La realidad actual en que vivimos los cubanos

Por José Rodríguez

Casa del arbol. Foto: Jose Rodríguez
Casa del arbol. Foto: Jose Rodríguez

HAVANA TIMES — Es muy difícil vivir en mi país sin molestarse ante los problemas que estamos viviendo con el transporte, los salarios bajísimos y todos los productos de primera necesidad a precios altísimos en comparación con los sueldos mínimos.

Lo que más molesta a mí es la pasividad, el sentimiento de indiferencia que sienten los cubanos respecto a los dirigentes que viven con opulencias y les importa muy poco todas estas cosas. Esta es una foto de una edificación casi en ruinas que le ha crecido un árbol mientras se destruye poco a poco, día a día.

Eso no le importa a nadie, se sigue viviendo con muchas comodidades en las clases altas y es como si se rieran del sufrimiento de las masas, esta Revolución se hizo para los pobres, que todos fuéramos iguales y todas esas cosas que siempre recitaban por doquier. Pero ya no tienen ni cara para defender estos principios, solo lo hacen con el silencio y la desinformación del pueblo.

Hasta cuándo tendremos que vivir con estas incompetencias burocráticas y burguesas que piensan en su propio bien, en aplaudir muy fuerte y levantar
la mano derecha con aprobación de las leyes que nos hunden más cada día.

En mi país reina el principio salomónico de que el gobierno se hace que te paga un salario y el pueblo se hace que trabaja y así seguimos poco a poco camino al abismo, la desilusión, el descontento silencioso y el buscar como alternativa final en otras fronteras lo que aquí nunca tendrán.

Ellos lo saben, pero no les importa; es como si nos obligaran a vivir con su corrupta, ineficiente política económica, porque solo así se mantendrán en el poder, de otra forma lo perderían y eso es lo más importante para ellos, su bienestar personal, no la miseria en que vive la gran mayoría de la población.

Hasta cuándo Cuba seguirá con esta política que se ha demostrado minuciosamente que es un rotundo fracaso. Tratan de maquillarla, pero al final, por muchos adornos que le hagan a su política económica, no resulta por la ineficiencia de los dirigentes que pueden ser personas confiables políticamente, pero incompetentes profesionalmente y en todas las esferas.

Ellos pueden engañar a los venezolanos, a los bolivianos, a todo el movimiento de izquierda internacional, pero nunca podrán engañar a los cubanos que sufren día a día y por décadas su política económica ineficiente escudada por el famoso bloqueo económico de Estados Unidos.

Los cubanos saben de sobra que el mayor bloqueo que existe en la Isla es el de las mentes de los que nos dirigen; ellos son los verdaderos culpables del desastre económico que vivimos desde hace muchos años. Solo en la etapa de la URSS se vivió un período más o menos feliz económicamente, pero fue porque nos regalaron todo lo que hacía falta para vivir y más aún, nos acostumbramos a vivir sin trabajar.

La culpa la tiene Fidel y su incompetencia tratando de inventar el agua caliente y experimentar con nosotros como verdaderas ratas de laboratorio y ahora se retira a su estado senil y nos deja en la más humillante crisis en todos los sentidos, principalmente en los valores morales pues hay que robar para poder subsistir.

¿Por qué se demora tanto el tener Internet en las casas? Para que el pueblo no abra los ojos y descubra todas las mentiras en que han vivido. Para ellos es importante controlar toda la información; un pueblo desinformado es un pueblo manipulable y oprimido.

8 thoughts on “La realidad actual en que vivimos los cubanos

  • hola jose quisiera contactar con usted

  • De acuerdo en que eso es lo que hay que hacer .

  • Hasta cuando?, pregunta un forista. La respuesta del fidelismo es HASTA QUE SEQUE EL MALECON. Y mientra tanto el pueblo a AJO Y AGUA….AJODERSE Y AGUANTAR, si no somos capaces de organizarnos y juntarnos todos los que pensamos diferente, obviando nuestras discrepancias y poniendo en primer lugar a Cuba con todos y por el bien de todos. No nos pongamos más mebretes, ni aceptemos los membretes que nos trata de indilgar el regimen (gusanos, contrarrevolucionarios, de derecha, extremsitas, etc.). No nos califiquemos o descalifiquemos más entre nosotros. Llamémonos CUBANOS POR LA DEMOCRATIZACION (un término más general que el concepto estrecho de democracia con apellido)

  • José Dario, creo que el cambio vendrá por su propio peso y será de forma pacífica como en la mayoría de los ex socialistas de Europa. Aunque parezca increíble unos pocos ancianos verdeolivos tienen frenado un cambio que el país pide a gritos, incluyendo la mayoría de afiliados al PCC/ UJC y los militares. Desaparecidos biológicamente los hermanos Castro, los siguientes haran los cambios necesarios comenzando por las libertades económicas e inevitablemente las políticas y sociales.

    Esta transición me gusta más que un cambio violento que destroce lo que queda de país. Ya esperamos 57 años así que 10 más no es mucho tiempo para los nietos de la revolución que serán protagonistas de la nueva etapa. A nosotros ya se nos fue el tren.

  • pues senor,hasta que estos habitantes no se embullen y se vayan a marchar con las damas,o se afilien a la UMPACO seguiran asi,tomando alcohol y en la supervivencia…..eso es lo que hay !! No hay mas na !!

  • Excelente post Jose. Asi es como piensa el pueblo cubano del sistema en que viven, no ven esperanza de progreso pues hace decadas no reciben una buena noticia de la revolucion, donde sus dirigentes ya ni se toman el trabajo de dar la cara por los desastrosos resultados de un sistema que ya hace rato colapso y lo sostienen solo por la brutal represion al que levante la voz. La pregunta de hasta cuando el pueblo va a serguir permitiendo vivir sin futuro es bien interesante y compleja de responder. A mi entender es que el pueblo cubano no es una masa homogenea que responde por igual al entorno que le ha tocado vivir . En Cuba conviven varias generaciones con diferentes grados de conexion al castrismo.

    Hay una generacion que le dio un cheque en blanco al castrismo en 1959 y se involucro en cuerpo y alma en la gran estafa llamada revolucion cubana. Esta generacion que junto con el cheque en blanco entrego todos los derechos y libertades conquistadas en mas de un siglo de luchas y sacrificios del pueblo cubano que lograron plasmarse en la Constitucion de 1940 y que fueron estafados miserablemente por un falso mesias que les prometio un futuro luminoso llamado socialismo. Esa generacion son los ancianos que hoy mal viven con pensiones miserables, vendiendo cafe y cigarros sueltos en las esquinas, muchos sin apoyo familiar ni la seguridad social convertidos en verdaderos mendigos, los mas afortunados mantenidos desde Miami por los familiares que una vez fueron repudiaron como escorias y gusanos.

    La siguiente generacion somos los hombres nuevos que nacimos despues del 1959 y que nos adoctrinaron e implantaron un chip con un solo mensaje: el socialismo es inmortal y sepulturero del malvado capitalismo. Esta generacion vivio de alguna manera las vacas gordas del socialismo caribeño financiado con una tarjeta de credito ilimitada para mostrarnos como vitrina socialista en Latinoamerica. Nacimos y crecimos en un sistema sin los derechos de la Constitucion de 1940 y sin acceso a la informacion mundial que fue un coctel muy eficaz para formar ciudadanos soldados que cumplieron ordenes sin hacer muchas preguntas y que hasta fueron capaces de convertirse en mercenarios enviados a luchar guerras que ni entendian Algunos volvieron en sacos de naylon o mutilados sin todavia saber por que combatieron ni quien fue el ganador y los beneficiados. Pero el software dejo de funcionar cuando el castrismo dejo de recibir el financiamiento ilimitado y de momento comenzamos a sospechar que la revolucion era una escenografia de carton pues vimos espantados que una vez desaparecido el subsidio del CAME todo se desmoronaba y ni siquiera eramos capaces de producir la comida basica para sobrevivir. Esa fue la generacion que perdio la inocencia en el maleconazo y crisis de los balseros en el 1994. Es la que poco a poco ha ido escapando de la isla en un exodo constante que esta desangrando al pais de los recursos humanos de mayor calificacion formados por la revolucion. Esa es la generacion de los disidentes y la oposicion interna en Cuba, hombres nuevos que se sacaron el chip y estan pensando con cabeza propia y con mucho merito dando una batalla de David contra un Goliat que parece invencible, incluso muchos de ellos todavia con la ingenua esperanza de que el socialismo cubano se puede reciclar a un sistema de izquierda democratica.

    Y la ultima generacion mas joven que alquien bautizo como “los nietos de la revolucion”, que crecio y formo valores en la barbarie de los años 90s del periodo especial 1ra parte. Esos ya no son hombres nuevos sino mas bien sobrevivientes de los escombros de la escenografia de lo que vez fue la revolucion cubana. Jovenes que escuchan hastiados un discurso politico hueco y repetitivo que los invita a defender algo que supuestamente existio entre las ruinas que ven en todas partes. Esa generacion no esta conectada de ninguna forma con la generacion del cheque en blanco, ni con los ancianos decrepitos que los timaron. Son los que ven a sus padres y abuelos frustados y empobrecidos asistiendo a los primeros de mayo y despues hablando horrores del sistema a la hora de poner un plato de comida en la mesa. Esta es la generacion que no vacila en jinetear a un extranjero o montar un negocio ilegal para llevar unos pesos a sus hogares, pragmaticos y totalmente despolitizados. Son los de la selva del Darien en Panama, los que gozan el regueton mas que la timba cubana. Son los que con el entusiasmo de los emprendedores daran la bienvenida al capitalismo que esta de vuelta ya sea con o sin democracia.

  • Cuando salió el artículo de la demolición del hotel en Varadero, salieron los alabadores castristas diciendo que el hotel no tenía valor arquitectónico, y blablabla. Que baje Dios y nos diga en qué país de éste mundo se deja perder una pieza arquitectónica como esta joyita de edificio?, y como ésta todas las que nuestro país ha perdido y todo por culpa de los salvajes que la dirigen. Mi madre siempre nos dice que “de Batista podrán decir cualquier cosa, menos de haber odiado a Cuba”.

  • Hasta cuando?, hasta que la mayoria del pueblo quiera. Cuando esa mayoria comprenda que escapando del pais solo resuelve el problema del individuo y no el de la sociedad en su conjunto, entonces se ejercera la presion que el regimen necesita para hacer los cambios. No es que yo este en contra de que la gente abandone el pais. Yo me fui tambien porque me hice esa misma pregunta en su momento y lo que veia como respuesta eran actos de repudio de esa mayoria, reuniones del CDR apoyando al regimen o delatando a los que no pensaban igual, esa mayoria marchando los Primero de Mayo y 26 de Julio y gritando “pa lo que seas Fidel pa o que sea” o “pin pon fuera abajo la gusanera”. Que se podia esperar?. Despues de casi 30 años la vida sigue igual y la doble moral es parte de la vida cotidiana del cubano. Asi que tendran “esa cosa” hasta que quieran

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *