¿Cómo nació “La banda de los aguadores” desde la prisión?

 

La Fiscalía acusó a 16 activistas de “tráfico de armas”, pero la noche del 14 de noviembre llevaban agua a un grupo de madres en huelga de hambre.

Por Franklin Villavicencio  (Confidencial)

HAVANA TIMES – Una de los primeros mensajes del grupo de 16 activistas detenidos en Masaya, el 14 de noviembre, fue que los llamaran “la banda de los aguadores” y les hicieran una canción. Desde las rejas, respondieron con humor a sus acusaciones. La idea, según cuenta uno de los familiares de los activistas, vino de Wendy Juárez, una joven de 28 años que forma parte del movimiento Construimos.

De hecho, el exiliado cantautor Luis Enrique Mejia Godoy respondió al pedido, poniendo su canción con un video en YouTube el 29 de noviembre.

 

 

“Los aguadores”, como se les llama en redes sociales, son acusados de tráfico de armas. Pero en una serie de videos en vivo difundidos minutos antes de la detención por las páginas de Facebook de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) y la Articulación de Movimientos Sociales (AMS), se observa al grupo de activistas con las manos arriba frente al cerco policial que rodeaba a la iglesia San Miguel, donde el padre Edwin Román acompañaba a un grupo de madres en huelga de hambre por la liberación de los presos políticos. 

“Traemos agua para las madres en huelga”, se escucha en ambas transmisiones. “No traemos armas”. 

Antes de la medianoche, dos vehículos fueron retenidos por la Policía Nacional, donde iban los 13 activistas. Tres días después, las autoridades los acusarían. Sus familiares manifiestan que son inocentes, y que el arresto fue por ser solidarios con las madres en huelga. Desde septiembre de 2018, la dictadura de Daniel Ortega prohibió toda manifestación cívica –y solidaria– , y a través de la Policía Nacional prometieron cárcel a las personas que las convocaran.

La escalada represiva del régimen ha impedido manifestaciones masivas, pero el descontento social se mantiene a través de “piquetes exprés” y pequeñas acciones de resistencia pacífica en todo el país. 

“Traemos agua para las madres en huelga”, se escucha en ambas transmisiones. “No traemos armas”. 

Antes de la medianoche, dos vehículos fueron retenidos por la Policía Nacional, donde iban los 13 activistas. Tres días después, las autoridades los acusarían. Sus familiares manifiestan que son inocentes, y que el arresto fue por ser solidarios con las madres en huelga. Desde septiembre de 2018, la dictadura de Daniel Ortega prohibió toda manifestación cívica –y solidaria– , y a través de la Policía Nacional prometieron cárcel a las personas que las convocaran.

La escalada represiva del régimen ha impedido manifestaciones masivas, pero el descontento social se mantiene a través de “piquetes exprés” y pequeñas acciones de resistencia pacífica en todo el país. 

Juicio inicia el 30 de enero de 2020

El juez Julio César Arias programó el juicio para “los aguadores” hasta el 30 de enero de 2020. En la audiencia inicial, que tuvo lugar el sábado, los abogadores defensores presentaron varios recursos por vicios procesales. Todos fueron ignorados por el juez. La audiencia se extendió hasta la madrugada del domingo. En realidad, esta audiencia se iba a llevar a cabo el jueves, pero fue cancelada porque Arias se reportó enfermo. Para Grethel Gómez, madre del acusado Hansell Quintero, esto fue “una burla”.

Familiares de los activistas detenidos por pasar agua realizaron una vigilia el sábado, tras el inicio de la audiencia inicial. Carlos Herrera | Niú

One thought on “¿Cómo nació “La banda de los aguadores” desde la prisión?

  • Es lamentable que estas cosas estén pasando en los países de américa, y siempre se culpa al imperio, es como si fuera un manual de conducta de gobiernos que perdieron su rumbo y se mantienen en el poder por el ejército y hacer y disponer de la vida de los ciudadanos libres,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *