Un Nobel para Raúl mientras Obama recupera su prestigio

Vicente Morín Aguado

Raul Castro.
Raul Castro.  Foto/archivo: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — En La Habana la amenaza inmediata es que no alcancen los suministros de cervezas y rones, porque la gente está celebrando a plenitud. Parecía imposible acabar con medio siglo de atrincheramientos, cuyo final pudiera anunciar un Nobel para Raúl Castro, en tanto Obama recupera el prestigio perdido del premio de la paz para muchos injustificado.

La excitación es mucha, Obama acaba de anunciar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba, luego de una conversación personal con Raúl Castro. Alan Gross llegó a su país y los tres espías cubanos presos están de nuevo en su patria. El intercambio de prisioneros es mayor, pero mayor aún la trascendencia de este 17 de diciembre.

Siempre aposté por Raúl, el reformador. En sus acostumbradas breves palabras, reconoció la lealtad a los principios, la necesidad del diálogo equilibrado, sin embargo, ando seguro de que, tal como lo fuera con la China de Mao, su antecesor nunca hubiera hecho lo que acaba de hacerse.

Es el imperativo de la historia, Obama reconoció que “no podemos seguir haciendo las mismas cosas”, añadiendo:”no podemos borrar completamente la historia.” Algo esencial en el discurso del presidente norteamericano es su confianza en un nuevo ámbito para la libertad de expresión en Cuba, los derechos sindicales negados hasta hoy y en general más espacio a las libertades.

Es bueno recalcar que al asumir su mandato presidencial, Raúl Castro negoció, con la mediación de la Iglesia Católica, la total liberación de los presos políticos, en su mayoría encarcelados por orden de su hermano y antecesor. Además, el nuevo mandatario liberó casi tres mil presos comunes, con énfasis en delitos de carácter económico.

Ahora otros prisioneros de conciencia salieron de la cárcel. Es notorio que, aunque la represión política está lejos de finalizar en Cuba, los niveles de acción disminuyeron sensiblemente durante el gobierno raulista. Sin dudas, el nuevo gobernante cubano quiere ser consecuente con sus actos, algo difícil en un país con más de cincuenta años de autoritarismo comunista.

Obama afirmó el final de una hostilidad que no conduce a buen sitio. Es excelente que el poderoso país del norte, la superpotencia, renuncie a la idea de ahogar a Cuba, de rendirla a la fuerza. El reto para los revolucionarios cubanos es ahora responder a la nueva realidad.

Raúl Castro reconoce en su intervención de este mediodía histórico que Cuba avanza en un proceso llamado “actualización”, considerado como auténticas reformas. La propiedad privada capitalista ha regresado al país, se estimula la inversión extranjera, antes considerada tabú.

El camino es largo, queda mucho por andar, pero este paso de hoy 17 de diciembre es historia. Pido para Raúl ese Nobel que tanto Fidel le negó a Obama, quien, de paso, recupera parte de su cuestionado prestigio si se trata de la Paz.
—–
Vicente Morín Aguado: [email protected]


23 thoughts on “Un Nobel para Raúl mientras Obama recupera su prestigio

  • el 21 diciembre, 2014 a las 10:51 am
    Permalink

    Vicente, apretaste con el Nobel para el General “Vaso e Leche”, y que le darias al Rey de la Moringa?

  • el 20 diciembre, 2014 a las 12:48 am
    Permalink

    Vicente:

    tu “gente” no solo esta en Miami, sino tu gente de Méjico, Panamá, Alemania, y del mundo entero porque por mala suerte del destino, nos ha tocado estar regados por todo el mundo. Creo que cada cual tenga derecho a opinar lo que piense, muchos de los que aquí le han comentado, no son de “Miami”, así es que puedes ahorrarte las ironías con la gente de Miami.

    No hay que vivir en Miami para saber que en Cuba no se están dando los cambios para beneficiar al pueblo, todo cubano sabe ( aunque no lo diga), que quién ha ahogado a Cuba, ha sido Fidel Castro junto con los demás insensatos de su pandilla, y eso no es extremismos, que mensaje hay que entender cuando te entran a tu casa a darte unas cuantas puñaladas? El hecho de que Yoani escriba desde su 14piso, y tu por HT no quiere decir que durante el raulato se haya vivido con menos temor y menos represión.

    Ahora, ustedes como buenos revolucionarios que son, les toca responder a la “nueva realidad”, a la realidad de que ya no hay necesidad de estar perdiendo el tiempo y el dinero con los tres, o cuatro, o cinco, o todos los héroes del mundo, la realidad del fin de las “batallas de ideas” frente a la embajada de los amigos americanos, ahora, les toca a uds Vicente, dejar de estar pendientes de la gente de Miami y ponerse a construír un país que esta en quiebra en todos los departamentos posibles.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 10:09 pm
    Permalink

    vicente:

    ¿Así que estamos “fuera de la realidad” ? ¿Así que somos “extremistas”? ¿Por qué, por ser coherentes con lo que pensamos, que es que la libertad de Cuba solo puede ser posible sin la dictadura asquerosa que la ha destruido?

    ¿Y no te parece mucho más penoso lo que hace tu gobierno, que es vivir de parásito y andar de llora-plata ante el mismo enemigo a quien juraban enemistad eterna no más ayer? ¿No te parece el colmo del fariseísmo callarse la boca ante, por ejemp’lo, el tablazo que le acaban de dar a Maduro (Y no es que ese analfabeto sea santo de mi devoción); y que es a quien han chulaedo hasta dejar a Venezuela hecha el ripio que es hoy? Y eso que dacían no más ayer que el pajarito era el mejor amigo que habían tenido, olvidando de paso cuánto le habían lamido las botas a los soviets.

    A mí me resulta bochornoso, realmente bochornoso oír hablar de alegría porque van a llegar más remesas. ¿Cuándo el cubano vivió de la caridad ajena? ¿Cuándo el cubano fue parásito de nadie? El cubano, si algo ha demostrado en toda su historia es que es capaz de trabajar como un mulo; y de salir adelante en una cuarta de tierra; como hicieron cuando aquí los gringos hasta escupían al verlos pasar. Cuba fue la tierra a la que mucha gente del mundo fue a buscarse el pan y a prosperar. ¿En qué se han convertido parte de los cubanos? ¿No les da verguenza tener que vivir así? Lo peor que le ha quitado el castrismo a muchos cubanos es la moral. razón tiene, y de sobra, el que dijo que “el hombre nuevo ha resultado ser la peor versión del sinverguenza de siempre” ¿Hasta cuándo van a vivir del lomo ajeno, y van a seguir sin defender el derecho a labrarse una vida digna con sus propio esfuerzo, que es lo que hacemos todos por acá?

    ¿De veras que a ti esto no te dice nada de la verdadera catadura moral de tu gobierno? ¿Qué tú pretendes? ¿Qué seamos iguales? ¿Todavía no te ha ensañado loo suficiente la vida sobre las consecuencias para los cubanos que trae el tener que vivir a unha remesa del desamparo? No, hermano, por lo menos a mí, me enseñaron desde chiquito a tener verguenza. Yo nunca me voy a olvidar los motivos por los que me fui de Cuba. Hay una cosa que se llama “ética”, Vicente, que nunca se te olvide.

    Pues, vaya, compadre, que me confieso “extremista”, ¿Qué te parece?

  • el 19 diciembre, 2014 a las 7:21 pm
    Permalink

    Eduardo, tienes razón en que el presidente Obama es un presidente histórico, muy bien merecido su Nobel de la Paz, tendió una mano al pueblo cubano y legalizó 5 millones de inmigrantes en su país. Sólo por estos hechos ya pasó a la historia como uno de los mejores presidentes de los EEUU y de otros muchos en el mundo.
    En cambio la alegría se me acaba cuando veo la pobre intervención de Raúl Castro y el silencio sobre las 13 medidas propuestas por el presidente Obama en la prensa cubana.
    La ausencia de la agenda cubana de cambios frente a la propuesta del presidente Obama, deja de nuevo al vetusto presidente Raúl, con su probada falta de carisma y su incapacidad de liderazgo, en el silencio.
    No tenemos nosotros los cubanos acceso a la propuesta del gobierno cubano. Ya eso es bastante grave y preocupante. Está claro que con 80 años no se debe dirigir un país y sobre todo no se puede dirigir de espaldas a sus propios ciudadanos. Entonces, estoy muy alegre por el gesto del presidente Obama.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 2:17 pm
    Permalink

    Vaya con mi gente desde Miami. Están fuera de la realidad. Aqui diariamente Yoani escribe su 14 y medio, yo en Havana Times, otros en Diario de Cuba, nunjca dije fin de la represión, es lejos, no ando mendigando, menos aún tonto porque vivo en Cuba, vale repetirlo en Cuba. Vaya con usyedfes y su extremismo, aporendan a leer entre líneas, a entender mensajes, sean menos mediáticos y más claros, más pargmáticos ante lo que sucede. Vaya con los que han querido ahogar a Obama. Ahora si…
    La mesa está servida, escribiré otro artículo de respuesta, porque esto es muy caro para responderles por esta vía.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 7:59 am
    Permalink

    Vicente, creo que te falló la información, busca los informes anuales de la CCDDHRN que dirige Elizardo Sánchez Santa Cruz para que veas el incremento sostenido de la represión desde el 2010 hasta acá, mes por mes en arrestos arbitrarios, vandalismo a las casas de los disidentes, actos de repudio y golpizas.
    No enlodes el premio Nobel de la Paz.
    Tienes tu derecho a adular a un presidente por hacer cambios que significan eliminar prohibiciones medioevales, pero de eso a haber demostrado en la práctica un cambio real, todavía estamos esperando.
    No sé que ganamos con aplaudir deseos personales y no hechos que demuestren en realidad un cambio de la parte del gobierno cubano.

  • el 18 diciembre, 2014 a las 2:56 pm
    Permalink

    Vicente tu si eres inocente, no, Raul nose lo merece,pero tu si (imaginate cual es el tuyo) No creo que estes escribiendo serio, por favor, hay que tener responsabilidad.

  • el 18 diciembre, 2014 a las 2:45 pm
    Permalink

    Yo le daria la medalla el dia que permita a todos los cubanos decir lo que piensa en cualquier lugar y las calles dejen de ser de los revolucionarios para que sean de todos

  • el 18 diciembre, 2014 a las 8:13 am
    Permalink

    Creo que debemos esperar a que las amenazas de la Secta fundamentalista-Castro-Ruz termine contra su pueblo para poder alegrarnos de algo.

    O solo porque se empiece a ver un montón de americanos regados por el país llenándole los bolsillos a la “familia se va a seguir estando conforme con que te entren a palos si dices algo en contra de esa secta en la cola del pan.

  • el 18 diciembre, 2014 a las 6:55 am
    Permalink

    Vicente me parece exagerado lo de un Nobel para Raúl. Hasta ahora no ha aflojado en ninguna de las posiciones más recalcitrantes del gobierno cubano. La represión y la persecución de la disidencia sigue en pie. Etc , etc. Es el gobierno americano el que ha dado el paso verdaderamente revolucionario. Veamos si el gobierno cubano responde de igual manera.

  • el 18 diciembre, 2014 a las 6:31 am
    Permalink

    ¿Un Nobel?

    No entiendo debido a qué. El mismo Raul Castro fue parte de la ruptura de relaciones, de los juicios sumarios, de los fusilamientos, de la represión, de la miseria, de la exportación de guerras y hasta ayer de armas.

    Ahora se las debe estar viendo negras y que quizás no aparezca otra Rusia, otra España, otra Venezuela y ha tenido que coger la cara pa sentarse y el culo pa hacer negocios.

    NADA se habla de compromiso de mejora en las condiciones políticas, sociales y económicas de los cubanos.

    Pienso que ese negocio fue así:

    Obama: quiero meterle mano al petróleo del Golfo de México
    Peña Nieto: Raúl dice que es de él
    Obama: Raúl, como resolvemos
    Raúl: deja que tu gente venga a dejar billete en mis cajas.

  • el 18 diciembre, 2014 a las 6:21 am
    Permalink

    Yo me leí las publicaciones y no veo la “mejora” para el pueblo cubano.

    Seguimos con el mismo sistema electoral que impide el voto directo para elegir al presidente.
    Seguimos con un partido único.
    Seguimos sin derecho al voto los residentes en el exterior.
    Seguimos los cubanos restringidos a hacer negocitos chinchaleros.

    Nos tiraron una sardinita y entre ellos, se van a repartir el Golfo de México,

  • el 17 diciembre, 2014 a las 11:49 pm
    Permalink

    Ni me alegro ni me dejo de alegrar. El tan mentado “conflicto” cubano-americano es un mero enfrentamiento entre dos gobiernos: uno legítimo, otro espurio; y bien poco tiene que ver con la situación de miseria material y espiritual en que está sumido el pueblo de Cuba. De momento todo este show no significa absolutamente ninguna mejora para el pueblo cubano pues nada se ha dicho del conflicto principal, verbigracia el que enfrenta al generalato castrista con el pueblo sometido. Que haya una embajada o deje de haberla nada significa, y que entre más dinero a Cuba beneficia ante todo a quienes manejan todos los resortes políticos y económicos: los ya mentados generales millonarios.

    ¡Gracias Fidel!

    Pepe Pan

  • el 17 diciembre, 2014 a las 10:47 pm
    Permalink

    Cuando vea que este paso represente la restauración de todas las libertades y derechos secuestrados a los cubanos, entonces me alegraré. Hasta ahora nada me lo garantiza, a no ser que tú sepas algo que yo no sepa. Cuando el tiempo pase es que voy a hablar. Si la cuestión es al estilo de di lampedusa: “Cambiar todo para que nada cambie”, entonces todo no es más que una farsa.

    Yo prefiero esperar, después sabré si alegrarme o no.

  • el 17 diciembre, 2014 a las 10:46 pm
    Permalink

    Jajajaa, oye que comico eso un Nobel para un dictador.

  • el 17 diciembre, 2014 a las 10:11 pm
    Permalink

    Suave Vicente que un Nobel para Raul Castro requiere mas que un esfuerzo por liberar prisioneros. Se nota emosion en tus palabras por este acontecimiento inesperado de las relaciones Cuba – USA. Tomate un baso de agua y analiza que Raul Castro solo libero a los prisioneros politicos incluyendo Alan Gross y un espia americano que parece ser importante porque ni el nombre quieren dar. Ninguna novedad en cuanto al levantamiento del bloqueo interno y el restablecimiento de los derechos cuartados al pueblo cubano.

    En cambio Obama ademas de liberar a los 3 espias, ofrecio un paquete amplio de medidas que si el gobierno cubano las aprovecha bien, vendran a ser una bocanada de oxigeno a la menguante economia cubana. Ahora se entiende el optimismo de Murillo cuando anuncio que el PIB crecera un 4% en el 2015. Obama tambien pidio frontalmente que se den pasos concretos hacia la democracia en Cuba y ratifico su compromiso en apoyar al pueblo cubano en el camino para lograrlo. El premio Nobel lucio mas estadista y dispuesto a cambiar que el aspirante cubano.

  • el 17 diciembre, 2014 a las 9:02 pm
    Permalink

    Entiendo que sobran razones para celebrar, siquiera por el hecho de que ambas partes asimilen que el camino del diálogo, e incluso de las concesiones oportunas y mutuas, sin renunciar a principios básicos, son el camino a la verdadera distensión.

    Cuba tiene que cambiar. Creo que eso lo sabemos todos los que opinamos aquí. Donde suele comenzar la discordia es en el punto de si debe hacerlo bajo presión de un gobierno extranjero, o por necesidad impostergable de su sociedad.

    En lo personal me siento partícipe del regocijo de las familias de los prisioneros de ambas partes. Este parece ser en lo inmediato el flanco más humano de esta decisión histórica.

    Amigo Vicente, una precisión:

    El deshielo entre China y EEUU se comenzó a gestar bajo el mandato de Mao. Recuerda la visita de Nixon y Kissinger a Pekín en 1972, a lo que siguió la llamada “Diplomacia del Ping-Pong”. Pero en aquel momento el interés básico de ambas partes al aproximarse mutuamente era poner de rodillas a la URSS. Tocaría al reformista Deng Xiaoping llevar la relación a otros niveles, pensando sobre todo en modernizar a China con el apoyo -directo o indirecto- de EEUU. Y mira qué, que hoy China anda pareja en rendimiento económico con EEUU.

  • el 17 diciembre, 2014 a las 8:30 pm
    Permalink

    Vicente apretastes. Raul aun esta en la memoria de muchas madres y parientes de fusilados, presos en campos de concentracion. En realidad el no ha hecho nada para un Nobel. l.os problemas de Cuba se resuelven en Cuba y la yuca ni el boniato dependen de la embajada Americana para crecer en Carraguao. Cuando en cuba haya libertad y democracia, derecho de asociacion y reunion, libre expression, etc, etc entonces se podra hablar de premios. por ahora esto no borra el pasado del generalissimo.

  • el 17 diciembre, 2014 a las 8:24 pm
    Permalink

    …jorge alejandro…no te alegra que tu presidente haya demostrado la suficiente sensatez e inteligencia para dar este paso ???….no te alegra que una normalizacion de relaciones pueda llevar beneficios y mejoras para el pueblo cubano???….no te alegra que el respeto y la conversacion le hayan ganado al fundamentalismo y las amenazas???…no creo que tengas tanto resentimiento y bilis como para no alegrarte por este dia historico….

  • el 17 diciembre, 2014 a las 8:03 pm
    Permalink

    “aunque la represión política está lejos de finalizar en Cuba, los niveles de acción disminuyeron sensiblemente durante el gobierno raulista.”

    ¿De verdad, Vicente?

    No me queda no más que reírme. Dile eso a Rodiles, a las Damas de Blanco, a Fariñas, a Sonia Garro, etc.

  • el 17 diciembre, 2014 a las 7:40 pm
    Permalink

    Propongo entonces que la medalla lleve grabada la imagen de un vaso de leche.

    la guataquería con medida, por favor.

  • el 17 diciembre, 2014 a las 6:43 pm
    Permalink

    Si, un día histórico y la oportunidad de un nuevo camino después de 54 años, aunque me parece un poco prematuro lo del Nobel. Hay que ver si afloja la represión y aumenta y acelera los cambios.
    Obama estuvo muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *