Génesis y consecuencias de la crisis migratoria de Cuba

Alberto N Jones

HAVANA TIMES — El drama migratorio, que no ha cesado de golpear al pueblo de Cuba, evidencia la complejidad y dificultades para sacudirse de encima una política criminal, dañina que le ha costado lágrimas, dolor, sangre y muertes al país.

Esta tragedia comenzó el 1ro de enero de 1959, cuando Estados Unidos cambió unilateralmente las normas migratorias existentes entre los dos estados, al permitir el ingreso, sin documentación, a su país, de sicarios del gobierno de Batista reclamados por la ley.

Los esfuerzos del gobierno estadounidense para socavar y derrocar al cubano se centraron en la fértil necesidad migratoria del tercer mundo hacia las naciones desarrolladas, que fue manejado con precisión quirúrgica por el Departamento de Estado y la CIA, al estimular primero la salida de funcionarios del gobierno de Batista y sus militares comprometidos, seguido por la burguesía nacional, profesionales en todos los campos del saber, religiosos, la clase media, y finalmente, los que jamás hubieran tocado esas tierras, como mi propia madre, que invirtió sus escasos recursos y nunca recibió una visa, sino el derecho a “asilarse” en 1961.

Las embajadas de Méjico, España, América del Sur y algunas del Caribe fueron persuadidas para facilitar la entrega de visado. Los Estados Unidos entregaron miles de Visas Waiver para agilizar el proceso y se crearon programas como Peter Pan, Camarioca y los Vuelos de la Libertad, así como la Reunificación Familiar, El Mariel, la Crisis de los Balseros y el desastre migratorio actual.

En la Base naval de Guantánamo o GITMO, que fue ocupada ilegalmente desde el año 1903, ningún cubano se había atrevido a entrar sin el “Pase” que es otorgado por su departamento de Seguridad Interna. Súbitamente, a mediados de 1959 este enclave devino en una cabeza de playa de 117 Kms2, donde todo el que saltara la cerca perimetral o nadara a través de la bahía era bienvenido, provisto de alojamiento, alimentos, ropas, el preciado documento I-94 y un pasaje aéreo gratuito de regreso a Norfolk, Virginia.

En el año 1960 GITMO empleaba unos 2,200 trabajadores civiles cubanos, a quienes los militares estimulaban a “asilarse” con prebendas de tener acceso a las antes vedadas facilidades comerciales, recreativas, de salud, viajes aéreos y navales gratuitos a los Estados Unidos y el Caribe.  Se creó el mayor centro de lavado de dinero cubano inservible en el exterior, al ofrecerles a los trabajadores de la Isla 5, 10 y hasta 15 pesos por dólar, con lo que privaron al fisco cubano de grandes sumas de divisas.  [En ese tiempo el cambio oficial era 1 x 1.]

Los sabotajes, actos de terrorismo, la invasión por Playa Giron, la Crisis de los Misiles, los asesinatos de empleados cubanos y militares guarda fronteras y los intentos de auto agresión a GITMO, crearon un clima de incertidumbre y de guerra en el Oriente Sur.

Con el propósito de coartar la masiva salida ilegal, Cuba implantó una ley contradictoria, impensada, que causó dolor y lágrimas, la denominada Salida ilegal del país, y trató de dificultar el tránsito al sembrar millones de cactus que, finalmente, ambos países suplantaron en su territorio con el segundo campo minado más grande del mundo. Por eso la Isla fue denunciada internacionalmente y catalogada como la Cortina del Bagazo.

Jamás se sabrá el número de víctimas cubanas inocentes que han perecido en el mar, aire y tierra por ese conflicto creado artificialmente por diferencias políticas e ideológicas entre ambos países.

En el 2013 el gobierno cubano eliminó las restricciones para viajar al exterior.  El número de colaboradores internacionalistas había alcanzado su nivel más alto, cuando el ex-agente de la CIA Emilio González concibió el tristemente célebre Cuban Medical Professional Parole Program, e intensificaron el desvío de miles de médicos y otros trabajadores de la Salud en los lugares más recónditos del mundo, para que abandonaran a sus humildes pacientes y se radicaran en los Estados Unidos bajo falsas promesas de lucro.

Para muchos, esto se convirtió en la gran estafa, pues nunca fueron advertidos del complejo y costoso proceso de reválida ni de la inexistencia de mecanismos económicos para  su sostenimiento mientras se recalificaban, por lo que la única forma de sobrevivir de los más afortunados fue convertirse en enfermeros, instrumentistas o flebotomistas y los menos agraciados en rastreros, sirvientes en cafeterías, médicos ilegales o desfalcadores de Medicare buscados por la Policía.

La distensión política entre los Estados Unidos y Cuba y los cánticos de sirena desde Miami, estimularon a miles a tratar de llegar a los Estados Unidos antes de que cambiaran las regulaciones existentes.

La semana pasada, cuando el gobierno del presidente Barack Obama puso fin bruscamente a la Ley de Pie Seco/Pie Mojado, miles de personas, incluso los que hasta ayer demandaban la suspensión de esta por el masivo fraude que cometían los llamados emigrados económicos que apenas podían esperar el año y un día para regularizar su estatus migratorio y regresar a Cuba, acusan a Obama y al gobierno de La Habana de la enorme tragedia humana que aflige a miles de personas atrapadas en la ruta.

Nadie en su sano juicio puede exonerar al gobierno de Cuba de diferentes grados de responsabilidad en este trágico drama humano que aún continúa, pero intentar ignorar las causas, orígenes,  hechos irrefutables como aparece en la extensa recopilación historiográfica migratoria de Cuba es llamarse a engaño.

La lucha por erradicar de una vez por todas esta tragedia ha alcanzado niveles intolerables, inaceptables para pretender que sea un problema ajeno.   Cuba no puede actuar con la indiferencia de un mundo indolente e insensible que tolera sin inmutarse el desangramiento del Medio Oriente y menos aún, el odio, xenofobia y racismo que permea a Europa.

Cuba tiene la obligación moral de eliminar las  causas de esta tragedia que no es de índole política, sino por la falta de un futuro económico, la incapacidad de satisfacer las necesidades básicas individuales de alimentos, vivienda, recreación, transporte y otros, que ha flagelado a la nación por más de medio siglo.

Ningún país en América Latina tiene el potencial y las posibilidades de Cuba, para convertirse en la nación más feliz, con menos necesidades migratorias, estable y desarrollada que Cuba, por donde han peregrinado cuantos papas, primeros ministros, presidentes y reyes del mundo, ansiosos de participar en la creación de la sociedad más justa del hemisferio.

Inexplicablemente, los acuerdos comerciales, de inversión y colaboración, en su mayoría, han quedado reducidos a declaraciones de prensa, a pesar de ser esta, la única terapia para la candente tragedia migratoria y su secuela de dolor y muertes.

China ha hecho un llamado a sus hijos a regresar a casa para construir un futuro mejor para todos.  Ningún complejo, abdicación o remordimiento debe impedir a Cuba construir esa sociedad fuerte, unida, solidaria con sus hijos de intra y extra muros como intentó hacer a comienzos del siglo pasado.

 


17 thoughts on “Génesis y consecuencias de la crisis migratoria de Cuba

  • el 23 enero, 2017 a las 10:16 pm
    Permalink

    Alberto, tus vivencias en Guantanamo no reflejan la medidas revolucionarias en los 3 primeros años de la revolucion que son la genesis del exodo. Claro que tienes la libertad de expresar lo que sientes, pero tus lectores tambien tenemos la libertad de recordarte el elefante en medio de la sala que se te olvido involuntariamente, supongo. Cuando nos vas a contar como sanaste las heridas fisicas y mentales que te propicio la revolucion que tanto alabas cuando llegaste al malvado capitalismo. Al menos como una forma de agradecimiento a ese pais que le dio abrigo, digo yo.

  • el 23 enero, 2017 a las 9:28 pm
    Permalink

    Felo, en el futuro favor pasar sus textos por el corrector de ortografía y después pegarlo al comentario. Saludos

  • el 23 enero, 2017 a las 7:38 pm
    Permalink

    Creo qe muchos comentaristas han hablado y tocado los puntos que yo hubiera deeado tocar. Lo cierto es que, si como dice el autor, los primeroe emigrados se fueron porque perdieron propiedades o prebendas, qué tenían los últimos que perder para tomar esa decisión si ya en Cub nadie tiene nada? Pues parece que se van huyendo precisamente de ese no tener, de esa flata de espranza en un día contar un una vivienda confortable, un plato de comida decente y la posibilidad de ser los autores de su proio presente y futuro. Ahora me va a decir que eo no se ha logrado por causa del bloqueo y entonces habrá que repetirle que Cuba puede comernciar con el resto de los países del mundo desde hace muchos años, que recibió amplios subsidios de la antigu URSS, que el régimen no sededicó a mejorar el nivel de vida de la polación sino a desarrollar guerras en otros países e intrigas internacionales para expandir una idea que al final ha demostrado ser un ifiasco. El queha estas alturas no se de cuenta de eso pues que sig pensando a su manera pero no cuente conque yo lo saque de su idea. Hundir un remolcador cargado de niños y mujeres es humnao? Solamente por ese crimen, sin mencionar otros, habría que juzgar a los cabecillas de ese régimen. Ya el que dio laorden de hundir el buque partio, así como el que la transmitio a los ejecutores directos. La vocación sanguinaria de ese régimen se vio desde el principio y su intolerancia alimentó la doble moral que creció hasaa límites insospechados. No le eche la culpa del éxodo a una política de Estados Unidos. si el señor Fidel Castro hubiera cumplido con el programa exbozado en La Historia Me Abosolverá, seguro estoy que no habría emigración n Cuba. Querer exonerr de responsabilidad al régimen es ponerse del lado de lo que han llevado dolor y luto a la familia cubana como resultado de esa emigración.

  • el 23 enero, 2017 a las 9:07 am
    Permalink

    Alberto, gracias por este aporte. En sus escritos siempre aflora algún detalle que, al menos a mí, me resulta revelador, por no haberlo constatado con anterioridad. Creo que sus vivencias en Cuba y tras su salida de ella resultan particularmente aleccionadoras. Ojalá se anime a confeccionar una especie de libro de memorias.

    Le sugiero asimismo no amilanarse por las opiniones contrarias. Ante todo, esa debería debe ser una posibilidad manejable en nuestra realidad, por lo regular tan dada a dividirse en antípodas. Ahora, créame si le digo que el día en que el cubano de a pie de la Isla pueda acceder sin cortapisas a sitios como éste, a a Ud. le lloverán los reconocimientos. ¡Juégeselo al canelo!

  • el 23 enero, 2017 a las 5:44 am
    Permalink

    Las respuestas mesuradas, bien analizadas, sin intencion de ofender o vencer, me inspira y demuestra cuanto hemos podido avanzar en este tema tan espinoso, doloroso que toca a todos por igual.

    Nunca pretendi ser dueño de la verdad sino, quise compartir con los lectores de HT mis vicencias en el centro de esta tragedia en Guantanamo y sobre todo, motivar el intercambio de experiencias con otros para ilustrarnos todos.

    Hemos perdido la aprehension a expresarnos fuera de Cuba y debemos, sin desesperarnos, continuar ese camino hasta lograr lo mismo en Cuba. Se avanza, sin el ritmo deseado, por la fuerza de las palabras las ideas ha de imperar.

    Gracias a todos por sus aportes y sugerencias y muy en especial a UNCUBANOMAS que me alerto para que me pusiera el Peto, la Careta y los Patines que no han hecho falta.

  • el 22 enero, 2017 a las 8:58 pm
    Permalink

    Buen comentario.
    Amén.

  • el 22 enero, 2017 a las 4:53 pm
    Permalink

    Oye Bobo, que hasta el más acérrimo fanático se da cuenta cuando su equipo no sirve, y aceptan que perdieron porque hubo otro mejor que les ganó, pero la verdad que esta gente son más que necias, son más arrogantes que nosotros los “intransigentes”, A mí lo que no me cabe en la cabeza es que alguien todavía esté tan ‘impactado’, como para estar con paños tibios con el tirano, el que les robo la revolución por la que habían peleado para convertirla en “Fidel”, y los subyugó a todos y les robó a todos sus sueños, y nos desperdigó como nación, A los que todavía no encuentran políticamente correcto llamarlo dictador, diría que necesitan exorcizarse ese nombre de arriba, acepten que los timó, y que son ellos los únicos culpables de que la nación esté quebrada en todos los sentidos, por eso la emigración, y de ser culpables de que muchos cubanos al igual que Jones, no puedan ayudar de pueblo a pueblo a los que necesitan hasta una silla de ruedas, por las trabas de esos déspotas.

  • el 22 enero, 2017 a las 12:14 pm
    Permalink

    Miranda es que los castristas fanaticos jamas se toman el trabajo de alejarse un poco y ver los hechos en perspectiva. En latinoamerica durante las dictaduras militares de derecha tambien hubo emigracion masiva de los ciudadanos como en Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay. Si quieren otra prueba bien fresca, que Alberto analice el exodo masivo de venezolanos desde que llego la dictadura CastroChavismo hace 18 años al poder. He leido que ya van por mas de 2 millones saliendo de su pais para cualquier parte del mundo. Y eso que no eliminaron de un tajo la propiedad privada y el estado de derecho con separacion de poderes.

  • el 22 enero, 2017 a las 8:58 am
    Permalink

    Mire senor Pepe: el autor no describe la genesis del exodo,solo describe el exodo en si. La dictadura comunista y la repression adjunta, el robo “justiciero ” y el corte de las aspiraciones de cientos de miles de cubanos que creían en el “sueno cubano” aparte del control individual de la vida de los ciudadanos y la falta de derechos, esa si es la genesis y el autor, no lo menciona …ok ??

  • el 22 enero, 2017 a las 8:54 am
    Permalink

    Alberto : cuando pueda, nos explica la genesis del exodo cubano…..usted lo podrá hacer ?? Ya todos sabemos los exito y el legado de su revolution…..falta e pollo del arroz con polllo ??

  • el 22 enero, 2017 a las 6:03 am
    Permalink

    Una vez que se desconecta cualquier “filtro político” uno se da cuenta de que el artículo simplemente describe la verdad, lo que paso…

  • el 22 enero, 2017 a las 4:41 am
    Permalink

    Analisis absolutamente sectario en el cual aflora la identida ideologica del autor con la tirania castrista.

  • el 21 enero, 2017 a las 5:44 pm
    Permalink

    Yo entiendo que debe ser por el irreversible impacto que Fidel Castro tuvo en la vida de Jones. El autor nos debería explicar sinceramente porqué fué que él emigró, acaso los americanos lo engatusaron a que viniera a vivir a los EU?, o acaso no fué por la misma razón que hemos tenido todos los demás?, me gustaría saber porqué su mamá en el año ’61 ya estaba pidiendo visa para venir a éste país?, contra Jones ni siquiera mi padre, ni mis tíos que jamás estuvieron de acuerdo con esos bandoleros y teniendo a su madre viviendo en NY desde el año ’44 accedieron irse a los EU, ni con visa, ni asilados, ni nada porque simplemente Jones NO LES INTERESABA, jamás les interesó porque todos vivían enamorados de su Habana, y porque creían que eso no iba a durar, ya después NO les quedó otra alternativa como a todos los demás, incluyéndolo a Ud, y aún peor porque todos con visa de entrada a los EU tuvieron que pagar castigos en los macabros Campos de concentración que se inventó el tipo más abusador que se haya conocido, ése fue el precio a pagar, el sacrificio que hicieron fue para poder salir del país, “ahora” el motivo es el mismo, largarse de ésta situación infernal, tan insoportable es la vida bajo la dictadura castrista que han hecho al ciudadano perder la razón y tirarse al mar, o cruzar hasta las más inhóspitas selvas del continente. Ésa es la verdad, y Jones lo sabe, porque aún sabiendo que en el monstruo le “echaban los perros a los negros” y que existían las más salvajes desigualdades y como quiera lo cambió por el justo proyecto fidelista, así de simple, sin que los americanos tuvieran que socavar su integridad revolucionaria, entonces porqué emigró Alberto Jones y nada menos que a los USA, quién lo obligó, qué lo tentó, que razón tuvo?. Hay que hablar claro porque la verdad es que -como dicen- la caja no cuadra con el dinero, a no ser que sea uno más de los que ’emigraron’ para desde afuera “salvar la revolución”.

  • el 21 enero, 2017 a las 4:11 pm
    Permalink

    Estimado Alberto, usted comienza el último párrafo de su artículo diciendo: “China ha hecho un llamado a sus hijos a regresar a casa para construir un futuro mejor para todos”, como sugerencia e invitación a que Cuba haga lo mismo; ahora bien, yo quiero preguntarle: qué les ofrece el gobierno chino a sus ciudadanos que viven en el exterior para incentivarlos al regreso, cuanto menos imagino sea posibilidad sin frenos para invertir, establecer sus propios negocios, darles posibilidades de importar y exportar,etc; estará el gobierno cubano preparado y dispuesto a una posición similar? Saludos.

  • el 21 enero, 2017 a las 11:29 am
    Permalink

    Me quede esperando la genesis y consecuencia de la crisis migratoria. No entiendo por que Alberto que fue defenestrado, vilipendiado y encarcelado largos años, en fin devorado por su revolucion oculta la verdad historica que es similar a mentir.

    Alberto la genesis del exodo no fue porque los USA cambio sus normas migratorias en 1959, sino por la traicion al programa de la revolucion por los hermanos Castros y la frustracion masiva del pueblo cubano al ver que nada de lo prometido se cumplio. Todo lo contrario, en vez de mas libertad y democracia, los Castros:
    – No restablecieron la Constitucion de 1940 como primera ley revolucionaria. la asesinaron.
    – Nacionalizaron toda la propiedad privada del sector productivo nacional y la inversion extranjera destruyendo millones de empleos y toda la base economica del pais.
    – Fusilaron a diestra y siniestra a toda la oposicion politica mas radical sin que exitiera pena de muerte en Cuba y los sobrevivientes terminaron en prision sin el debido proceso. Expandiendo literalmente el terror de estado en la poblacion cubana.
    – Desmontaron de un plumazo todas las instituciones del pais y pusieron a dirigir a cuadros del ejercito rebelde que eran analfabetos funcionales.
    – Destruyeron la moneda nacional que reconoces que valia a la par del dolar. Hoy dia solo Dios sabe cuando vale.
    – Instalaron misiles nucleares para amenazar a los USA poniendo en peligro de exterminio masivo al pueblo cubano.

    Alberto, el caos fue total y en cuestion de meses. De verdad que alguien puede pensar que semejante estado de shock a la sociedad cubana de la epoca no es la genesis del exodo masivo de cubanos que no se ha detenido desde entonces y no se dentendran hasta que no desaparesca esta genesis, Nunca has imaginado un esenario de una Cuba en 1959 donde los hermanos Castros hubieran respetado sus promesas y programa revolucionario? Creo que es hora que la generacion que le entrego el cheque en blanco a los barbudos comience a evaluar si la Historia absuelve o no al timador del Moncada. Por respeto a ustedes mismos.

  • el 21 enero, 2017 a las 10:58 am
    Permalink

    Articulo un poco largo para circunscribir la emigracion cubana a un solo pais. si bien es cierto que el 90% de los cubanos emigran a USA hay cubanos en Angola y China, Suecia y Sudafrica, Chile e Israel y ninguno de ellos tuvieron Mariel, Pedro Pan, Ley de Auste o Pies Secos Pies Mojados. Ademas de balseros hubo polizontes en trenes de aterrizaje de aviones, en cajones del correos y contenedores que tampoco iban al norte El comun denominador es la insoportable carga de vivir en Cuba bajo el regimen actual, carente de libertades y pleno de necesidades de todo tipo. Si como Usted dice el gobierno no recapacita en sus politicas economicas y de libertades individuales seguira el exodo sin importar que no hayan mas privilegios. USA seguira siendo el principal receptor de cubanos por su cercania y fuertes lazos familiares, pero veremos mas cubanos establecerse en Rusia, Haiti y la Conchinchina.

  • el 21 enero, 2017 a las 10:35 am
    Permalink

    Brother, creo que las criticas te van a llover!!!!!!!!!!!!!, aunque se que muchos te respetan!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *