La deuda de Cuba con el genio agrícola de Fidel Castro

Por Carlyle MacDuff

El sector lácteo

Fidel Castro con el semental Holstein Rosafe Signet. Foto: todocuba.org

HAVANA TIMES – Mostrado inicialmente el 29 de septiembre de 2018, la televisión cubana realizó un programa sobre la industria láctea en Cuba, con filmaciones realizadas en las provincias de Sancti Spíritus y Mayabeque.

En el trabajo se le dio mucho crédito a Fidel Castro, con imágenes de él tomadas a intervalos en las edades de 40 a 80 años, ya que Fidel siempre aseguró el registro fotográfico para los medios de comunicación, desde sus primeros días al salir de la cárcel en la Isla de la Juventud, hasta llegar a la Sierra Maestra y en lo adelante.

Aparentemente, se le debe dar crédito por la introducción de mejor material genético e inseminación artificial en la agricultura cubana, aunque cualquier evidencia de mejoría en el ganado cubano es algo ínfimo.

Los métodos de inseminación artificial no han cambiado y no se menciona el trasplante de óvulos (introducido al mundo por el veterinario Dr. Tim Rowson, de la Universidad de Cambridge, hace más de cuarenta años, y que luego se aplicó a los humanos) y los sistemas de elaboración de productos lácteos que se mostraron no eran tan avanzados como aquellos que se encontraban en el Reino Unido, Canadá y los Estados Unidos por allá por 1950. Para aumentar la producción, Cuba no necesita reinventar la industria láctea, simplemente copiar sistemas y métodos exitosos desarrollados y probados en el mundo capitalista durante el siglo XX.

Un factor evidente que se reveló fue el derrochador uso de cuatro personas donde una sería más que suficiente, sin embargo, la mano de obra en Cuba es tan barata, con tasas mensuales realmente equivalentes a las tarifas por hora en el mundo capitalista, que tales costos son insignificantes y también hay una escasez de trabajo productivo, por lo que el sistema sirve para proporcionar, al menos, alguna forma de «empleo».

Ver la grabación era compadecer la incompetencia. No se evidenció ningún progreso genético en el ganado que se mostró, sino todo lo contrario, con una variada colección de razas mixtas con jorobas, bultos, orejas caídas, cuernos in situ y algunas ubres realmente pobres, pero para cumplir con los requisitos del Departamento de Propaganda del PCC, Fidel Castro recibió muchos elogios en busca del culto a su personalidad.

Se dedicó mucho material audiovisual a una estatua más grande que el tamaño natural del toro Holstein canadiense Rosafe Signet, incluso con un Centro de Inseminación que lleva su nombre, ciertamente un nombre preferible a Karl Marx, Josef Stalin o «Che» Guevara.

Aparentemente, el toro fue importado desde Canadá, en 1965, por instrucción de Fidel Castro, y un «experto en genética» se paró frente a una imagen de Fidel y elogió sus virtudes y la selección genética. Incluso el escultor fue entrevistado, aunque la estatua es de una calidad menos que indiferente: la nariz es bastante similar al hocico de un cerdo.

Estatua metálica a tamaño real del semental Rosafe Signet

Pero, supuestamente, el hecho significativo fue que la importación del toro fue una decisión tomada por Fidel y, por lo tanto, debe ser de mucho mérito, independientemente de la falta de explicación del efecto resultante. Vale la pena recordar que también fue por invitación del propio Fidel que en 1963 el Dr. Reginald Preston, antiguo miembro del Instituto de Investigación Rowett, en Aberdeen, Escocia, entidad donde experimentó durante la década de los 50 en la producción de carne de res a partir de la cebada (lo cual no fue aceptado por los escoceses, pues se mofaban de eso por no tener sabor y no utilizar la capacidad de los rumiantes).

Preston fue contratado para operar un ambicioso programa nacional de producción de carne de res, con una inversión muy desaprovechada en lotes de ganado vacuno ahora dispersos por toda Cuba en buenas tierras que ahora se están convirtiendo en arbustos y con muy pocos cubanos teniendo la oportunidad de comer carne de res.

Castro, cuyo conocimiento agrícola total se basaba en ser el hijo de un agricultor, que, en lugar de trabajar en casa en la granja, asistía a escuelas privadas de jesuitas y estudiaba Leyes en La Habana, pensó que revolucionaría la agricultura en Cuba habiendo ganado aparentemente su conocimiento por ósmosis. 

Sin embargo, las consecuencias de sus políticas han sido un continuo descenso de la producción, tanto del sector del cultivo como del ganadero. Este hecho, sin embargo, debe ser ignorado por los fieles en sus esfuerzos por encontrar formas de alabar a Fidel como un genio genético innovador, remplazando a Ceres, Dios de la agricultura, por él. Quizás la fe del Partido Comunista de Cuba en sus talentos agrícolas se basó en las observaciones de Nikita Khruschev de que «el campesino más tonto conoce mejor al caballo».

El elogio del genio supuestamente multifacético de Fidel Castro recuerda el cuento narrado en Europa del Este a principios de la década de 1950, de un viajero occidental que llega a Moscú y es llevado en una gira para ver una instalación de producción de automóviles, la cual tenía una estatua en frente de un hombre llamado Popov, quien, según explicó el guía, había inventado el auto. Seguidamente el visitante fue llevado a una fábrica de producción de aviones, donde había una estatua similar de Popov, quien aparentemente también había inventado el avión.  A eso le siguió un recorrido a donde se producían refrigeradores y lavadoras, donde nuevamente había una estatua de Popov como el inventor de tales equipos. Al regresar a la Plaza Roja, el invitado notó otra estatua, pero diferente, y al preguntar a quién representaba, se le dijo: «Oh, esa es una estatua de Smirnov, él inventó a Popov».

¿Qué ocurre con el mercado agrícola en Cuba? La demanda de la leche y la mantequilla en el mercado nacional, aunque mínimos, ya que pocos pueden pagar la mantequilla, incluso cuando está disponible de manera ocasional, están como la mayoría de los productos agrícolas, lejos de cumplirse. Desde agosto de 2018 hasta diciembre de ese mismo año, ni siquiera había productos importados disponibles. Los niños menores de 7 años reciben leche como parte de sus raciones mensuales a través de la libreta de racionamiento.

En las tiendas locales, la leche en polvo estaba disponible de vez en cuando, pero una entrega de leche homogeneizada, a mediados de agosto, una vez agotada en septiembre, no se repuso hasta enero. Un aspecto relativamente destacado es el yogur, que se puede comprar a intervalos en los puntos de venta de El Rápido y generalmente se realiza una entrega cada dos semanas.

Sin embargo, la carne de ganado vacuno no está disponible para el público en general, aunque el robo de esos animales de propiedad estatal, muchos de los cuales simplemente vagan sin rumbo en buenas tierras que se convierten en arbustos, es significativo con más de 6 mil 700 (¡Sí! Así es, seis mil setecientos y algunos más) desaparecidos cuando se realizó un recuento solamente en la provincia de Santa Clara durante el año 2017.

Como originalmente Cuba fue el principal productor de azúcar del mundo, todavía existen dispersas por todo el país enormes, destartaladas y antiguas plantas de azúcar, en las que los únicos trabajadores que quedan son “agentes de seguridad” en las puertas. Tal vez aún no se les haya dicho a esos empleados que su planta ha estado cerrada por más de veinte años.

Las pocas plantas que permanecen bajo el Ministerio de Azúcar, que curiosamente es una subsidiaria de GAESA, la empresa que es propiedad de los militares, son mostradas en la televisión cada año y son visitadas por Machado Ventura, el primer vicepresidente de persuasión estalinista de 88 años de edad, quien arrastra los pies y lleva casco, y para las ocasiones especiales usa una camisa a cuadros en lugar de su habitual uniforme de general adornado con cinta.

La producción de azúcar está ahora al 15% del nivel de 1989. El régimen cubano debe estar muy consciente de sus deplorables logros agrícolas, pero de manera anual realiza planes para aumentar la producción con excusas ofrecidas al Poder Popular por no cumplir con las metas del año anterior.

En tiempos pasados, antes de la Revolución, la isla de Cuba no solo se proporcionaba gran parte de su propia comida, sino que era el mayor exportador mundial de azúcar y un importante exportador de frutas. Esas industrias eran operadas predominantemente por empresas de los Estados Unidos de América, todas las cuales fueron ocupadas por Fidel Castro en 1959, junto con miles de empresas privadas cubanas que fueron cerradas por ser capitalistas, también fueron cerradas más de 15,600 tiendas.

Después de reducir la producción a una fracción de los niveles anteriores, Cuba, a pesar de suministrar a su población a través del sistema estatal de la libreta de racionamiento, tiene que importar cantidades cada vez mayores de alimentos. Este problema se ve agravado por el aumento en el número de turistas, pero hay pocas esperanzas de continuar cobrando a los visitantes capitalistas varios cientos de dólares por una noche en el centro de La Habana ($ 435 dólares estadounidenses en el hotel Manzana de Kepimski, donde se hospedó Madonna) si los huéspedes no pueden disfrutar de una buena cena.

Pero, a pesar de sus constantes críticas a todas las cosas provenientes de los Estados Unidos, especialmente el «bloqueo», a principios de noviembre de 2018, los representantes del régimen de Castro realizaron una conferencia con los intereses agrícolas de Estados Unidos, en el Hotel Nacional, en La Habana (la guarida de la mafia antes de la Revolución) en el cual hay una sala dedicada a una historia fotográfica que incluye a George Raft, Ernest Hemingway y posiblemente la mitad de Hollywood de la post segunda guerra mundial.

La conferencia realizada tuvo como objetivo discutir el aumento de la importación de alimentos producidos en los Estados Unidos, en lugar de lo que ocurría en tiempos anteriores a la Revolución, que eran producidos por los Estados Unidos en Cuba. Esa es la verdadera medida de las consecuencias del nivel de ingenio de las políticas agrícolas de Fidel Castro.

3 comentarios sobre “La deuda de Cuba con el genio agrícola de Fidel Castro

  • Mejor dicho imposible, el mayor logro de FC es haber arruinado un país, paralizar una sociedad con un discurso anticapitalista para luego entregar estas ruinas al mismo a quien culpó de todas sus desgracias. El Regreso del Hijo Pródigo, le dicen a esta parte de la historia.

    Respuesta
  • Este genio no debió haber salido de su lámpara…

    Respuesta
  • Por que no dejan a las vacas vivir y estar sueltas por ahí?, como en la India que son sagradas. Pero deben ir escoltadas por policias para que no las maten y se las vendan a los dueños de las paladares. Mejor cultivar la tierra con vegetales, viandas y frutas, que es mas sano. Incrementar la apicultura. La azucar refinada es fatal. Los vegetarianos viven más tiempo y no se enferman de gota. Aumentar los salarios de los que trabajan el campo, darles vivienda, efectos electrodomesticos, etc, etc.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Atardecer en la Isla de Nusa Lembongan, Bali, Indonesia. Por Gerdje Schurmans (España). Cámera: Huawei Pro 20

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com