A un año de las contrataciones

Por Ronal Quiñones

Alfredo Despaigne was one of the few Cuban athletes with a contract to play in a foreign league.  He played for the Chiba Lotte Marines in Japan.  Foto: cubadebate.cu
Alfredo Despaigne fue uno de los pocos atletas de jugar en una liga extranjero.  Jugó con los Chiba Lotte Mariners en la liga japonesa.  Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — En septiembre de 2013 fueron aprobadas las contrataciones de deportistas cubanos en el exterior. Más de un año ha transcurrido desde la publicación en la Gaceta Oficial de esa medida, que se presumía trascendental para el deporte cubano, pero bien pobre ha sido su aplicación concreta.

Desde estas mismas páginas publicamos por esa fecha que debía ser un parteaguas en la historia del deporte cubano, pero a la vuelta de unos 14 meses muy poco ha cambiado, por desgracia.

Apenas cuatro peloteros insertados en la Liga Japonesa, y otros dos en el béisbol de Francia, uno de ellos ya retirado, es el saldo de este tiempo, más que suficiente como para multiplicar varias veces lo conseguido.

De entrada, se suponía que la medida era para ser aplicada en todos los deportes, y solamente el béisbol ha estampado su firma en esos contratos. No se puede incluir aquí al voleibol, porque ya el acuerdo para que jugaran en la Liga mexicana había sido concretado con anterioridad a esa Ley, u otros contratos individuales que ya estaban en camino.

Tampoco es por falta de propuestas, porque prácticamente todos los deportes han tenido solicitudes, y ninguna ha tenido respuesta positiva por parte del organismo encargado de darles curso: el Instituto cubano de Deportes (Inder).

Una fuente de ese organismo, que pidió no ser identificada, mostraba su inconformidad porque en el momento de publicarse la noticia parecía que todo estaba resuelto, y en la práctica no fue así.

“El organismo no estaba preparado para asumir un paso como este. Tantos años sin realizar este tipo de convenios nos dejó sin personal capacitado para obrar en el nuevo marco legal que se pretendía aplicar. Mucha gente piensa que esto es llegar y firmar un acuerdo por tantos años y por tanto dinero, pero no es así. El mundo profesional se mueve con derechos de imagen, seguros de todo tipo, un sindicato en defensa de los jugadores, etc. Todo eso tiene que estar bien plasmado en el contrato para que no haya problemas.”

“El Gobierno de alguna manera se limpió el pecho diciendo: aquí está la Ley. Pero luego a nosotros nos han pedido que analicemos bien cada caso hasta el detalle, que vayamos poco a poco, en fin, que no tan rápido. Al final queda como que el Inder no está haciendo lo suficiente, pero en realidad no es así, porque entre las primeras cosas que nos dijeron fue que solamente con la pelota.”

“Otra cosa es que no se quieren contratos largos, y ningún club quiere a un jugador por un año nada más. Por lo general las contrataciones en el mundo son a largo plazo, incluso cuando los planes de ese equipo son cederlo a otro para que se vaya desarrollando, pero aquí todo debe ser anual.”

Evidentemente, la lista no juega con el billete, como se diría en lenguaje coloquial. Por un lado se pretende avanzar, y por el otro se ponen frenos. Hasta ahora no ha habido ningún problema con los peloteros, salvo el caso de Alfredo Despaigne en la Liga mexicana, pero quedó claro que ahí no tuvo nada que ver ni Cuba ni el toletero. Entonces, ¿por qué tanta demora?

“Yo no tengo respuesta para eso”, dice Michel, estudiante universitario. “Con más de un año han tenido tiempo para que los abogados se aprendan todo de la A a la Z. A mí eso me suena a justificación. Sencillamente no quieren, habría que preguntarles por qué a los dirigentes.”

“Por eso no me extrañó que se quedaran tantos en los Centroamericanos”, interviene Javier. “Se frustran porque no les dan oportunidades a pesar de tener talento. Ellos saben cuando están interesados en ellos y si no les dan luz verde, pues se van.”

“¿Por qué creen que se quedan tantos deportistas de deportes poco divulgados?”, se pregunta Donel. “Porque no tienen escape. Los peloteros más o menos sobreviven con el salario que les subieron y las condiciones que tienen en hoteles y eso, pero los demás pasan mucho trabajo. Salen una vez al año, si acaso, y así no hay quien viva.”

Más o menos así piensa Gerardo, ingeniero mecánico. “Lo que se dan son pretextos. Si de verdad quieren abrir la valla no es tan complicado. Yo la verdad creo que con esto sale ganando todo el mundo, y mientras menos se avance, menos talentos nos irán quedando, porque el deporte es por edad. Aquí todas las decisiones importantes se piensan, se repiensan y se vuelven a pensar, pero si te pones en la piel de un deportista, no puedes esperar eternamente porque ya con 30 años no te va a contratar nadie.”

PERSPECTIVAS

Como siempre, si algo existe en Cuba es esperanza. Recientemente se anunció la posible reanudación de los vínculos diplomáticos con Estados Unidos, y esto podría tener gran influencia en el deporte.

Fuentes vinculadas a los equipos nacionales de fútbol, polo acuático y baloncesto, por ejemplo, confían en que se aprueban las propuestas concretas recibidas en sus respectivas Federaciones con respecto al interés de contratar a algunos deportistas cubanos.

Un ajedrecista, algunos judocas insertados temporalmente en la Liga de Brasil para un evento concreto, los taekwondocas que participaron también bajo este mismo régimen en la Liga de México, o un jugador de tenis de mesa llamado para un evento en España no hacen verano.

Con el potencial deportivo que existe en Cuba y las dificultades económicas que enfrentan los atletas para su preparación, es un verdadero crimen que no se pueda aprovechar la gran experiencia y el beneficio monetario personal y estatal que conllevaría su vinculación con un plantel profesional. Quizás el 2015 marque un nuevo camino.


2 thoughts on “A un año de las contrataciones

  • el 25 diciembre, 2014 a las 12:32 pm
    Permalink

    En el caso de Alfreo Despaine se pudo comprobar que no habia tenido nada que ver con l pasapote falso….. sepa amiguito que el uso de un document falsificado constitue un delito, aunque no se haya participado en la falsificacion, y tal delito conlleva las penalidades de prision. Acaso Despaigne ignoraba la existencia del document que portaba? Eso de que ignoraba que portaba y usaba a conciencia de su falsedad es algo que no se cree ni el gato de mi abuela.

  • el 25 diciembre, 2014 a las 9:52 am
    Permalink

    El gobierno siempre va a mil años luz de la gente. Ojalá con esto de las relaciones con USA no se les duerman los lechones en la barriga, porque se van a quedar sin deportistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *