La verdad objetiva sobre Cuba

Por Elio Delgado Legón*

Foto: Linda Williams

HAVANA TIMES, 18 ene — Sobre Cuba se publican muchas cosas alrededor del mundo y cada cual afirma que tiene la verdad. Algunas son verdades a medias, matizadas con mentiras y tergiversaciones que se escriben y se publican, unas veces por desconocimiento de la verdadera realidad cubana, y otras, con mala intención, para denigrar al país.

Algunos escriben sobre Cuba sin haber pisado su tierra en decenas de años, o no haberlo hecho nunca. Eso, independientemente de que se haga o no con mala intención, constituye una irresponsabilidad que ningún periodista o escritor que se respete debe cometer.

La primera mentira que se repite constantemente en la prensa alrededor del mundo es que Cuba es un país de régimen comunista. Yo pregunto: ¿Cómo es un régimen comunista? Nadie lo sabe, porque jamás ha existido uno en nuestro planeta.

El comunismo fue una utopía, un sueño de Carlos Marx, quien en su época, después de haber estudiado  a fondo la evolución de la sociedad, y en su afán de lograr una vida digna para la clase obrera, la clase que crea la riqueza, pensó que era posible y necesario llegar a construir una sociedad perfecta llamada comunismo, en alusión a la comunidad primitiva, donde no existía la explotación del hombre por el hombre.

Indudablemente, la idea de Marx, desde su punto de vista en el siglo XIX, era estupenda, pues comenzaba el desarrollo del sistema capitalista, que como él mismo dijo, “nació chorreando sangre y lodo por todos los poros.”

La explotación de la clase obrera era despiadada. Los trabajadores carecían de derechos, laboraban jornadas interminables por míseros salarios y eran tratados como esclavos.

Precisamente siguiendo las ideas de Carlos Marx, Federico Engels y posteriormente de Lenin, los obreros de muchos países comenzaron a luchar por sus derechos y fundaron partidos que representaran sus intereses. A muchos de esos partidos les pusieron el nombre de Comunista.

La lucha de los obreros fue dando sus frutos y poco a poco fueron conquistando derechos y arrebatándoles a los capitalistas pequeñas porciones de las riquezas creadas por ellos.

Los dueños del capital no se resignaban a perder ni un ápice de sus ganancias, se sintieron amenazados y arremetieron contra los partidos comunistas y cualquier otra organización que representara a la clase obrera.

Contra los partidos comunistas, por ser portadores de las ideas de Marx sobre la explotación del hombre por el hombre y sobre la sociedad del futuro, la emprendieron con una gran campaña propagandística llena de calumnias que pintaban a los comunistas como seres malvados con grandes colmillos ensangrentados y les atribuían toda suerte de atrocidades inventadas para confundir a las masas y quitarles el apoyo que pudieran tener.

Con la repetición durante décadas de esa propaganda anticomunista, lograron sedimentar en mucha gente una sensación de peligro cuando se menciona la palabra comunista y lo mismo ocurrió con el calificativo de marxista.

Sin embargo, una sociedad comunista, según la previó Marx, implica la desaparición de las clases sociales. Sería una sociedad donde todos los hombres sean iguales, donde no haya ricos ni pobres, donde no exista el dinero y los hombres y las mujeres trabajen solo porque tienen un alto desarrollo de la conciencia y del sentido de responsabilidad y con ello tendrán satisfechas todas sus necesidades. Es decir, que cada persona aporta según su capacidad y recibe según su necesidad.

Esa sociedad idílica, pensada por Marx en el siglo XIX, nunca se ha hecho realidad. Y desde mi punto de vista, jamás se podrá concretar si tenemos en cuenta que en el desarrollo del sistema capitalista se ha exacerbado el sentimiento individualista y egoísta.

El avance de ese sistema se basa en el consumismo y la creación constante de nuevas necesidades en el ser humano, lo cual ha calado en la conciencia, y aun cuando el capitalismo, que hoy está en su última fase, llegue a su fin, no sería posible construir una sociedad como la descrita por Marx, en la que todos tengan un alto desarrollo de la conciencia social.

Por todo lo anteriormente explicado es que puedo afirmar que se miente deliberadamente cuando se afirma que Cuba es un país de régimen comunista, y se hace para crear, en aquellas personas a las que previamente se les inoculó la aversión a ese calificativo, una idea errónea de la sociedad cubana.

Aunque la Constitución de la República señala en su Preámbulo que se construye el socialismo, con el objetivo final de edificar la sociedad comunista, ese es un objetivo a muy largo plazo, que no podrá ser alcanzado mientras en el mundo existan sociedades basadas en la explotación.

En Cuba, la Revolución que triunfó el primero de enero de 1959 comenzó a construir una sociedad más justa cuando promulgó las primeras leyes, que beneficiaron a los pobres, a los explotados de siempre, a los desposeídos.

Los grandes intereses capitalistas, la mayoría de ellos norteamericanos, se sintieron amenazados y emprendieron una lucha a muerte contra la Revolución cubana, y en esa lucha han utilizado todos los medios a su alcance, incluyendo los medios masivos de comunicación.
—–

(*) Soy un cubano que ha vivido ya 75 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


18 thoughts on “La verdad objetiva sobre Cuba

  • el 23 junio, 2017 a las 8:01 am
    Permalink

    Que mala redacción! La idea principal se va perdiendo al avanzar en el texto y termina siendo un escrito sobre el pensamiento Marxista. :( no nos dijo nada!

  • el 22 enero, 2012 a las 6:39 am
    Permalink

    Mis abuelos antes del 59 lo que tenian era un katering asi que mi abuela cocinaba para los demas no se puede decir que eran ricos pero mi mama estudiaba en una escuela privada y no les faltaba nada, es verdad que habian pobres y mendicantes pero los hay tambien ahora
    disculpame si te digo esto pero si no te gusta vivir en Miami p’q no cambias ciudad o pais puedes regresar a vivir a Cuba o encuentras que es mejor seguir viviendo en la odiosa Miami pero con comodidades que en la humanisima Cuba con 1000 de problemas

  • el 21 enero, 2012 a las 5:01 pm
    Permalink

    Elio estoy contigo y me dan pena estos cubanologos sin informacion o malaintencionados, me imagino que a esta gente sus abuelos no le contaron como era Cuba antes de la revolucion, o no me vayan a decir que todos son nietos o hijos de burgueces.
    Es triste que muchos nacieron en el duro periodo especial o lo han vivido en su crecimiento.
    A los que dicen vivir en una sociedad libre, de que hablan, si aqui en Miami la gente no puede ni hablar o opinar positivamente sobre la revolucion pues tienen miedo. De que libertad hablan cuando todos los medios de comunicacion estan en manos de las grandes empresas de derecha o son financiados por estos y se rigen a sus designios. De que hablan cuando dicen democracia si el candidato es siempre un rico que su campana se desarrolla recaudando dinero de las companias a las que rendira cuantas y no al pueblo trabajador y a las elecciones solo acude un 40 % y de ellos el mayor porciento es de votos de ancianos desde su casa. De que derechos humanos hablan cuando aqui la gente protesta y la policia responde con gases lacrimogenos y porras, ademas tenemos la poblacion carcelaria mas grande del planeta, superior a China con mas poblacion. De que igualda hablan cuando los negros viven en barrio que dan pena y las escuelas publicas se desmoronan por falta de recursos. De que hablas cuando miles de familia son sacadas a la calle pues no pueden pagar la renta o la casa comprada, de que carajo hablan cuando la gente no puede ir a un hospital o acuden a el y quedan endeudados para siempre.
    Es evidente que el acceso a internet esta en manos de los que la pueden pagar en el mundo y esos viven bien. Permitanle el acceso a los pobres en este pais, pues no hay que ir muy lejos, aunque tampoco tienen la educacion adecuada para escribir, y veran que esto no es un paraiso. Grcias Elio por recordarme a mi abuelo.

  • el 21 enero, 2012 a las 5:07 am
    Permalink

    Ein , yo tambien coincido contigo, es molesto leer estos articulos donde se refleja la lejania al sufrimiento del pueblo cubano, del hombre de a pie, pero se debe respetar la opinion ajena aunque duela, algo que no sucede en nuestro pobre pais(cuba), pero que aprendemos cuando vivimos en uno libre

  • el 20 enero, 2012 a las 1:55 pm
    Permalink

    he de reconocer que mi comentario anterior fue mas vehemente de lo necesario y contiene ataques personales. ruego disculpas a elio y le agradezco a isidro por el llamado al orden.
    lo cierto es que lo altisonante del titulo, combinado con el tono peyorativo y la pobreza del texto, me llevaron a esa situacion. discrepo sobre la validez de publicar cosas asi, que no contienen argumentacion alguna, salvo como muestra de la desculturizacion que ha sufrido la sociedad cubana.

  • el 20 enero, 2012 a las 1:21 pm
    Permalink

    (*) Soy un cubano que ha vivido ya 75 años… y ya debería retirarme o por lo menos ponerme a escuchar lo que dicen los demás y tratar de entender sus puntos de vista.

  • el 20 enero, 2012 a las 7:33 am
    Permalink

    Para ir entendiéndonos de algún modo, será preciso apegarnos al respeto a la opinión ajena como principio rector. Es una empresa harto difícil, como lo demuestra nuestra historia, pero no tenemos por qué renunciar a esa meta. Elio Delgado, como lo han hecho en este sitio Miriam Celaya, Yoanis y otros, tiene pleno derecho a defender su causa, a argumentar a favor de la misma. Ahora hay quien le tilda de “pobre diablo”, pero quién sabe si ese epíteto le era más cercano al autor del texto antes de la Revolución, con cuyo advenimiento muchas personas declararon sentirse tales por primera vez. Es verdad que la situación ya no es la misma, en buena medida para mal, pero no todos lo ven así. Tampoco es posible obviar el hecho de que la falta de acceso a Internet en Cuba no sólo mantiene al margen del manejo y circulación de información a quienes impugnan al gobierno, sino también a otros muchos que, por la razón que sea, se sienten identificados con el mismo. HT se anota un punto a su favor al publicar este razonamiento, siquiera por el hecho de mantener un equilibrio entre todas las voces que hoy conforman la sociedad cubana.

  • el 20 enero, 2012 a las 5:53 am
    Permalink

    Hombre Elio,

    Es una pena que en el medio de todo ese lío de Comunismo, Capitalismo, Marxismo, Paroxismo, Pasotismo, Fanatismo y Confucianismo, al final, el pueblo de Cuba se quedara sin libertad.

    A lo mejor era cuestión de olvidarse de tantos Ismos y pensar en los derechos y libertades.

  • el 20 enero, 2012 a las 4:20 am
    Permalink

    Efectivamente, Cuba no es un país comunista.

    En Cuba tenemos un capitalismo monopolista de estado.

  • el 19 enero, 2012 a las 11:31 pm
    Permalink

    y esta es la verdad objetiva de Cuba segun tú? si quieres decir la verdad segun el granma o el juventud rebelde, entonces si. y aun asi un articulo malo porque no dice absolutamente nada; y tambien es una lastima, el titulo estaba algo sugerente yo esperaba algo mucho mas inteligente y no esta baba.

    de donde copiaste esto, de wikipedia?

  • el 19 enero, 2012 a las 12:38 pm
    Permalink

    que pena, empece a leer el articulo buscando algunas respuestas hasta que descubri que eres un pobre diablo. si toda la argumentacion alrededor de la verdad objetiva sobre la isla se reduce a lo que unos y otros entienden por comunismo, es una perdida de tiempo. me apena que hayas arribado a esa conclusion despues de 75 annos.

  • el 19 enero, 2012 a las 12:21 pm
    Permalink

    Traduccion de google.translate:

    Usted está absolutamente en lo correcto, Elio, al decir que el comunismo es “un objetivo a muy largo plazo.” El socialismo se supone que es el puente que la sociedad a la sociedad comunista, más lejano en el futuro en el que no existe la propiedad privada, no hay clases y, probablemente, incluso sin dinero.

    El problema ha sido que los gobiernos revolucionarios han confundido el atributo a largo plazo de “no propiedad privada” de un atributo que debe ser instalado en el puente socialista. Por la abolición de los derechos de propiedad privada de inmediato – a través de la propiedad estatal de todos los medios de producción – el puente socialistas ha colapsado (bloque soviético), o estado al borde del colapso (Cuba) en todos los países revolucionarios.

    Lo que se necesita es la corrección de nuestra actitud hacia los derechos de propiedad privada durante el período de puente socialista. El socialismo cubano debe conservar y utilizar estos derechos, el valor de la participación de la pequeña burguesía en el proyecto de construcción socialista, y construir un modelo dinámico, democrático y próspero del socialismo.

    Addendum: La verdad es que el Estado socialista, durante el período largo puente, no necesita ser dueño de toda la tierra y todos los instrumentos de producción. Hay algunas empresas y algunos sectores que deben ser 100% propiedad del gobierno socialista, pero la industria más importante y el comercio deben ser de propiedad principalmente por los asociados de la cooperativa.

    Gobierno socialista podría co-propietarios en silencio y compartir distribuciones trimestrales de ganancias, pero deja la gestión de micro-hasta los socios trabajadores. Los agricultores, restauradores, comerciantes y otras personas de la pequeña empresa podría entonces sus propias empresas, servir a la gente y sentirse en armonía con los objetivos de la construcción socialista.

  • el 19 enero, 2012 a las 11:37 am
    Permalink

    Mi papá era como el Sr.Elio, y pensaba muy parecido, pero murió diciendo: “ésto es una m…” “FC está loco de atar”, y apagaba el televisor cuando aquellos discursos incoherentes e infinitos de principios de siglo . Claro, mi papá fue dirigente comunista honesto, obrero de un central azucarero donde se retiró con una miserable pensión a los 70 años, y vivió sus últimos años con las ayudas de sus hijos emigrados. Se dio cuenta, como muchos de “la Gran estafa” que fue la revolución.

  • el 19 enero, 2012 a las 10:45 am
    Permalink

    Claro Elio tampoco va a llamar las cosas por su nombre, solo nos dice que no es la cosa, eso tampoco ayuda, Elio te espero en el infierno, por cierto no te conocí antes de salir para Bélgica.

  • el 19 enero, 2012 a las 10:19 am
    Permalink

    Larry voy por parte para poder entendernos mejor
    Tu crees que nadie pueda criticar al gob de los Castros ?????? crees que lo que estan haciendo es justo ?????? quisiera saber cual es el mismo tema de siempre
    Si vuelves a leer mi comentario leeras que escribi que es de admirar en el periodista Delgado el sueño que todavia tiene de esa sociedad perfecta que le prometieron con la Revolucion, sociedad perfecta que sabemos que no existera como no existe en ningun lugar, existen sociedades mas vivibles pero no seran nunca perfectas y hasta aqui estamos de acuerdo y ahora ????????

  • el 19 enero, 2012 a las 9:27 am
    Permalink

    Dios mio, no iba a escribir pero al ver estos dos comentarios de ataque no me pude resistir. Mientras existan cubanos que sigan apostando por la critica para ellos justificada contra el ahora llamado régimen “de los Castros”, estaremos estancados en el mismo tema de siempre. Lo que realmente me gusta del artículo antes criticado es que, el señor Delgado, no ha perdido su ilusión de soñar con una sociedad perfecta. Sabemos que la de Cuba no lo es, como tampoco lo es ninguna en el mundo. Pero, este en el país que este y por las razones que sean, que son las mías o las de cada cual, hablando en sentido general, lo importante es, siempre tener ilusión de aspirar a vivir en una sociedad justa, aunque momentáneamente emigremos para suplir nuestras necesidades. Me parece que yo si soy crítico y no he atacado a nadie, solo sueño con un lugar justo llamado Tierra.

  • el 19 enero, 2012 a las 7:24 am
    Permalink

    El periodista Elio Delgado olvidó decir que él trabaja para la Agencia de Información Nacional, que actúa como agencia vocero del Comité Central, y que él es miembro del Partido Comunista de Cuba, oficialmente el único partido político que existe en la Isla. Son datos importantes que los lectores deben conocer al momento de acabar de leer su texto.

  • el 19 enero, 2012 a las 6:19 am
    Permalink

    Para ser un cubano que vive en Cuba y que tiene 75 anos la conoce demasiado poco entiendo que debe ser muy duro ver como todo lo que prometio Fidel cuando el triunfo de la Revolucion fue solo una quimera que duro fin que la URSS era socialista, despues con la caida del socialismo en Europa cayo tambien los sueños de Cuba y descubrio la verdadera cara del gob de Fidel pero es de admirar al Sr Elio Delgado que todavia sigue soñando esa Cuba que le prometieron de igualdad y respeto por el pueblo, uno de esos hombres que todavia defienden con la espada al gob de los hnos Castro, no se si llorar por el o echarme a reir, no se quiere dar cuenta que el peor bloqueo de Cuba han sido estos 54 anos de cierre que el mismo gob ha hecho con la isla, es verdad que en Cuba no hay un regimen comunista pero hay siempre un regimen.

    Significado de regimen : Una forma de gobierno, sistema político: república, monarquía | (spreg.) Gobierno de dictatorial autoritario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *