¡Y comenzó diciembre!

Por Aurelio Pedroso (Progreso Semanal)

Foto: Progreso Semanal

HAVANA TIMES – Veintinueve días para que termine uno de los años más fatídicos desde el esperanzador enero de 1959 y cuyos motivos son harto conocidos salvo aquel en que estuvimos a punto de una conflagración nuclear. Un 2020 de cabeza a la historia nacional y personal de cada cubano. Sencillamente inolvidable y con serias secuelas para ese que ya asoma cabeza.

El inicio del complejo proceso de la unificación monetaria que casi todos veíamos con inminencia dada la insistente divulgación en los medios de comunicación, ha quedado aplazado para el año entrante. Tal vez porque sus promotores hayan pensado que este mes no era el más indicado. Que podría hasta entorpecer esta peculiar despedida anual. Algo sucedió. Los precios todos se elevaron y los salarios no aumentaron.

Diciembre no cambiará las actuales características de penurias e incertidumbres que han rodeado el 2020 con el virus a la cabeza. Esto seguido de ese grandioso plan de reformas económicas de lento andar, llamado oficialmente la “actualización del modelo”.

Además de la actual crisis económica local, que venimos arrastrando desde el pasado año, sufrimos la internacional más los efectos del dañino bloqueo gringo ahora con matices no económicos precisamente.

Resumir este año no resulta tan engorroso. Tapabocas o nasobuco en su lugar y una proliferación de colas jamás vistas hasta para morirse y pedir como última voluntad ser pasto de las llamas de un incinerador que no da abasto.

2021, un punto de partida. Más que una maratón multicolor de pura resistencia, se trata de una larga carrera con obstáculos previstos o no en la ruta. Hasta el que no pueda caminar, se verá obligado a dar un par de pasos de sobrevivencia.

Algunos entendidos suponen que el imperio ataca con fuerza en varias direcciones ya anunciadas. La respuesta nunca podrá ser el atrincheramiento con consignas. Sino una contraofensiva cuya fuerza fundamental no es otra que acabar, por fin, de poner en marcha, no en palabras, la reforma económica postergada desde hace unos 10 años.

Lea más de Aurelio Pedroso aquí en Havana Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *