Aguacate, un lugar de Cuba

“…da ganas de llorar en las condiciones en que nos han dejado…”

Helson Hernandez

HAVANA TIMES — En la geografía cubana existe un pequeño pueblo llamado “Aguacate”, situado en el occidente del país, perteneciente al Municipio Madruga en la hoy llamada provincia Mayabeque, a 80 kilómetros de la Capital Habanera, y a 30 kilómetros de la Ciudad de Matanzas.

La belleza del típico paisaje campestre, con llamativas lomas y un verde sorprendente, rodean la comunidad de quienes conviven en este pueblo de gente humilde. Le invitamos entonces a conocerlo, y asombrarse a medida que vayamos conversando con varios de sus habitantes, sobre la riqueza de valores históricos y culturales que guarda en su memoria el maravilloso territorio, donde la tristeza e inconformidad, provocada por el olvido y deterioro, son sentimientos que están hoy presentes entre sus pobladores.

Aguacate, posee a lo largo de su existencia una serie de acontecimientos, desconocidos para muchos y que a la vez han sido enterrados por otros, los que resultan trascendentales para su historia local. Infelizmente, en nada se parece a lo que un día fue allí la vida social, añorada por los que hoy solo se contentan con hacerlo saber a las nuevas generaciones.

Omiro García Martínez, miembro de la Asociación de Combatientes e Historiador local, nació en febrero de 1937, y desde entonces su vida ha trascurrido aquí, siendo testigo de anécdotas que han ignorado muchos otros historiadores.

OGM: En el año 49, Fidel Castro, al terminar su carrera como abogado defiende uno de sus primeros casos en Aguacate, se trataba de un campesino que iba a perder sus tierras, y él por supuesto, logró ganar aquel pleito.

Una visita de Fidel Castro a Aguacate en 1961

Al visitar el pueblo, hace relaciones con una mujer llamada Hortensia Valcárcel Valdez, quien sería posteriormente una de sus grandes amigas de confianza. Hortensia era natural de Aguacate, y en aquel entonces dueña de un taller textil.

De esta manera Fidel comienza a dar sus reuniones clandestinas en nuestro pueblo por la lucha revolucionaria, en casa de la referida señora, casa que aun existe, está situada en la calle 18, esquina 31. Casi todos los meses se daban reuniones allí con el líder de la Revolución Cubana.

Recuerdo que en principio yo me escondía detrás de una ventana para escuchar lo que ellos hablaban, entonces un día me sorprenden y Fidel pregunta qué ocurría, alguien le explicó que eran dos muchachos escurridizos oyendo lo que él estaba hablando.

Cuando le dicen la edad que teníamos, 15 años, Fidel señaló: “Déjenlos entrar, que ese es el futuro nuestro”. Sin dudas la amistad con Hortensia Valcárcel propició también el acercamiento de Fidel Castro a nuestro pueblo, incluso, intervino en muchas actividades que se hicieron.

HT: Sus inquietudes sobre el Aguacate de estos tiempos?

OGM: Aguacate hoy ha perdido todos sus valores. Volviendo atrás, Fidel Castro dijo en una oportunidad unas palabras que nunca se me olvidarán: “Aguacate, como pueblo de campo, no tiene nada que envidiarle a una ciudad”.

Eso lo expresó en una reunión en el año 69, cuando se fundó aquí una comunidad llamada Picadura, un lugar mágico que hasta el reconocido Jazzista Chucho Valdés le compuso el tema “Valle de Picadura”, y el Comandante lo dijo con conocimiento de causa, porque fue testigo de todo lo que había apreciado de este lugar.

Hoy en día, Aguacate ha perdido su autonomía completa, está saliendo adelante por nosotros, sus habitantes. El Municipio al que pertenecemos, Madruga, se ha llevado de nuestro territorio todo lo más preciado y útil.

Las oficinas centrales del ingenio antes.

La Dirección de Educación se la llevaron, sabiendo que el peso de este sector estaba aquí, la estación de Policía, con lo que no contamos hoy, el Hogar Materno, cosas de valor patrimonial que nos pertenecen históricamente, da ganas de llorar en las condiciones en que nos han dejado.

Teníamos una Dulcería famosísima “La Dominica”, Restaurantes, Hotel, aquí había de todo. En julio las famosas fiestas del Carmen con un nivel de desarrollo tremendo, jamás comparadas con lo que hoy hacen.

Inclusive su central azucarero, 1500 trabajadores con 500 caballerías de tierras llanas, igual lo destruyeron. Todos nuestros jóvenes tienen que ir a estudiar a Madruga, con las dificultades del transporte y la economía. Lo que se ha hecho con este pueblo no tiene comparación. Conclusión, Aguacate lo han convertido en una aldea.

HT: Justamente, la principal fuente de ingreso de este territorio, era su Central Azucarero, que determinaba en gran medida el desarrollo económico entre sus habitantes, por ser la principal fuente de trabajo. Ahora es uno de esos tantos sitios de los que solo quedan sus ruinas, y la memoria de quienes le vieron producir.

La farmacía de Aguacate, hoy.

Al ver imágenes de lo que fue el también conocido por Ingenio El Rosario, no podemos evitar el asombro de su impresionante majestuosidad, sin olvidar que grandes personajes como el mundialmente ajedrecista Raúl Capablanca, quien vivió parte de su adolescencia en Aguacate. Dejó allí su huella al realizar algunos partidos en público, así lo atestiguan fotografías que reviven dichos valores históricos.

Luis Carrasco Fragoso, nacido en 1951, ingresa como trabajador del antes referido Central Azucarero Villena en septiembre del 77, en el departamento de finanzas, y rememora algunas experiencias, a la vez que comparte sus reflexiones.

LCF: Para mí el Central era la columna vertebral de este pueblo. Más del 60 por ciento de las personas con edad laboral que vivían aquí, trabajaban en él, era la principal fuente de ingreso, y de superación, porque permitía el desarrollo en diversas especialidades. Durante el transcurso de los años el Ingenio se supero técnicamente, fíjate que se agrando el basculador, de 160 mil arrobas que molía se llevó a 260 mil, su potencial azucarero creció indiscutiblemente.

Era la vida de este pueblo, todo el que tenía una necesidad la resolvía en el Central. Desde el punto de vista económico hay datos que demuestran que nuestro Central era más eficiente que otros cercanos, pues el corte en algunos era manual, mientras que el nuestro era a través de maquinas, imagínense que hasta el azúcar que producíamos era de una calidad notable, bien refinada.

HT: La repercusión al detener el Central de Aguacate?

El Club Deportivo antes.

LCF: Por estrategia del estado se retiró su funcionamiento, pienso que haberlo quitado fue un error, estaba casi nuevo, habían hecho hasta dos calderas que no llegaron casi ni a trabajar. Hay que tener en cuenta que Aguacate no tenía nada más importante que su Central. Hoy por hoy todo el personal técnico del pueblo está fluctuando por fuera, hasta en otras provincias. Nuestro pueblo en vez de mejorar lo que ha ido es desmejorando, y perdiendo valores, todo lo que tenia de valores ya no existe o está en muy mala calidad.

HT: Nos queda otro sitio, el cual no podemos dejar de mencionar, entre aquellas cosas que podrían también devolverle la luz al terruño aguacatense, el antiguo Club Deportivo Rosario, conocido así antes del triunfo de la Revolución. Constituía un espacio para el recreo y esparcimiento de los pobladores, con un terreno de pelota elogiado por quienes visitaban la instalación, sin olvidar la magnificencia de su estructura, una vegetación que daba abundante sombra, incluyendo una piscina en la cual estuvo el reconocido actor norteamericano y famoso nadador Johnny West Muller, intérprete de la famosa saga de Tarzán. Jorge Cruz Martínez, con 68 años de vida en la localidad, ha querido contarnos de este particular.

JCM: El deportivo de Aguacate, antes conocido como Club Rosario, era de una belleza inigualable. Su piscina, el gran salón de baile, sus áreas verdes con matas bien podadas, y su exclusivo terreno de Beisbol. Un comentarista deportivo muy querido por todos los cubanos, Eddy Martín, quien asistió varias veces a nuestro terreno, lo definió como uno de los mejores del país por sus características y la manera en que había sido concebido.

Interior del antiguo Restaurante El Pekin

Aquí se celebró el 1er Campeonato Nacional Azucarero, en el año 1961, siendo el triunfador el equipo que representaba a nuestro Central Rubén Martínez Villena, alcanzamos el primer lugar y la corona del partido. Aquí tuvimos el privilegio de ver jugar a grandes estrellas del béisbol, a la vez que han salido de este pueblo grandes jugadores, Diego Martínez, conocido por el manco, pues tenía su mano derecha amputada hasta el codo y de esa forma jugaba excepcionalmente.

También jugadores de este territorio que han trascendido como Bernardo González (Navaja), quien participó en series nacionales con los Industriales y partidos internacionales en diversos países, después su hijo José Antonio González Germade, fue lanzador del equipo Habana.

Actualmente tenemos al destacado lanzador Leinier Rodríguez, hoy aclamado para integrar el equipo Cuba. En fin, puedo decir que poseemos una tradición e historia que no se podrán borrar nunca, los que vivimos aquellas épocas de gloria nos ocuparemos de transmitirlo a las venideras generaciones, aunque todos los encantos del área deportiva han desaparecido, por el descuido y sobre todo el deterioro que se percibe en este sitio esencial de Aguacate.

HT: Con relación al servicio del transporte, Aguacate tuvo desde 1948 su propia terminal de Ómnibus que cubría varios destinos, la Ruta 44 la más recordada y añorada por quienes cuentan estas anécdotas, pues posibilitaba directamente los viajes desde este pueblo hasta la capital habanera.

En el año 1968, se le traslada su base de transporte público hacia otra región, dependiendo por siempre de la organización de otros municipios, lo que hoy se ha convertido en una de las mayores afectaciones que enfrentan las personas para trasladarse hacia otros destinos, incluyendo los estudiantes y trabajadores que deben realizar sus obligaciones fuera del territorio.

La popular Calle del Carmen, hoy.

Según coinciden la mayoría de los entrevistados, Aguacate al perder su municipalidad, ha sido obviado en todo el sentido de la palabra, y Madruga, el municipio al que pertenecen, se ha llevado todo cuanto constituía el orgullo y seguridad de su gente. Mucho se nos queda sin reflejar, pero no alcanzaría con un reportaje para exponer las múltiples ilusiones de sus habitantes, basadas en lo que desean tener de vuelta, aun así nos sorprende escuchar palabras como las de

Rosel González, de 52 años, dependiente del antiguo Círculo Social, del que solo queda una imagen depauperada de su presencia original.

HT: Cómo suele ser un día en Aguacate?

RG: Un día en Aguacate es como si estuvieras en un cementerio mi hermanito…

HT: La intención de este trabajo, no es buscar culpables, ni tampoco aprovecharnos del tema para decir que hemos dado un “palo periodístico”, sencillamente es permitirnos pensar, cómo ha sido posible que tanta historia sea borrada, y con ella los beneficios espirituales de una población.

Por solo citar ejemplos, al pasar por el lugar que un día fue la casa de un personaje trascendental de la historia cubana como el referido Capablanca, solo queden ruinas, sumando otros sitios que podrían continuar cumpliendo una función en beneficio de su comunidad, necesitada en encontrar motivaciones, para hacer sus días más productivos y enriquecedores, con opciones que antes facilitaban todo cuanto hoy se ha perdido, no por falta de recursos, sino más bien, por la necesidad de contar con personas que otorguen valores al sentido de pertenencia, y la lucha contra el descuido.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


17 thoughts on “Aguacate, un lugar de Cuba

  • el 28 septiembre, 2017 a las 2:21 am
    Permalink

    Hace tiempo vivo fuera del pueblo, pero mi familia continua viviendo y cada vez que visito el lugar no dejo de pensar en los buenos recuerdos, los verdaderos amigos de la infancia, la escuela, mi primer amor, en fin son tantas cosas bellas, muchos sentimientos encontrados que me vienen a mi mente, solo espero que algún día mi bello pueblo vuelva hacer lo que fue..AGUACATE..Estos versos son para ti.

    Aguacate
    Hoy me alejo de ti
    Te honro sin olvido
    Aguacate tu siempre serás mío
    Aunque no se acuerden de ti,
    Tus casas siguen triste
    Tus calles sin asfalto
    Tus parques al descuido
    Tus palmas siguen bailando
    A pesar de tanto olvido
    Tú sigues en mi mente
    No importa cuánto cueste
    Pero siempre estas vivo
    Mis raíces yo no olvido
    A pesar de la distancia
    Aguacate tu siempre
    Serás mi esperanza
    Serás el sol sin manchas
    La luna con brillo
    En mi pesar nunca llegara
    El descuido de haberte olvidado
    Contigo tuve infancia
    En tus parques corrí
    Mi primer beso de amor di
    En tus calles descuidadas
    La adolescencia me aguardaba
    Y tú seguías ahí,
    A pesar de la distancia,
    Hoy me inspiro en ti
    Por lo que no te recuerdan
    O por si acaso siente pena
    De haber nacido ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *