Los que solo ven las manchas del sol

Por Elio Delgado Legón

Hospital Clínico Quirúrgico General Calixto García

HAVANA TIMES — “Los hombres no pueden ser más perfectos que el sol. El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.”

Así escribía José Martí, el héroe nacional cubano, en su ensayo Los tres héroes, publicado en su revista La Edad de Oro, dirigida a los niños de América.

Así también pienso yo cada vez que veo publicada una crítica a la Revolución cubana, ese sol brillante que nos libró de la oscuridad en que estuvo sumida Cuba desde que logró su independencia del colonialismo español, para caer en las garras del águila imperial norteamericana.

Y no es que los revolucionarios seamos enemigos de la crítica. Todo lo contrario. Los propios dirigentes de la Revolución han expresado en reiteradas ocasiones la necesidad de la crítica para mejorar la gestión del gobierno; pero la crítica hay que hacerla con profesionalidad, si lo que se busca es realmente que se resuelvan los problemas.

Cuando se critica un aspecto de la realidad, hay que profundizar en las causas de la dificultad, llegar a los responsables de que un hecho sea criticable y darlos a conocer.

De lo contrario, estaremos involucrando en una deficiencia a personas que no son culpables; y lo que es más grave, estaremos acusando a los que más han hecho y hacen porque esos problemas se resuelvan.

Hace algún tiempo, leí en una publicación un comentario sobre las malas condiciones constructivas de algunas viviendas en Santiago de Cuba, y se acusaba al gobierno de tener en el abandono a esa ciudad heroica.

Hospital Ortopédico Fructuoso Rodríguez

Sin embargo, en esos mismos momentos estaba en pleno apogeo la obra más importante que se ha realizado en Santiago en toda su historia: un moderno acueducto, que ha venido a resolver un problema de siglos con el abasto de agua a esa ciudad.

Pero en el mencionado comentario solo se hablaba de las casas en mal estado. No se mencionaban los miles de viviendas construidas por el Estado y entregadas en propiedad a las familias, que solo pagan una modesta mensualidad, hasta liquidar su precio legal, que además es subsidiado.

Tampoco se hace referencia a la gigantesca obra del acueducto, que estaba en ejecución en esos momentos. Claro, el objetivo de ese trabajo era mostrar solo las manchas del sol, y dar una idea de desastre en esa ciudad y en el país, sumándose así a la campaña mediática, de mentiras y difamaciones,  que llevan adelante los enemigos de la Revolución.

Más recientemente, leí otro comentario sobre un consultorio médico que estaba abandonado y semi-destruido. Sin embargo, en ese escrito no se profundiza, no se indaga por qué ha ocurrido ese desastre y quién o quiénes son los responsables.

Al mostrar los hechos de esa forma, se da una idea errónea del estado de las instalaciones de salud en Cuba. Sin embargo, en todo el país, hace años está en marcha un programa de reparación capital y ampliación de todos los centros de salud, incluidos hospitales, policlínicas y consultorios.

Instituto de Investigaciones de Oncología y Radiobiología

Solo con dar un vistazo a los hospitales de la capital, podemos darnos cuenta del gigantesco trabajo que está llevando a cabo el gobierno para mejorar la atención al pueblo en ese sector y las condiciones de trabajo del personal de la salud.

¿Es acaso justo que por el deterioro de un consultorio, de lo cual se desconocen las causas, se juzgue el trabajo de un organismo que tanto está haciendo por la salud del pueblo?

Criticar no es solo hablar de las manchas del sol, para dar una imagen desastrosa del astro rey. Criticar es analizar las causas y los antecedentes de los hechos, señalar a los responsables para que se les exija por su responsabilidad.

Pero cuando hablamos de las manchas, también debemos hablar de la luz; de lo contrario, estaríamos equiparándonos con los desagradecidos de que hablaba Martí y no aportaríamos nada a la solución del problema planteado.

Los que así actúan, saben el daño que están haciendo y que están colaborando con la campaña de difamación y de mentiras contra la Revolución cubana, que a pesar de tener que soportar un bloqueo económico, comercial, y financiero, que dura ya más de medio siglo, no abandona a nadie a su suerte y hace hasta lo imposible por mejorar las condiciones de vida del pueblo.

28 thoughts on “Los que solo ven las manchas del sol

  • este senor justifica lo injustificable
    que tiene la revolucion de vueno ? nada es pura mentira pura falcedad , destrucion un pueblo emigrante un pueblo vetado maltratado con falta de libertad con una demagogia permanete violacion de los derechos humanos el pueblo cubano vive bajo un estado feudal aquel que no comulga con los ideales del gobierno es marcado es reoudiado es tachado de gusano de apatrida como si el monopolio de la verdad lo tubiera el gobierno

  • Estimado Isidro,
    Si existe cierto deseo o intención americano de resolver el problema Cubano pero no por las razones que la elite esgrime. Independientemente de eso si estoy de acuerdo que quizás se hubiera logrado mas desde acá (USA) teniendo una política de acercamiento en lugar de confrontación.
    El problema me parece simple cuando se mira de esta forma y no veo otra forma de mirarlo que sea legitima.

    Existe en Cuba una Elite de poder que a insistido en un sistema económico caduco que esta probado a toda costa que no es posible implementar en Cuba. Independientemente de los errores que hayan cometido ellos de cualquier índole. En realidad la culpa no es de ellos pues el sistema no funciona para nadie. La culpa es del sistema en si. Lo cual significa que ni el medico chino lo puede hacer funcionar.

    En mi opinion a estas alturas la gran mayoria de Cubanos creo esta consiente que el sistema no funciona y no es posible hacerlo funcionar y esperan un cambio radical por lo menos uno donde ellos puedan tener y dar su opinión y que sea tomada verdaderamente en cuenta con respecto a la dirección de los cambios y ser dueños de sus destinos y no que les sea dictado desde arriba por una elite que no tiene en realidad nada que ver con el cubano de a pie.

    Dime cuantas veces hemos visto a Raul o Fidel haciendo la cola del pan, o de tantas otras necesidades? O cuantas veces tienen que cargar cubos de agua para cocinar o banarse. O hacer la cola del gas, keroseno? O tomando el transporte publico.

    Los detalles que salen a la luz sobre la vida que ellos es que viven como una clase super alta entre los mendigos que conforman el pueblo.

    Me parece totalmente inmoral e injusto que ellos por su voluntad impongan en todos los demás ese estilo de vida que ellos mismos no tienen.

    Aun peor. Es evidente que en este medio siglo de su poder básicamente no han contado para nada con los ciudadanos Cubanos. Las decisiones de gobierno en Cuba han sido todas o casi todas tomadas por la elite sin consulta. Y cuando se ha consultado es solo para dar la apariencia de consulta pues la decisión siempre da la impresión de ya estar tomada. Un gobierno que toma decisiones sin el consentimiento de los gobernados o por lo menos de una mayoría. Un gobierno que no ha sido electo por una mayoría en una elección contrapuesta donde existe competencia política. No tiene el derecho de gobernar. No puede existir contrato social cuando no hay consentimiento de los gobernados. Es un gobierno ilegitimo en primer lugar. Por eso es que yo entiendo perfectamente la posición Americana con respecto a Cuba. Este mismo gobierno Cubano se niega ha permitir a los ciudadanos escoger quien quieran ellos que resuelvan los problemas que les agobian. Y se ven obligados a soportar a los mismos incompetentes de siempre. Que siempre tienen las mismas escuzas de siempre de por que no resuelven los problemas.

    Todos las conocemos

    “El bloqueo, por la potencia mas poderosa de la tierra”!

    “El complejo de plaza sitiada”

    Ahora tenemos unas nuevas
    por ejemplo no se les paga mas por

    “La alta improductividad de los ciudadanos Cubanos”

    Una observación que se puede realizar es que siempre las culpas son de otros pero nunca de ellos o como consecuencia de lo que ellos han hecho. En mi opinión lo que hay en Cuba hoy es exactamente el resultado de medio siglo de errores.

    Si han existido algunos momentos buenos y cosas buenas pero el costo a sido tan alto para todos los cubanos que no creo que lo poco bueno pueda compensar en alguna forma todo lo malo.

    Me pregunto donde estaban ellos cuando el sistema se ha corrompido tanto que las personas tienen que sobornar a los médicos para obtener servicios que debían ser libres de pago. No digo “gratis” por que en realidad todos pagamos por esos servicios. Ningún estado obviamente produce nada. Sino que el dinero que el estado colecta en forma de impuestos al no pagar lo adecuado es lo que se usa para pagar por esos otros servicios como la educación y la salud.

    Donde estaban ellos cuando unos cuantos estaban haciendo millones en el aeropuerto?
    Donde estaban cuando los inocentes en mazorra fallecieron?

    Y pudiera continuar pero no lo hago pues la lista es kilométrica y es algo que todos la sabemos.

    Todos esto hechos apuntan a mala administración de los bienes del estado que viene exactamente desde la Cúpula. Déjame ponerlo con nombre apellido. Fidel Castro y Raul Castro y todos los que les rodean son responsables de todo lo que pasa y a pasado en cuba en este medio siglo.

    Nosotros también tenemos parte de culpabilidad por no saber enfrentarnos a ellos y aprender a decir NO.

    Ellos llegaron al poder a hacer sus caprichos personales y no supimos como decirles NO.

    Tampoco acudimos a ayudar y apoyar a aquellos pocos que se atrevían a decirles NO.
    En fin no hemos encontrado la forma de como salirnos de ellos.

    Cuantos recursos la nación Cubana dedica hoy a la seguridad del estado?
    EN mi opinión la mayoría de estos recursos son dedicados a mantener un gobierno impopular que nadie quiere.

    Solo una minoría que se beneficia directamente y que el día que cambie dirán que tenían las manos atadas y que no podian hacer nada. Ya lo veremos.

    Pero Cuba si cambiara. pues lo que ellos hacen es como equilibrar un trompo no hay manera de que siempre este rotando y parado pues no es lo natural. Las leyes naturales de sociedad dictan que los gobiernos tienen que ser puestos por los ciudadanos para que resuelvan los problemas de los ciudadanos no de otra forma.
    De otra forma no son gobiernos, son dictaduras y no hay dictaduras eternas.

  • Sr. Kurt,

    Comparar una sociedad en 1959 con la misma en el 2012 es un ejercicio estéril. Casi cualquier país ha progresado en estos últimos 53 años y puede citar mejoría de uno u otro tipo.

    Cuando el interés es ver si los resultados son significativos, uno mira como estaba hace 53 años en relación con otros y como está ahora.

    Si vamos a gapmnider.org, que deriva sus datos de fuentes reconocidas internacionalmente, es posible obtener para Cuba datos de mortalidad infantil desde 1937 y esperanza de vida desde 1801.
    Si comparamos estos índices en 1958 entre Cuba y el resto de América Latina (21países en total) , vemos que (aclarando que para la mayoría de los otros países las tasas de mortalidad infantil son de 1960, pues no las hay anteriores), vemos lo siguiente:

    Esperanza de vida
    Tasa de vida promedio para America Latina (incluyendo Cuba) : 55 años
    Tasa de vida máxima : 69 años (Puerto Rico)
    Tasa de vida mínima: 42 años (Haiti)
    Tasa de vida en Cuba, quinto lugar con 63 años, superada por Uruguay (67), Argentina (65), Paraguay (64).

    Mortalidad infantil:
    Mortalidad infantil promedio para América Latina (incluyendo Cuba): 101 por mil nacidos
    Mortalidad infantil máxima: 165 (Haiti)
    Mortalidad infantil mínima: 35 (Cuba), seguida por Uruguay (49), Puerto Rico (53), Panama (58)

    Podemos tener una idea de la situación económica de Cuba y la rapidez de su desarrollo respecto al resto de América Latina si vemos en que año fue que Cuba llego a superar las cifras promedio de 1958. Esta análisis nos da que Cuba sobrepasó los 55 años de esperanza de vida en 1948, un adelanto de 10 años, mientras que el primer dato de mortalidad infantil que se presenta es de 87 en 1937, un adelanto de al menos 21 años.
    Los números dicen claramente (y en aquella época no era tan popular falsificar las estadísticas), de que Cuba antes de 1959 tenía un nivel de vida general que estaba entre los mejores de América Latina y ya desde entonces era una “potencia médica”, salvando las distancias. Está claro que en los 50 Cuba iba avanzando a un ritmo muy rápido, mucho mas rápidamente que la mayoría de los países del área, lo cual explica que hay sido en aquel entonces, un país de inmigrantes. Después de 1959 es que Cuba se volvió un país emisor de emigrantes.

    Ahora bien, si lo que queremos es mejorar, no solo comparar, tenemos que analizar a aquellos que han logrado mas que nosotros, si no lo hacemos así, imagínese un corredor que quiera ir a la Olimpiada y se conforme con saber que es mejor que unos 50, aunque haya 10 que sean mejores que él. ¿Tendría estímulo para seguir mejorando? Claro que no.

    Al respecto, habría que mirar a lugares como Hong Kong, Corea del Norte, etc que estaban mucho peor que Cuba en 1959 y que ahora están mucho mejor para aprender de ellos, y no a a Haití o Guatemala, para poder sentirnos mejor con la miseria ajena.

    Y no hablemos del embargo, porque hace mucho rato que el embargo no existiría si el gobieno hubiera celebrado elecciones multipartido libres. ¿Por qué no lo hace, si el pueblo lo apoya en un 95% y es el pueblo más culto del mundo? ¿Cree el gobierno cubano que su pueblo puede ser fácilmente engañado por la propaganda? ¿Cree que es mas inculto y menos politizado que los bolivianos, venezolanos, ecuatorianos, etc? ¿O es que no confía en que pueda ganar en buena lid y tiene que mantenerse por la fuerza?

    Las manchas de las que se habla son tan grandes y evidentes, que la poca luz que pasa va perdiendo su brillo a cada segundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *