La respuesta de Cuba al huracán Irma ridiculiza “el América primero”

Por Rebecca Bodenheimer*

Hurracane Irma smashes against the Morro fortress. Photo: Ismael Francisco/ Cubadebate.
Las olas provocadas por el huracán Irma pegan contra la fortaleza del Morro. Foto Ismael Francisco/ cubadebate

HAVANA TIMES – A raíz de la increíble destrucción provocada por el huracán Irma, Cuba envió 750 médicos y profesionales de la Salud a otras islas del Caribe para ayudar en los esfuerzos de rescate. La propia Isla ha sido devastada por Irma, con 10 muertes ya reportadas y las dramáticas imágenes de una Habana inundada; lo cual ocurrió a pesar de que la capital no fue la zona más afectada del país.

Sin embargo, como ha hecho anteriormente con otros innumerables desastres naturales -especialmente después del terremoto de Haití de 2010 y del brote de ébola de 2014 en Liberia- Cuba vuelve a ser la primera de la lista en proveer no solo asistencia financiera, sino en enviar a sus propios profesionales médicos altamente capacitados a las zonas de desastre en la parte sur del globo.

Este compromiso de larga data con el humanismo mundial puede ser contrastado con el “América primero” [en Estados Unidos] ​​que ha estado visiblemente en exhibición desde que el ciclón Irma comenzó a convertirse en una catástrofe natural sin precedentes.

Desafortunadamente, muchos ciudadanos estadounidenses no consideran o parece no  importarles cuando los desastres naturales que amenazan regiones de los Estados Unidos afectan también a naciones próximas.

El lunes pasado me sentí particularmente angustiada por este tweet, el cual sugiere que Cuba funciona como un “buffer” para el sur de la Florida. En caso de que hubiera alguna duda sobre el desprecio de esta mujer por otras áreas afectadas, ella siguió con este otro tweet, afirmando, esencialmente, que mientras Irma se dirigiera a cualquier dirección que no amenazara a los Estados Unidos, no le importaba.

Cuba es la isla más grande y poblada del Caribe, y comentarios como ese son ofensivos no solo para los cubanos y otras personas del Caribe, sino también para los ciudadanos estadounidenses cuyos seres queridos viven en esas naciones insulares tan a menudo devastadas por desastres naturales.

La calle genios en Centro Habana después de la inundación costera. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Además, debe destacarse que la mayoría de estas islas y las personas que viven en ellas no tienen los recursos que poseen el Gobierno de los Estados Unidos y los ciudadanos de este país de manera individual, ya sea para prevenir la muerte y lesiones, o para responder adecuadamente a devastadores ciclones y terremotos.

Sentimientos como los expresados ​​por estos tweets ejemplifican lo peor del etnocentrismo estadounidense, la noción de que somos lo primero y merecemos una mejor calidad de vida, simplemente por haber nacido en los Estados Unidos de América.

Por supuesto, no es una sorpresa para mí que alguien que llevaba un gorro de “MAGA” en su perfil de Twitter abrace esas opiniones, debido a que nuestro actual presidente ha dado rienda suelta a los racistas y xenófobos para expresar públicamente su desdén y falta de respeto tanto por las personas de otras naciones, como por cualquier ciudadano estadounidense que no sea recto, cisgender o WASP.

En un contexto nacional en el cual el presidente perdona a un funcionario policial (sheriff Joe Arpaio) que participó en un abuso de poder con sadismo contra latinos, y luego anuncia su plan de abandonar a los cientos de miles de beneficiarios de la DACA -una minoría que no conoce otra casa que no sea los Estados Unidos- es muy importante destacar y denunciar el “América primero” ​​en todas sus formas y expresiones.

En otro ejemplo de crueldad y desprecio de Donald Trump hacia nuestros vecinos del sur, un fragmento en The Guardian, que narra la destrucción de Irma en La Habana debido a la archiconocida desmoronada infraestructura de la capital cubana, señala también que Trump renovó el embargo estadounidense a Cuba horas antes de que el huracán tocara tierra.

El embargo hará que los esfuerzos de reconstrucción y las compras gubernamentales de materiales de construcción sean extremadamente onerosas y costosas, porque las multinacionales que comercian con los Estados Unidos tienen prohibido vender a Cuba. Bajo el cerco del Norte, la nación isleña también tiene prohibido unirse al FMI y al Banco Mundial, que otorgan préstamos de infraestructura crucial.

El huracán Irma provocó una gran incursión del mar por el Malecón habanero. Foto: Ismael Francisco / Cubabebate.cu

En contraste directo con esa despiadada decisión de la Administración Trump, Cuba sigue siendo un modelo para el humanitarismo global. Incluso en medio de la crisis económica y la incertidumbre política (el presidente Raúl Castro se retira en febrero de 2018), la pequeña nación insular, que ha sido una espina en la costilla del imperialismo estadounidense y la dominación regional durante más de medio siglo, ha tomado directamente acción de solidaridad con sus vecinos.

Muchas personas creen que los desastres naturales sacan lo mejor de los seres humanos, debido a que el individualismo y el interés propio se suspenden temporalmente a favor de la empatía y un deseo genuino de ayudar a las personas que podrían vivir a miles de kilómetros de distancia.

Los ciudadanos estadounidenses tienden a ser generosos en tiempos de desastre, pero la elección de Trump ha desenterrado una cepa particularmente desagradable de nativismo y “América primero”. Tenemos la obligación de contradecir y de manera pública avergonzar a cualquiera que sugiera que la vida de los estadounidenses es intrínsecamente más valiosa que la de otros ciudadanos del mundo.

*Rebecca Bodenheimer, escritora, redactora e investigadora independiente.
Autora de Geografías de cubanidad: lugar, raza y actuación musical en la Cuba contemporánea.

 


13 thoughts on “La respuesta de Cuba al huracán Irma ridiculiza “el América primero”

  • el 28 septiembre, 2017 a las 4:15 pm
    Permalink

    Tienes razón David, es una canallada manipular la verdad, por eso le sugiero que abogue para que podamos opinar directamente en el periódico Granma u otro “sitio” estatal donde no se manipule a nadie para que vea que no venimos más a éste, y sin ningún tipo de rabia, sólo con la verdad acuérdese que ya no estamos en tiempos cuando la dictadura castrista tenía al pueblo incomunicado y ciego, y con toda intención de manipular, lo que pasa es que en éstos tiempos ya la verdad no la pueden ocultar, por lo menos a las personas que tienen acceso a la información, serás tú uno de esos?…,porque hasta Mariela Castro salió en defensa de que el gobierno vendiera las donaciones, y si no hubiese sido por el revuelo e indignacion que causó a los que habían donado, todavía se estuviera cometiendo la infamia de estar vendiendo hasta el agua embotellada.

  • el 28 septiembre, 2017 a las 6:22 am
    Permalink

    Es evidente que el enfoque manipulador de este sitio hace que se nucleen a su alrededor lectores reaccionarios que solo ven las manchas del sol. Hasta los proipios congresistas norteamericanos reconocen que Cuba se preocupa por su gente y es capaz de reaccionar con celeridad ante estas situaciones.

    Algunos destilan rabia por la incapacidad de tener evidencias e inventan y manipulan situaciones.

    Quien dijo que la ayuda internacional se vende a los damnificados?

    Es que acaso no saben que todos los materiales de produccion nacional o inclusive que el pais importa en divisas son subvencionados?

    Es que acaso es Isidro el unico que repuida a Trump que tiene unos indices de poipularidad en su pais tan raquiticos que dentro de poco seran menor a cero?

    Pero lo mas interesante es la rabia con que reaccionan algunos, que demuestra que les pico el articulo. Entonces !Que se arrasquen!

  • el 24 septiembre, 2017 a las 10:34 pm
    Permalink

    José Darío:

    Ahora sin rima: el unilateralismo no tiene futuro y complicará la situación mundial más de lo que ya está, que es mucho decir. Llegará el momento en que los propios EEUU tendrán que dar marcha atrás.

  • el 23 septiembre, 2017 a las 3:33 pm
    Permalink

    Precisament iba a recomedarle ala autora que se leyera el art´ículo cuyo link otro comentarista ha tenido el acierto de enviarle, para que vea lo que se esconde detrás de los alardes y golpes de pecho del régimen al enviar ayuda a otros países, mientras ignora la calamitosa situción que viven sus propios ciudadanos. En mis tiempos se decía de actitudes como esa “vestir a un santo para desvestir a otro”. Lo de la venta de las donacionews a los damnificados en Cuba no es nuevo. recuerdo quehace años, alrededor de pricipios de os 90 visitaron mi casa en la Habana tres españoles y me comentaron escandalizados que habían visto en la tienda del hotel Riviera donde se hospedaban, cajas de latas de puré de tomate qeu todavía tenían la precinta Donacion del Pueblo de cataluña al Pueblo de Cuba y se estaban vendiendo allí. Incluso compraron una lata que me mostraron con el correspondiente recibo que iban a llevar a barcelona como purueba a su regreso. Que haya una persona que twitee esto o aquello, ya se sabe que la unanimidad solo existe en los cementerios. en toda sociedad hay de todo, como lo hay en la cubana donde se ven manifestaciones des de corrupción y depravación, hasta odio e intolerancia. No quire eso decir que todos los cubanos sean malos como que tampoco todos los americanos sean buenos. Aquí hay de todo, pero al menos el tiempo que llevo aqui no he experimentado repudioo rechazo por serlatino y negro. No yo, mi compañera negra dominicana que vive aquí dese 1974 me ha dicho que tampoco lo ha sufrido. Es cierto que se dan casos, pero no es la generalidad. Al menos aquí se puede cuestionar, demandar y exigir respeto. Lamentablemente en Cuba se hace oídos sordos a esas demandas si es que no son reprimidas al momento de expresarlas. En cuanto a Trump, no me gusta, sobre todo por expresiones que ha tenido desagradables hacia ciertos sectores de la sociedad como mujeres y minusválidos, pero de que el desempleo ha disminuido grandementte, es verdad. Que los índices bursátiles han subido, es verdad. Y aun cuando saco a USA del Acuerdo e París, la industria sigue trabajando y desarrollando técnicas para preservar el medio. Por ejemplo, se ofrecen facilidades pra quienes quieren instalar paneles solare en susviviendas. Hay muchos estados que continúan avanzando en ese terreno. Esto no es Cuba, donde funciona el ordeno y mmando de los generales. la Casa blanca podrá decir algo, pero los estados tienen un grado de autonomía grande para trazar políticas internas acordes con sus intereses.

  • el 23 septiembre, 2017 a las 6:25 am
    Permalink

    no sabia eras poeta !! Trump lo que vio claro que todos medran a la sombra del bolsillo del contribuyente norteamericano y total para que ??? Quien habla de la ayuda norteamericana ?? Quien agradece a los gusanos cubanos (porque para el gobierno cubano lo son !!) de Miami las toneladas diarias de suministros a los cubanos ? Quien agradece que los europeos vivan bajo el paraguas norteamericano y que los negros africanos no se mueran de hambre y enfermedades?.Trump solo ha dicho en lenguaje de jugador de domino de la habana Vieja, verdades grandes como un templo. En cuanto a la desapericion de K del norte, esta claro, si no los destruyen totalmente, sus vecinos lo veran muy mal !!! Y que conste ,no me gusta Trump !!! Pero creo esta aprendiendo poco a poco !!!

  • el 22 septiembre, 2017 a las 8:16 am
    Permalink

    Yo a los palacios subí,
    yo los claustros escalé
    y cuando a Darío vi
    tuve que reir…..Jeje!!!!!

    (Con perdón de Juan Tenorio)

  • el 22 septiembre, 2017 a las 6:41 am
    Permalink

    Debia darse una vuelta por el Aeropuerto de Miami esta senora !!!

  • el 22 septiembre, 2017 a las 6:40 am
    Permalink

    Isidro : no te esfuerces, todos sabemos repudias a Trump y apoyas a los democraticos gobernantes chinos !!!

  • el 22 septiembre, 2017 a las 6:08 am
    Permalink

    Como decimos en Cuba, la autora ha mezclado papas con boniatos a proposito. No le encuentro relacion a la politica interna de un pais con la politica externa de otro. Y si de caprichos se trata, se me antoja que los USA aportan anualmente miles de millones para el funcionamiento de la ONU incluyendo su sede, ademas de los proyectos de ayuda al desarrollo internacional de USAID, mas los miles de voluntarios que durante decadas han ofrecido su aporte a los mas necesitados en el mundo financiados por Cuerpo de Paz, los cientos de millones en acoger refugiados de todo el mundo cada año. Quieren hacer cuenta quien aporta mas a la humanidad? Mas respeto para si misma antes de escribir tonterias

  • el 22 septiembre, 2017 a las 3:59 am
    Permalink

    La polìtica de Trump hacia Cuba, – al intentar por enésima vez dar la consabida vuelta de noria a las sanciones contra La Habana – no hace más que reflejar la ceguera y relacionamiento a espasmos que su administración se empeña en desarrollar con el resto del mundo. La consigna de “Make America great again” está demostrando ser simple algarabía de cuartel, que en la práctica conduce al aislacionismo y a las más miopes expresiones de la Pax Americana (remember Siria, Afganistán, Irak…).

    Sirvan de botones de muestras en este sentido el abandono estadounidense del Acuerdo Transpacífico y del Pacto Climático de París, que en el segundo caso implica que EEUU se aleja de las metas de desarrollo sostenible que propala Naciones Unidas.

    Trump y su equipo nadan en las aguas procelosas del anti multilateralismo y el rechazo a la globalización económica, como si aún su país viviera en los años de la expansión norteamericana al Oeste, o tuviera la pujanza político-ideológica y militar con que dio forma al mundo tras la II Guerra Mundial, o a la caída de la URSS, en 1991. Ese es el talante que llevó al actual mandatario de la Casa Blanca a ausentarse de eventos tan trascendentes para la aún agonizante economía mundial como el Foro de Davos, en enero pasado, dejando que potencias emergentes como China, Rusia o la India comiencen a robarle espacios a Washington dentro de esquemas globales de cooperación, como son hoy los BRICS.

    Con sus actuales ademanes – que tienen más de reflejos rotuliano que de estrategias inteligentes a largo plazo -, Trump comienza a deshacer el compromiso obamiano de dejar en el olvido la nefasta doctrina Monroe – para el caso de América Latina – mientras insiste hacia el resto del planeta en una pose de bravucón chovinista que hoy no se atrevería a ensayar ni el propio John Wayne. Le queda grande.

    Oportuno análisis de Rebeca Bodenheimer. Kudos a HT!!!

  • el 22 septiembre, 2017 a las 3:32 am
    Permalink

    Mas de lo mismo. No vale la pena

  • el 21 septiembre, 2017 a las 9:23 pm
    Permalink

    Rebeca:
    Al margen de lo que diga cualquier tarado en internet en un twet, de verdad que resulta difícil tomarla en serio cuando ese gobierno “humanitario” que tanto admira vendía las donaciones y los alimentos a los afectados por el reciente huracán, decisión que acaban de revocar gracias a la ola inmensa de rechazo que tal conducta provocó en las redes sociales y entre la propia población cubana. ¿Por qué no habla de la inmensa reacción de rechazo a Mariela en Facebook cuando se atrwevió a pedir ayuda, a la vez que declaraba eastar de acuerdo con la infame venta a los afectados. Si ud no sabe que el gobierno cubano hace muchísimo tiempo trata a sus naturales como basura y prioriza al extranjero; si no sabe que toda esa “solidaridad” no es sino a costa de sumir más en la miseria al pueblo de Cuba con el que no se cuenta para tomar ninguna de esas decisiones de regalar lo que no es más que el patrimonio del pueblo; si no sabe que en Cuba aún subsiste la discriminación por nacionalidad, eso es su problema; pero, por favor, no nos vengas a los cubanos que lo hemos padecido en carne propia con ese cuento de hadas. Si los que desgobiernan el país hubieran puesto a los cubanos y a Cuba primero, seguro estoy de que hubiera habidos muchos menos derrumbes y desgracias en La Habana. No es ningún delito reprobable de ningún presidente poner primero los intereses de sus gobernados, pues se supone que para eso está puesto donde está. Lo censurable es lo contrario, que es lo que se ha cansado de hacer el gobierno de Cuba a lo largo de los 60 años más desastrosos de toda su historia. Los resultados hace rato que están a la vista; y no datan de ayer, solo que las nuevas tecnologías han roto el muro de la desinformación en la que quisiera creer que tu vives todavía. Actualízate, querida, que el zurdismo no te ciegue; a no ser que seas de los ciegos a quienes no les interesa ver, lo cual no tiene remedio más que el choque con la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *