Nuevas elites en Cuba

HAVANA TIMES — Mientras que el gobierno de Raúl Castro desarrolla un proceso de reformas económicas en Cuba, pausado pero sostenido, los cubanos van acomodándose según las nuevas oportunidades con sus ventajas y desventajas para unos y otros. Estar bien posicionado y manejar recursos es clave para lo que Martin Guevara considera las nuevas elites que se están formando en la isla “socialista”.

A continuación publicamos un comentario de Martin Guevara donde caracteriza el hombre nuevo de esta época.

Nuevas elites mini-revolucionarias

Martin Guevara

Viejo mecanismo.  Foto: Juan Suárez
Viejo mecanismo. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Ahora que Cuba ha decidido cambiar definitiva aunque solapadamente su modelo de sociedad, la estructura y las bases de su economía, y que comenzarán a florecer de un momento a otro el novedoso empresariado nacional, previsiblemente proveniente de las actuales jerarquías dada la cercanía al poder y dados los parámetros corporativos que irán derogando ellos mismos, sería conveniente reflexionar acerca del perfil de este tipo de nuevo rico que se avecina, pero que ya tiene sus antecedentes en las metamorfosis soviéticas hacia la Federación Rusa, en el Este de Europa, en Viet Nam y últimamente de modo paradigmático la gigante y milenaria China.

La modalidad del nuevo empresario de la sociedad post comunista reúne una serie de particularidades comunes, a saber:

Está más predispuesto a la competencia voraz que el empresariado gestado en las sociedades de mercado aunque esté menos preparado para acometerla.

Es un elemento descreído, apóstata de toda ideología, religión, filosofía que promulgue una finalidad basada en principios morales.

Es ateo, agnóstico, y además descreído de su propio adoctrinamiento.

Siente que pagó antes de comer, de modo que comerá a placer hasta reventar. Mientras el empresariado formado en la sociedad de mercado en algún momento de su vida puede experimentar la necesidad de un aporte espiritual a su vida, puede llegar a replantearse el sentido de lo hecho, allí en los diferentes recodos que las edades y sus invitaciones a la reflexión deparan a lo largo de la vida al hombre, en cambio el nuevo empresario formado en los obligados lemas de la igualdad social, en su momento de inflexión, suele reflexionar y revisar su trayectoria precisamente en el sentido opuesto, autocriticándose el dispendio fútil de energía y considerando que es momento de concentrarlas en beneficio propio, que es hora de no perder un minuto más en las viejas consignas engañosas ni en utopías estériles.

Considera una pérdida de tiempo la hipocresía habitual en el rico tradicional para equilibrar la culpa.

No pide permiso, no pide perdón ni da las gracias. Paga.

Para esta nueva clase la ostentación de la riqueza es un saludable signo de buen gusto.

No se explican la filantropía ni el mecenazgo en el arte. Aborrecen la cultura pero invierten grandes cantidades de dinero en pinturas y esculturas sensibles de revalorizarse.

Son directos, sinceros, primarios, sin barnices, sin profundidad. Enriquecen vertiginosamente a los fabricantes de cuanto elemento distintivo de mal gusto característico del nuevo rico pulule en los alrededores.

Visten visiblemente mal y se saltan semáforos a bordo de sus lanchas urbanas fabricadas en exclusiva para ellos, están incapacitados para entender que un Rolls Royce gris pueda constituir para nadie en su sano juicio, un símbolo de distinción.

Mientras con el mayor descaro, dejan ver que sus poderosos padres los criaron lo más lejos posible de aquellos lemas con los que adormecieron y atenazaron durante medio siglo a todo un país, y cambian la retórica en sus palabras aunque jamás en sus costumbres, empiezan a habituarse a destapar botellas caras de champán, aunque lo beban a pico de botella y unos pocos en copa, pero mezclado con cubitos de hielo.


4 thoughts on “Nuevas elites en Cuba

  • el 5 noviembre, 2014 a las 9:35 pm
    Permalink

    Nada nada los chicos con apoyo de papa preparando el Putinismo tropical…

  • el 4 noviembre, 2014 a las 8:17 am
    Permalink

    Tienes razón Martín en todo lo que planteas. Es más grave el problema, los nuevos ricos hijos de papa y sus amigos no han pasado por un proceso democrático, de manera tal que desprecian las reglas del juego de leyes e instituciones. Las ex-repúblicas soviéticas y el resto de lo que fue “el socialismo real” presentan este terrible resultado.
    Acostumbrados a la impunidad en el socialismo real y a la falta de transparencia de sus finanzas, se convierten en verdaderas “mafias” de poder económico y político una vez que disminuye el férreo control ideológico.
    Por eso coincido contigo en esa aseveración de que el político tradicional de un país desarrollado tiene al menos que hilar muy fino en un Estado de Derecho.(ver los escándalos de Gurtel y las tarjetas “negras” de los dos bancos principales españoles. Estos nuevos políticos pos-socialistas reales, no han tenido que aprender las elementales reglas de un Estado de derecho y por eso se convierten en “mafias” con toda impunidad, violencia y corrupción.

  • el 3 noviembre, 2014 a las 11:08 pm
    Permalink

    Acaban de hacer la denuncia publica que a la nieta de Raúl Castro y su novio pintor les están remodelando íntegramente un local del estado y con recursos del estado en la calle 12 y 3ra en el Vedado, para convertirlo en un taller galería de arte. Con la agravante que ese local lo venían pidiendo hace tiempo los vecinos para resolver problemas de vivienda. También un ex funcionario del instituto de la vivienda denuncio recientemente que al zar Murillo le entregaron una casona para vivienda privada que era un inmueble del Ministerio de Educación. Ya se están repartiendo el pastel de coco antes de que comience la fiesta. Cuando llegue Liborio la cajita solo tendrá un masareal viejo y una croqueta fría.

  • el 3 noviembre, 2014 a las 7:49 pm
    Permalink

    Ya me imagino a la élite en la “repartidera” del país, los hijitos de papá” ocupando puestos. De hecho muchos de ellos ya tienen armados sus buenos negocios, en Cuba y en otros países, incluso se han colado en USA. Pobre Liborio, va a seguir jodido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *