinion queria que llegaran a San Francisco, entre otras cosas para ver cuantos se quedaban, por que la verdad, OJALA Y SE QUEDARA EL EQUIPO ENTERO, CADA UNO DE SUS INTEGRANTES, para que sigan politizando con [email protected], por que al final, esta demostrado por el MEJOR JUEZ ( EL TIEMPO) DICE EL TIEMPO QUE EL SISTEMA SOCIAL EN CUBA ES UN TANQUE DE [email protected] AÑEJADA POR + DE 5 DECADAS… ESA ES LA VERDAD MAS VERDADERA; CUBA NECESITA SER LIBERADA DEL SISTEMA OPRESOR, Y ENTONCES BRILLARA COMO SIEMPRE LO HIZO,…sino preguntenele a Tony ( el dueño del equipo Cuba) estoy seguro que concuerda con mi humilde opinio’n….. VIVA CUBA LIBRE DE LA DICTADURA OPRESORA CASTRO COMUNISTA, ESA ES LA PRINCIPAL CULPABLE DE TODO, DE TODO, DE TODO TODITO TODO … I have said !

  • el 18 marzo, 2013 a las 11:06 am
    Permalink

    Yo creo que el equipo hizo lo que pudo, no soy especialista, pero como todo cubano disfruto y veo el baseball. Solo hay cuestiones objetivas que venimos arrastrando desde hace décadas. EL DEBATE EN CUBA; sobre la participacion de nuestros atletas ( todas las espcialidades) en ligas o eventos deportivos profecionales o de alto nivel. Es un problema que nos afecta, aunque el gobierno y el INDER no lo reconozcan. Estos que jugaron en el mundial son muy jovenes para este tipo de competencias, miren los otros equipos. Otra cosa, es que nuestros deportista se van a jugar en otros paises, y esto no es traicion a nadie, para realizar sus proyectos deportivos pero tambien el de su vida y su familia. Muchos estarian jugando hoy en el equipo Cuba, y seria imbatibles. Ver el equipo de Espana, los que estan en las Grandes ligas o en pequenas que gozan de buen prestigio, ver tambien nuestros voleybolistas que estan regados por toda Europa, haciendo ganar los clubes por los que juegan. Ver tambien el atletismo y asi otros deportes. Ahora, la contradiccion fundamental para el gobierno, INDER y sociedad cubana seria: Como asimilar deportistas que pueden ganar cientos o millones de dolares y un medico, maestro, entrenador y toda la cadena de personas que forman a un atleta gana 20 – 25 cuc ( 400 – 600 pesos) al mes? Debe cambiar la politica que ha molestado, indignado a los deportistas, cuando el Estado se ha quedado con una gran parte de sus premios en metalico y los mismos tienen que vender sus ropas deportivas para consumir el poquito mas. Es que no sera mejor crear un impuesto para ellos? Recordar que la formacion del deporte en Cuba es gratuita( mejor decir verdaderamente publica). Como ya dije no soy especialista pero vivi 15 anos, dentro del sistemas deportivo de Alto Rendimiento (AR)y entre medicos y atletas AR del deporte. Que opinan?

  • el 16 marzo, 2013 a las 10:35 pm
    Permalink

    Mencionar a Ramón Carneado, Roberto Ledo, Fermín Guerra, Jose Miguel Pinena, Sergio Tulio Borges, Jorge Fuentes, y otros pocos es hablar de directores técnicos de respeto y grandes hombres del beisbol cubano.. Poner al frente del equipo Cuba a un director desequilibrado emocionalmente , irrespetuoso con los propios jugadores es una burla a los que por muchos años seguimos el beisbol cubano. El beisbol es un deporte normalizado, desde hace unos años hemos alabado la aparición de los picher cerradores, eso es formalización como hay otras normas. VM no respeta norma, no cree en la formalización de actividade en un equipo, es irrespetuoso con los jugadores, les grita, los ofende y otras cosas. No fue sorpresa cuando en la la Liga Profesional de Beisbol Mexicana le cancelaron su contrato por maltratar a los peloteros. El equipo Cuba tiene grandes problemas de fogueo pero seleccionar un director incapaz es el colmo. No culpo a VM de la derrota pero quién o quienes lo propusieron son los protagonistas de este debacle. Esperemos nunca más ver a VM al frente del equipo CUBA.

  • el 16 marzo, 2013 a las 7:57 am
    Permalink

    no se preocupen que ya en la mesa redonda el comisionado nacional de béisbol dijo que estaban haciendo un nuevo programa de entrenamiento y como si esto fuera poco además estaban creando una escuela nacional para directores de equipo supervisadas por los compañeros del gobierno y los compañeros del partido.
    el del 2017 sí lo ganamos al seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *