Más de cien “disparos” cada mañana

By Aurelio Pedroso (Progreso Semanal)

Foto: Aurelio Pedroso

HAVANA TIMES – Tal vez por mi afición al cine, no puedo menos que recordar aquellos viejos filmes del oeste en que tanto a buenos como a malos nunca de les acababan las balas de sus revólveres a sabiendas que no admitían más de seis proyectiles.

Si alguna semejanza hay con el joven doctor Adrián de la Paz (24 años), es que su “pistola” de calibre febril y que certera apunta a la frente de las personas, no cesa de accionar en toda la mañana en cifra no muy determinada, pero que puede oscilar entre los cien y 150 “disparos” en la pesquisa a las familias que están bajo su supervisión en el municipio capitalino de Playa.

Así como el doctor Francisco Durán es esperado cada mañana en todos los televisores de la República, Adrián no se queda atrás en la comunidad donde ejerce su profesión. Como se dice, que “llueva, truene o relampaguee” tiene una asombrosa puntualidad en su arribo para interesarse por el estado y situación de cada cual en la casa. Y, a veces, hasta por las mascotas.

El octogenario Nico, un hombre de pocas, pero certeras palabras no alejadas del buen humor, lo ha definido como “mi mejor amigo. Imagínate que es el único que viene a visitarme.”

Cuando cada día se tensa más la situación por el rebrote en la capital cubana, la llegada de Adrián es como un bálsamo, un respiro de calma en medio de la tormenta porque por sus condiciones humanas y profesionales inspira confianza, asignatura vital en cualquier profesional de la salud que se somete a examen solo en la práctica y no ante un multidisciplinario tribunal.

Lea otro comentario de Aurelio Pedroso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *