Un detector de mentiras llamado Ley de Ajuste cubano

Por Vicente Morín Aguado

Cuba FloridaHAVANA TIMES – Era de esperar, el periodismo oficialista arremete contra la Ley de Ajuste cubano intentando justificar lo imposible. De acuerdo al reportero Ricardo Ronquillo Bello-Juventud Rebelde, 22 de noviembre- “No por casualidad a una Revolución que elevó el patriotismo a los altares se le hace oposición con el descrédito del «escapismo».”

Al reseñar las nuevas decisiones tomadas por la embajada ecuatoriana, vuelve a ocupar el sitio protagónico en la fraseología la tan evocada Legislación de 1966.

La ahora tan reclamada ley va a cumplir 50 años, crecí sin conocerla, durante tres décadas no le pareció un problema al victorioso liderazgo revolucionario, solamente en tiempos de Elián, desmoronado el campo socialista, convirtieron la famosa acta firmada por el presidente Johnson en nueva bandera de batalla.

Como es lógico en cualquier andanza del conocimiento, el citado periodista compone su propuesta a partir de determinados axiomas, es decir, verdades que supone son incontrastables, he aquí una de ellas: “Ante la certeza de que la inmensa mayoría de los cubanos no abandonarían el proyecto de la Revolución…”

¿Está seguro de lo que dice? Vamos por cuatro crisis migratorias, esta última atípica porque presupone una larga odisea a través de América Latina. Tal vez su origen se remonte a ciertos sucesos en extremo desagradables:

“…se han creado complejos escenarios de crisis entre Cuba y los Estados Unidos, al punto que, durante el gobierno de Bush hijo, se anunció por los jerarcas militares norteños que otra crisis de esa naturaleza sería considerada como una agresión a la seguridad nacional de Estados Unidos.”

Viene a la memoria el secuestro de un pequeño trasbordador destinado al tránsito de personas por el interior de la Bahía de La Habana. Los secuestradores terminaron entregándose al cabo de varios días, el barquito no estaba en condiciones de cruzar la corriente del golfo. Había turistas en la embarcación, nadie fue dañado, sin embargo tres de los aventureros pagaron con su vida luego de un juicio sumarísimo, al estilo de ciudad sitiada y otros terminaron en cadena perpetua. No caben dudas de que era un delito sancionable, con severidad, pero quedaba lejos de la pena máxima.

Evidentemente el gobierno cubano tuvo muy en cuenta la advertencia de su contraparte norteamericana. Tratándose del juego migratorio, había que plantearse otra vía, otro escenario.

La preocupación actual del liderazgo histórico salta en la siguiente parrafada:

“La Ley de Ajuste sirve para-con aquellos que por su libre voluntad, o cansados de tantos años de resistencia abandonan el archipiélago- dar la imagen de un pueblo infeliz, a la búsqueda desesperada de un nuevo destino. La lógica es tan sencilla como satánica: no puede ser feliz quien se marcha a cualquier costo.”

“La ley de Ajuste crea, además, una ambivalencia en la sicología o en la percepción social hacia el interior de Cuba. No son pocos quienes se han beneficiado de ella…”

Respuestas:

Se beneficia en primera instancia el estado cubano monopolista, propietario y administrador de la economía interna. Se beneficia en segundo plano esa “inmensa mayoría” mencionada por Juventud Rebelde, prácticamente subvencionada en vida desde el exterior.

No es publicable en la prensa del binomio partido-estado, pero se sabe, hoy por hoy las remesas del exterior constituyen el ingreso neto en divisas más importante del país. Un 90 % proviene de los Estados Unidos, evaluado en más de 3 500 millones de dólares, de acuerdo a The Havana Consulting Group en 2013, cifra creciente dada la apertura desde Washington combinada con las medidas aperturistas internas.

Debemos hablar claro, la mayoría de los cubanos sobreviven gracias a las remesas del exterior, inclusive aquellas magras provenientes de quiénes, como los héroes del Ébola, arriesgaron su vida en tierras africanas a cambio del estipendio diario.

La lógica es ciertamente sencilla, lo satánico está dentro, parte del gobierno cubano. Realmente el evidente fracaso de una continuada improvisación-nunca hubo modelo- que se pretende “actualizar” tiene cansados a los cubanos.

Bien lo dice el periodista, repitiendo al gobierno, los que se van lo hacen voluntariamente, agrego, arriesgando el patrimonio familiar además de sus vidas en el mar, la selva o la urbanidad corrupta de las ciudades por donde pasan.

Dicho y hecho, aunque se beneficien de un estatuto legal privilegiado al alcanzar las fronteras norteamericanas, lo primerio es lograr este último objetivo, por tanto, situar como causa principal a la Ley de Ajuste es obviar responsabilidades o minimizarlas. Como dijera el poeta, que no es lo mismo pero es igual.

Al fin debe reconocerse que la Ley de Ajuste pone a prueba definitiva la frustración nacional. Vale la pena preguntar a dónde se han ido las supuestas virtudes de ese hombre nuevo que anuncian cada mañana nuestros escolares al repetir la obligada consigna ¡Seremos como el Che!

Estamos ante el verdadero temor de quiénes hoy dirigen los destinos de la nación. En una cosa coincido con Juventud Rebelde al evaluar la actual situación migratoria:

“Sería un crimen histórico no eliminar las brumas que lo confunden.”


7 thoughts on “Un detector de mentiras llamado Ley de Ajuste cubano

  • el 4 diciembre, 2015 a las 7:17 am
    Permalink

    Amigos , no tengo como contactar al editor, la manera que encontrè fue enviando un mensaje privado en facebook con una colaboraciòn, por favor si pudieran utilizar esa vìa para responderme les estarìa muy agradecido…Saludos. Muy Buen artìculo a propòsito.

  • el 1 diciembre, 2015 a las 3:12 am
    Permalink

    De la muestra un boton. La mayoria de mis ex-companeros en la secundaria han emigrado a donde han podido y casi ninguno (para no ser absolute) se acogio a la ley de marras. Hay gente en paises de Europa, AL, Canada, Australia y un largo etc… El “pecado” original no es la Ley de Ajuste Cubano. Es todo lo que se han referido mas arriba y qu todos sabemos.

  • el 29 noviembre, 2015 a las 10:50 am
    Permalink

    En lo personal siempre siento que estas publicaciones a lo interno de Cuba invitan a los cubanos a emigrar. En una forma u otra todas dan vueltas sobre el mismo tema: allá con la Ley de Ajuste Cubano el que llegue es un privilegiado.

    Incluso la del Minrex sobre el actual conflicto se extendio lo suficiente sobre el programa de los mediicos en USA como para que se enteren que no van a tener problemas alla para ejercer.

  • el 29 noviembre, 2015 a las 7:45 am
    Permalink

    Excelente tu análisis Vicente. El gobierno cubano primero se desentiende de la crisis y luego la refleja en la prensa oficial responsabilizando al gobierno de los EEUU.
    Oculta todo lo que analizas y más. Como el sustento y el lujo no le falta a la élite política del país, hace 25 años estamos en el Período Especial con algunas tímidas mejoras.Es el paisaje de una posguerra que no culmina ni se avizora alguna luz de salida. Todo por mantener un modelo de “socialismo real” que se sostiene sobre la base de las prohibiciones y represiones.No hay en la actualización ni una sola medida que no sea gatopardista. El gobierno no aporta ni una medida que permita sobrevivir dignamente a la población que sale en estampida gracias a la incapacidad y los intereses espurios de un gobierno que tiene sumido al país en el inmovilismo y que se cae a pedazos.
    Yo personalmente estoy porque se mantenga la Ley de ajuste cubano.Ninguno de los países latinoamericanos y centroamericanos tienen un régimen totalitario que asfixia a su población.En Cuba todo está prohibido hasta tanto no se diga lo contrario.

  • el 29 noviembre, 2015 a las 6:25 am
    Permalink

    Sin dudas la Ley de Ajuste es un estimulo, pero el alfa y el omega de la estampida permanente es la frustración. Cuba ni produce leche ni queso ni carne ni azúcar ni café, ni nada de nada, a pesar del Cordón de La Habana, a pesar de los F1 F2, Boassin, La Zafra de los 10 millones que no fueron ni irán jamas, ni las escuela al campo abandonadas por toda la Isla, ni hay solución para el sempiterno problema de la vivienda, ni hay transporte publico ni privado decente, ni hay suficientes alimentos ni hay salarios dignos y por supuesto y a resultas de esto no hay tampoco hombre nuevo. Lo que sí sobra en Cuba es miseria, miedo, represión y falta de fe en el gobierno eterno de la dinastía oriental que se apropió del poder per seculam seculorum, y prometió un Xanadu que nunca existió ni existirá excepto para ellos mismos, que en la practica son dueños de vidas y haciendas en un país de 11 millones de almas desde hace mas de 50 años y ya no saben de qué aferrarse para mantener el poder a toda costa. Yo quisiera que me dijeran cuantos países tuvieron durante décadas la descomunal ayuda que tuvo Cuba de la URSS. Cuando aquello a los Yanquis: “…no los queremos, no los necesitamos…” (les suena quien lo dijo? El mismísimo Sr. Fidel Castro). Dilapidaron todo esa montaña de riqueza en sus vidas y aventuras personales, en las que varias veces enrolaron al pobre pueblo de Cuba, y al final ellos siguen viviendo en la opulencia y Liborio más pobre que nunca. La diferencia es que ahora, que están al filo de la navaja, con el desplome del impresentable gobierno de Venezuela; a los Yanquis si los queremos, si los necesitamos, porque nos estamos quedando sin alguien de quien chupar, pero ni en una sola de sus variables o escenarios, el pueblo de Cuba ha contado ni cuenta para el gobierno de Cuba, excepto para ser explotado o utilizado de comodín cuando conviene. Por eso la gente se va y se seguirá yendo porque cualquier cosa es mejor que esa abominación que ellos llaman socialismo.

  • el 28 noviembre, 2015 a las 9:54 pm
    Permalink

    Creo lo mismo que el bobo, estas relaciones renovadas con estados unidos son la manera que tiene el gobierno castrista de buscarse otra teta de la que chupar, a maduro le queda poco y aunque se mantenga ya venezuela casi no tiene nada que sacarle
    A la gente en cuba le falta mucho, pero le sobra esperanza, esperanza de irse de allí como sea, creo que si quitan la ley de ajuste el indice de suicidios aumentará aún más, la desesperación se puede ver en las imágenes y videos de los últimos acontecimientos en nicaragua, las deportaciones en méxico y las protestas sobre la decisión de ecuador de exigir visas a los cubanos

  • el 28 noviembre, 2015 a las 10:59 am
    Permalink

    Cada vez que leo la retórica de la ley de Ajuste me gustaría que me respondieran si hay una ley similar para los cientos de miles de cubanos residiendo en decenas de países de los 5 continentes. Hasta en la Siria bajo bombas residen más de 200 cubanos que es el peor lugar del mundo actualmente.

    Creó que Castro II esta poniendo el parche antes que salga el grano que es la pronosticada caída del chavismo. Si no levantan el bloqueo interno la caldera le va a explotar. Esta película llamada periodo especial ya la vimos y nadie quere volverla a vivir. El 2018 parece hoy un siglo de espera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *