La realidad del unipartidismo en Cuba

Por Elio Delgado Legón*

HAVANA TIMES, 25 feb — Otra de las grandes mentiras que se utilizan contra la Revolución cubana, para afirmar que en Cuba no existe democracia, es el llamado unipartidismo.

Se dice, erróneamente y con un propósito deliberado, que en Cuba existe un solo partido. Sin embargo, en Cuba no existe ningún partido político, de esos que como se conoce postulan a sus candidatos para las elecciones.

El Partido Comunista de Cuba, que se le puso ese nombre por decisión de los delegados al primer congreso, también pudo haberse llamado, por ejemplo, Partido Revolucionario Cubano, como el que fundó José Martí para organizar y dirigir la guerra de independencia contra España; es decir, no era un partido político tradicional.

Tampoco es un partido político tradicional el de Cuba, sino una organización selectiva, a la que pueden pertenecer solo los mejores revolucionarios, pues es la organización que vela por el bienestar de los trabajadores y de todo el pueblo, por lo tanto tiene prestigio y autoridad para exigir al gobierno, a todos los niveles, que se tomen las medidas que más beneficien al pueblo trabajador.   

Se trata de un partido que está organizado de manera que pueda imponer su autoridad y velar por el buen funcionamiento de esa sociedad más justa que los cubanos construimos.

La estructura del Partido Comunista de Cuba semeja una pirámide que en su parte superior tiene al Comité Central, con su Buró Político y su Secretariado.

En cada provincia existe un comité provincial, y en cada municipio, un comité municipal.

Cada uno ejerce su control y su exigencia para que el gobierno en esos niveles cumpla con sus obligaciones.

Además, en cada centro de trabajo existe una organización de base del Partido, que debe controlar el trabajo de las administraciones.

En todos esos niveles, los ciudadanos que no son militantes del Partido confían en los militantes y los apoyan, porque saben que su misión fundamental es defender sus intereses, de ahí que las labores del partido involucren a todos los ciudadanos.

Por ejemplo, los lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido fueron discutidos y enriquecidos por todos los militantes de la organización y por todos los trabajadores en sus sindicatos. Además, fueron analizados con todo el pueblo mediante las organizaciones de masas, donde se recogieron miles de propuestas, que enriquecieron la redacción del documento que se aprobó en el Congreso.

Esos lineamientos rigen la política económica del país para los próximos cinco años y el gobierno, junto con toda la estructura económica, están obligados a ponerlos en práctica.

El artículo 5 de la Constitución de la República de Cuba expresa claramente las funciones del Partido al expresar: “El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista.”

El Partido Comunista de Cuba no postula a ninguno de sus militantes para delegado ni diputado. Es el pueblo, reunido en asambleas de barrios, quien hace las proposiciones de candidatos, sin tener en cuenta si son militantes del Partido o no. Solo valoran las condiciones morales, el prestigio y las posibilidades de ejercer el cargo.

El sistema político cubano se basa en la democracia participativa, por lo que cada ciudadano tiene el derecho de proponer candidatos y de oponerse a las propuestas que considere inaceptables. Pero ese es un tema para el próximo artículo.
—–

(*) Soy un cubano que ha vivido ya 75 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


41 thoughts on “La realidad del unipartidismo en Cuba

  • el 20 agosto, 2014 a las 12:25 pm
    Permalink

    tienes razon cuando aclaras al señor si es partido o no… donde tambien tienes razon es donde dices que ese partido no representa al pueblo: cuando llamas pueblo al 100% de los nacidos en cuba. Yo ahora me pregunto.,… ese partido existe en algun pais?… o es una equivocacion de la definicion “representacion del pueblo” … ese pueblo no es el 100% nunca… creeme, nunca; asi de revesao somos los seres humanos, pero si es a la mayoria…. y ahi podemos estar en desacuerdo. Por lo general el que este a favor de mi partido/ideologia tiene la razon y es un lucido y no tiene lavado de cerebro, pero si esta en el otro partido/ideologia es una perzona que no pienza por si mismo o le han lavado el cerebro o es un poco retrasado. Creo que a lo mejor tu modo de ver la diversidad de las personas te hace parecer mas unipartidista que lo que hay en cuba, asumiendo que tu creeas que la mayoria del pueblo cubano si no tubieran el cerebro lavado serian de ese otro partido o ideologia. Una pregunta, si hoy mismo por arte de magia se pudiera decidir a que OTROS partidos politicos pertenecer y el PCC siguiera siendo mayoria que pensarias?… tienen lavado el cerebro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *