Pasta de Oca y el “Nuevo Socialismo”

Martín Guevara

Foto: Stan Raucher
Foto: Stan Raucher

HAVANA TIMES — Cuba ha entrado en un nuevo y alentador período de construcción del “Nuevo Socialismo”, con algunas sensibles diferencias con aquel socialismo real que intentó a toda costa introducir en el carácter sedado y festivo del caribeño.

¿Cómo hará el Comité Central del Partido para modificar ese conjunto de gustos tan arraigados en el espíritu revolucionario, austero, casi  asceta, que según ellos se apoderaron del deseo colectivo cubano de la post Revolución?

Durante más de medio siglo el cubano vivió depreciando los modos y costumbres viciosos del mundo capitalista. Por tal razón, más que soportar, eran felices si tenían un solo par de zapatos, una estoica jarra de agua en el refrigerador, una cama que se caía a pedazos hacia abajo y a resortes hacia arriba y una capacidad de convivencia y comunicación insólita con mosquitos y cucarachas, en lugar del poco ecológico repelente.

Por ello, es importante advertir al visitante, al incauto turista, al desconocedor de los parámetros estéticos y los límites del sacrificio del pueblo cubano, en pos de que no vaya a confundir el paisaje de ruinas en colores pasteles, los borrachos, la estética minimalista en el vestir, en el calzar, en el vivir, con drama alguno; entienda que eso es una decisión soberana y meditada de los habaneros, que prefieren su ciudad desmoronándose, no obstante intensa y originalmente fotogénica, mil veces antes que verla desarrollada y confortable.

00482Precisamente en ello radica el carácter autentico del cubano que prefiere con creces pernoctar en los antiguos y derruidos edificios habaneros conocidos como “solares” donde de modo identitario, escasea la luz y el agua y está abarrotado de familias.

Debe a su espíritu  aventurero el disfrutar de cada minuto de incógnita, en que no se sabe si el techo se le derrumbará encima, como ocurre cada mes con alguna de dichas construcciones.

Además, el cubano siente verdadero solazo, retozo, gozo, placer, algarabía, felicidad se podría admitir, de saber que el visitante extranjero descansa en un hotel con todas las comodidades que él no puede, ni por supuesto quiere disfrutar; vive feliz sabiendo que su hermana, su tía, y hasta su esposa se ausentan de la casa en la noche, para hacer las delicias de ese visitante extranjero, para que regrese a su país habiendo tenido una experiencia integral, una visión completa de la Isla.

El cubano desprecia la langosta, los mariscos todos, los buenos pescados, las salsas ricas, el ron y los tabacos de calidad; por supuesto no puede ni ver la carne vacuna, y si se trata de un buen chuletón, puede hasta ocasionarles un paro cardíaco: detesta la fibra de la cárnica.

En su lugar ama una masa amorfa de olor penetrante, llamada “pasta de oca”, propuesta como solución revolucionaria contra la perversión del gusto burgués por “Guarapo”,  el barbado líder espiritual; le priva el arroz con gorgojos, el café de chícharos, la pizza de condones. Mientras él ve que el visitante extranjero disfruta de su hermana, también ingiere todas esas cosas llenas de sabores enemigos del proletariado por las que muchos suspiran, y es feliz.

00485
Foto: Juan Suárez

Otra cosa, el cubano ama la bicicleta, a ser posible sin velocidades y lo que más le gusta es manejarla, especialmente bajo el sol más justiciero del verano, para ir a buscar una cabeza de ajo, un par de tuercas o una lata de pintura sustraída al Estado en la otra punta de la ciudad.

Le encanta esperar horas por un transporte público, no es que estos funcionen mal, es que ama la cola, la fajazón, llegar muy tarde a la casa extenuado de cansancio y con la barriga vacía.

Mientras él vea que el visitante foráneo viaja cómodo en sus coches de alquiler, en sus ómnibus perfectos, con sus aires acondicionados, comen bien, beben lo mejor, se divierte con su señora o sus hermanas, se baña en las mejores playas, disfruta del golf, del buceo, del yachting, entonces el cubano es feliz, se siente revolucionariamente realizado.

¿Qué ardid tendrá preparado ahora el gobierno para que el pueblo, a duras penas, desista del deleite de manjares como la pasta de oca y el arroz con gorgojos?

Por favor, en nombre del pueblo de Cuba: ¡cualquier cosa que no sea la imposición imperialista de la langosta y el jamón!


30 thoughts on “Pasta de Oca y el “Nuevo Socialismo”

  • el 9 agosto, 2015 a las 6:20 pm
    Permalink

    Afirma Isidro “Has imaginado cómo habría sido el decurso cubano de este medio siglo sin la mentadlidad (a mi modo de ver bastante justificada) de la “plaza sitiada” ? Si el pueblo de Cuba es amenazado por la mayor potencia del mundo:. Que haria una persona razonable??? Boconear,? insultar? e incluso tratar de “darles escarmiento”, como cuando tuvo intenciones de lanzar misiles nucleares pues “A los Yankees hay que darle duro”,?? o que David debe vencer a Goliat??? O ser razonable y para que Cuba no sea destruida (como esta actualmente) pedir una conversacion formal como la que existe actualmente entre ambos paises y llegar a un acuerdo para el pago de las propiedades norteamericanas nacionalizadas , etc, etc. Si no hubiesemos sido satellite de la URSS, FC no hubiese echado tanta “guaperia”. FC eligio la belicosidad, sin importarle un apice el pueblo cubano. Cuando el campo socialista se desmerengo FC prefirio que los cubanos cayeran en la miseria, antes de dar su brazo a torcer y soltar el poder, total el nunca paso hambre ni escaseses, Nunca le intereso el pueblo cubano, en realidad lo detesta. El gob norteamericano vela por los intereses de su pueblo. A FC solo le importaba “sus intereses”, o sea el poder. Mira a lo que hemos llegado: Tanto nadar, para morir en la orilla. Quien perdio entonces??? Quien debe pedir perdon al pueblo cubano? Se los dejo de tarea.

  • el 7 agosto, 2015 a las 10:43 am
    Permalink

    Me encanta el sarcasmo de éste Guevara( lo prefiero al realismo del su pariente…), para describir el carácter borregil , del poblador de la mayor de las Antillas, ja ja ja…al que le han ablandado el alma , en alguna clase de masa rara (como la de Oca) que incluye besar la yunta, adorar las cadenas y pedir a gritos el fuste , la silla y el narigón, y mezclados esos (esclavos) ingredientes, fun ¡el insular! …y el criador, insuflar el espíritu (S.M.) y así dios (FC) creó a los susodichos y vio que era bueno para su sempiterno reinado, que heredaría, cuando fuera el momento a su hermano…ja ja ja!!!

    “Pero no tengo ni un átomo de arrepentimiento de lo que hemos hecho en nuestro país y de la forma en que hemos organizado nuestra sociedad.”

    Fidel Castro (…en entrevista con Ignacio Ramonet )

  • el 6 agosto, 2015 a las 4:46 am
    Permalink

    Se pudiera decir en favor de los rebeldes en Cuba que el mundo socialista parecia que era el nuevo mundo emergente y el mundo capitalista en desaparicion; si se mira el resultado sovietico inmediatamente post guerra, un pais feudal atrasado , liquida el analfabetismo, da salud gratuita ,liquida la pobreza extrema, crea la primera planta nuclear , es la primera en enviar un satelite al cosmo y se convierte en el primer poder militar del mundo, todo ello en un “Estado de obreros y campesinos” y encima de ello un fatalismo historico que los promovia como el nuevo futuro. Esta es la principal razon que encuentro para que hayan roto politica y economicamente con EUA; pero resulto que “la tierra no era plana” y ahora el “socialismo” en Cuba desaparecera o a la manera que desaparecio en Rusia o a la manera China; porque tratar de hacer un socialismo latinoamericano es algo asi como crear el paraiso de los oportunistas, eso no va a ninguna parte.

  • el 6 agosto, 2015 a las 1:54 am
    Permalink

    Elio se va a quedar orgulloso de si mismo despues de leer este articulo

  • el 5 agosto, 2015 a las 11:38 pm
    Permalink

    Marlén. Muy de acuerdo en que gloses al presidente, y de seguro coincideremos también en que al hablar de resultados (entiéndase positivos), Cuba tiene un laaaaargo camino por delante.

    Pero bien, entrémosle al pollo del arroz con pollo:

    ¿Has imaginado cómo habría sido el decurso cubano de este medio siglo sin la mentadlidad (a mi modo de ver bastante justificada) de la “plaza sitiada” ? ¿No crees que a la larga EE.UU. obtuvo precisamennte todo lo opuesto a lo que se propuso desde 1959 y por eso hoy recapacita? Creo imprescindible responder con cordura y objetividad a ambas preguntas para entrar en cualquier debate serio sobre el momento que vive hoy nuestro país.

    Y sí, CLARO, que quiero hablar de Cuba. Pero observa que, hoy por hoy, no se puede aislar a la islita de lo que acontece en el resto del mundo. Por eso mi “descarga” previa…

  • el 5 agosto, 2015 a las 11:19 pm
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Si la “izquierda platanera” no funciona, EE.UU. – como bien señalas – apenas tiene que dejar que se caiga por sí misma, no intentar meter la mano en modo alguno, como ya hizo en el pasado. Ahora, no pases por alto que los cabezas calientes en Washington una vez cifraron sus esperanzas de verla derrotada cuando ayudaron a montar la Operación Cóndor, sustentada en buena medida en la eficiente (en cierta coyuntura) Escuela de las Américas. Y a ese tenor hubo muertos, desaparecidos y torturados de todos los colores.

    Pero mira tú que a al vuelta de cuatro décadas, de los diez países que de algún modo se asociaron a la operación, en siete hay gobiernos de inclinación izquierdista o algún ramal del llamado populismo (Venezuela, Ecuador, Bolivia, Chile, Brasil, Argentina, Uruguay), y todos salidos de las urnas, así que ni siquiera les pueden achacar imitación al “modelo cubano”. Quizás se deba a que los latinos somos muy brutos y no aprendemos lecciones, en cuyo caso habrá que mudarnos a todos a Washington, para el aprendizaje, y ya te puedes imaginar la que se armaría en esa coyuntura (ahí sí que chocarían los aviones en los cielos, o las colas en los consulados de EE.UU.). Venezuela está mereciendo un análisis aparte, pero no quiero extenderme en demasía.

    Si un republicano “con los pantalones bien puestos” asume en 2017, se va a encontrar un mundo bastante diferente al que dejó Bush Junior, quien se propuso llevar su doctrina a “cualquier oscuro rincón del planeta”, y a la postre, ¿qué legado nos dejó después de ocho años?: un planeta más convulso, a pesar de que propició el derrocamiento y eliminación de Sadám Huséin y de el Gadafi. Hoy los crimenes de estos dos señores palidecen ante las “hazañas” de la avanzada islamista, y los dos baluartes democráticos declarados por Bush -Afganistán e Irak – están cada día más sujetos a la bartola del terrorismo, que además hace lo suyo en Libia sin Gadafi, Somalia y más allá. Súmale que el Gordito de Pionyang continúa sembrando cohetes; Yemen está al borde de la desintegración, Siria mantiene el baño de sangre, Paquistán se salpica…el copón divino…¿Cómo arregla todo eso un John Wayne en el Potomac?

    Ah, y para cerrar: lo de las escaleras chinas es sencillo: es parte de la corruptela que ha llegado al país asociada a las reformas. Los inversionistas cuentan con equis capital para invertir en una obra dada. Pero sabichosos que son, recortan gastos comprando materiales de segunda, que luego declaran ante la autoridad (o en contubernio con ésta) como de primera. Los instalan echando por el rostro y a la larga o la corta ocurren accidentes como los que mencionas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *