Corales en un Festival para todos los gustos

conducta1
Conducta ganó el premio de mejor película de ficción.

Irina Echarry

HAVANA TIMES — Durante diez días el público disfrutó con las historias y los personajes de las películas y documentales que vinieron al Festival de Nuevo Cine Latinoamericano. Fueron días intensos en los que unos se estremecieron, otros sintieron indignación o solidaridad; algunos sufrieron y no pocos rieron a carcajadas. Fue un festival para todos los gustos.

Cuando anunciaron los filmes ganadores de corales, cada uno de los espectadores ya tenía su propia lista de premios.

Las películas que más colas generaron fueron las cubanas. Conducta, de Ernesto Daranas, se llevó el Coral al mejor filme, pero de la que más se hablaba era de Vestido de Novia, la cinta de Marilyn Solaya; la gente resaltaba las buenas actuaciones de Laura de la Uz e Isabel Santos. No por gusto se llevó el premio del público.

TRAILER Vestido de novia. Película cubana from Marilyn Solaya on Vimeo.

De las foráneas, la argentina Relatos Salvajes fue de las más comentadas; mientras una gran parte de los espectadores alababa la película, un número considerable de personas salía decepcionada de la sala oscura pensando que el tema de la violencia era solo pretexto para contar escenas agresivas y exacerbar la violencia. Sin embargo el jurado valora otros aspectos y le otorgó los corales en Dirección y Edición.

Las opiniones del público sobre las películas varían según los gustos. Hay muchas que no lograron captar la atención de la gente, recibieron unos cuantos aplausos, pero luego se hundieron en el olvido, como si nadie las hubiera visto.

Güeros, la peli del mexicano Alonso Ruizpalacios, recibió el coral a la mejor Ópera Prima pero, a pesar de ser provocativa, no despertó escozor alguno entre nuestros jóvenes universitarios tan ajenos a lo que puede ser un paro o una huelga. Nadie habla de estos dos personajes que no saben qué hacer de sus vidas mientras en la universidad no hay clases. No están ni a favor ni en contra, solo creen que esa huelga en la UNAM retrasa los estudios. Así, el filme nos revela (justificando la actitud de los dos protagonistas) que los líderes estudiantiles que promueven el paro son tan radicales que se tornan ridículos. Las peleas entre los líderes dan lugar a una crítica fuerte y desprejuiciada del asunto.

Güeros – Alonso Ruizpalacios from WooFilms on Vimeo.

Otra cinta que habla de una protesta estudiantil infructuosa es Ciencias naturales, del chileno Matías Luchéis. Un grupo de estudiantes decide apoyar a una maestra que fue obligada a jubilarse, se encierran en el aula para exigir que la recontraten y animan a los demás alumnos de la escuela a reclamar su retorno. La cosa se pone fea, destrozan, ensucian, atacan a la directora… pero cuando llega el horario de irse a casa, nadie duda. Los que están dentro del aula discuten si vale la pena o no seguir en esa historia, hasta que la directora lleva una carpeta al aula. Todos creen que es el nuevo contrato, pero los papeles contienen las opiniones negativas de los alumnos (los mismos que ahora la apoyan) que propiciaron la jubilación de la anciana maestra. Así, queda en entredicho el porqué de la lucha de los jóvenes. Esta peli pasó inadvertida para el jurado por no tener grandes cualidades artísticas; el tema tampoco caló en los espectadores.

Los documentales sobre medio ambiente no tuvieron gran relevancia, más bien fueron proyectados para una sala casi vacía. Resistencia, del guatemalteco Alejandro Ramírez Anderson, habla sobre tres comunidades de Centroamérica enfrentadas a las trasnacionales decididas a no ser desplazadas y no perder sus formas de vidas. El documental refleja la realidad que viven los pobladores de Térraba en Costa Rica que, por la construcción de una hidroeléctrica, podrían quedarse sin sus tierras boscosas; los campesinos de la reserva de la biosfera de Río San Juan, en Nicaragua, que se ven obligados a vender sus tierras a empresas dedicadas al monocultivo o a la deforestación total; y los habitantes de El Estor, en Guatemala, que ven desaparecer sus bosques por las máquinas de las empresas mineras.

Otro documental que no llenó la sala, Cuerpos de agua, nos cuenta sobre la inundación de una zona de Argentina por la década de los 80, y cómo el pueblo de Bolívar se las ingenió para no perecer bajo el agua, a pesar de la resistencia de las autoridades gubernamentales.

No puede negarse que la sección del Festival más popular fue A Sala Llena, que tuvo muy bien puesto su nombre. Disímiles películas con éxito de taquilla pasaron por las pantallas de los cines habaneros, en ellas la gente se encantaba con la actuación de algunos de los artistas que conocen de las telenovelas brasileñas, o con el enano caracterizado por Francella, el actor cómico argentino.

Hubo opciones más reflexivas; todos los que asistieron al Multicine Infanta a ver los documentales de Eugene Jarecki, quedaron satisfechos aunque un poco atiborrados por tanta información. Revisando el proceder de algunos de los presidentes de EE.UU., la guerra antidrogas o la carrera armamentista, Jarecki ofrece una mirada crítica a la vida política de su país. En short y mezclando el inglés con el español, el joven norteamericano interactuó mucho con el público. Ese es uno de los mayores logros del Festival que, además de actualizarnos en cuanto al séptimo arte realizado en el continente y el resto del mundo, nos trae la dicha de conocer actores y realizadores, de escuchar sus opiniones.

Terminó la 36 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y desde ya, miles de cubanos esperamos con ansiedad el próximo diciembre.

Premios Corales en las principales categorías:
Mejor Largometraje Ficción: Conducta (Cuba)
Premio Especial Largometraje Ficción: Tierra en la lengua (Colombia)
Medio-Cortometraje de Ficción: Sin corazón (Brasil)
Director: Damián Szifrón (Relatos salvajes, Argentina)
Actriz Femenina Protagonista: Geraldine Chaplin (Dólares de arena, Rep. Dominicana-México)
Actor Masculino Protagonista: Armando Valdés (Conducta, Cuba)
Guión: Celina Murga-Gabriel Medina (La tercera orilla, Argentina)
Fotografía: Wojtek Staron (Refugiado, Argentina)
Dirección Artística: El cerrajero (Argentina)
Edición: Relatos salvajes (Argentina)
Música original: Praia do futuro (Brasil)
Sonido: Praia do futuro (Brasil)
Ópera prima: Güero (México)


One thought on “Corales en un Festival para todos los gustos

  • el 16 diciembre, 2014 a las 8:33 am
    Permalink

    Irina, muy buena reseña del Festival.
    Por casualidad, ¿conoces alguna información sobre las razones por las cuales, Regreso a Itaca, del director francés Laurent Cantet con guión de Leonardo Padura, no se exhibió en el Festival?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *