El verde se tiñó de rojo

Dariela Aquique

Muamar Gadafi. Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES, 21 oct. — Fue asesinado Al Gadafi en su ciudad natal por tropas insurrectas. Después de varios meses de cruentas luchas, devastación y pérdidas materiales y humanas, resultó ultimado el ex mandatario libio. El que por más de cuatro décadas gobernó ese país africano murió a manos de su propio pueblo.

El líder de la llamada Revolución Verde, llevó a cabo toda una serie de reformas económicas, sociales y políticas, las dos primeras realmente contribuyeron al desarrollo del nivel de vida de los libios, si se tiene en cuenta estamos hablando de una nación que cuenta con valiosos recursos naturales. Reformas y legislaciones parecían ser suficiente para que marchara en buena lid la sociedad de Libia.

Sin embargo el aspecto político es siempre el talón de Aquiles, en estos países donde se instaura un poder único y plenipotenciario, que a la postre resultan dictaduras. Los adversarios de Al Gadafi, no le querían más a la cabeza del poder, comenzaron a sí las acciones de sublevación y todo terminó lamentablemente con la intervención armada de la OTAN.

Las grandes potencias, no vieron en el conflicto libio, no más que una excelente oportunidad en la que con su intromisión sacarían una buena ventaja.  Desde los primeros bombardeos hasta la implantación del nuevo gobierno y un poco después, todos estos días de cerco y asedio a la localidad donde se hallaba oculto el gobernante, el daño ocasionado a miles de vida de civiles pasará a la historia como uno más de los grandes genocidios de las guerras de ocupación.

Lo triste es que todo esto pudo haberse evitado, a no haber sido por postura obstinadas de jerarcas aferrados al poder.  Si el trance no hubiese llegado hasta este punto, tal vez la invasión de la OTAN habría acontecido de todos modos, por la desesperada situación de las naciones desarrolladas en medio de la crisis económica mundial.  Pero los combates no habrían tenido a Libios en bandos opuestos.

El pueblo se habría levantado en armas para defenderse de las agresiones enemigas, la causa entonces sería noble: ofrecer la vida por la patria, no poderes políticos. Hoy un dictador fue derrocado, un país arrasado y una nación herida. Cuatro décadas después el verde de la Revolución libia se ha teñido de rojo.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


7 thoughts on “El verde se tiñó de rojo

  • el 23 octubre, 2011 a las 4:21 pm
    Permalink

    Traduccion de HT en engles por google translate:

    Dariela, esto no fue un levantamiento del pueblo, sino una invasión militar largamente esperado por la OTAN con el poder aéreo y las botas de las fuerzas especiales en el suelo. Los llamados rebeldes eran una tribu reaccionaria al servicio del imperialismo, dando cobertura política a la OTAN.

    Las empresas petroleras transnacionales han agarrado las reservas de Libia. La atención médica y educación gratuitas, y alto nivel de vida del pueblo libio ahora serán absorbidos por los bolsillos de los monstruos imperialistas. La no-islámicos, los comerciantes ahora la usura “préstamo” de la nueva dictadura fuera del aire fino de crédito para reparar algunas de las infraestructuras que la OTAN ha destruido, y enserf el pueblo libio, con montañas de deuda parasitaria y un sinfín de “servicio de la deuda, “tal como lo hemos hecho a otros países en desarrollo.

    ¿Cómo usted, un cubano que deberían saber mejor, se puede escribir como una cuenta pro-monopolio es casi increíble. Que cantan en armonía con los matones viscosa que horcajadas sobre el mundo y lo están destruyendo. Incluso su título suena a sesgo increíble, centrándose en el “asesinato de Gadahfi,” en lugar de lo que realmente ha ocurrido en Libia.

    Siempre y cuando el imperialismo invade y destruye un país, como Siria, Cuba o Venezuela, se escribe un artículo similar, cambiando el foco lejos de los criminales monstruosos que han hecho de la escritura?

    Creo que en última instancia, que los que han colaborado con el imperialismo y traicionó a su propia nación se obtiene lo que merece. Vamos a permanecer atentos. No ha terminado.

  • el 23 octubre, 2011 a las 12:09 pm
    Permalink

    Me parece una hipérbole hablar de “invasión” de la OTAN cuando sus soldados ni siquiera pusieron sus pies en territorio de Libia.

  • el 22 octubre, 2011 a las 4:18 pm
    Permalink

    Humberto,las politicas siempre tienen doble moral”,siempre predomina lo “economico”…en el mundo arabe,existen las Distanias! reyes,el rey se murio,y “sube” el hijo,estaba leyendo,que con esas “revoluciones”,el rey de Marruecos..convoco a una nueva Constitucion(plesbicito)…pero no habla del Sahara….nadie habla !! ningun periodico…te escribo sobre Israel…o Palestina??un abrazo!!

  • el 22 octubre, 2011 a las 12:27 pm
    Permalink

    P’q Gadafi no tenia que morir, el tenia que subir la humillacion de un juicio y de una condena, matandolo paso de asesino a victima, por eso los miembros de la ONU quieren saber quien fue el que lo mato, yo entiendo p’q lo hicieron, cuando te encuentras cara a cara con el verdugo tienes ganas de hacerle sufrir las mismas penas del infierno pero despues el papel se invierte y el mundo se recuerda la ultima imagen del dictador que no era el de carnefice era la victima

  • el 22 octubre, 2011 a las 11:16 am
    Permalink

    Hueco para ratas

    Lo que es realmente bochornoso, y humillante para la inteligencia humana, es que alguien ahora clame en la ONU para que se investigue un supuesto “asesinato” en nombre de Gadafi.
    ¿Dónde estaban los brillantes defensores de esta rata escondida en un hueco de desagüe de aguas cuando ordenaba ametrallar la multitud en sus propias calles?
    ¿Dónde estaban los acorbatados representantes de esta casta de hipócritas cuando el animalito rastrero, y su curia, volteaba agua hirviente sobre su servidumbre, encerraba y torturaba a los que no cumplían su palabra sin rechistar?

    http://opencuba.blogspot.com/2011/10/hueco-para-ratas.html?spref=fb

  • el 21 octubre, 2011 a las 10:06 pm
    Permalink

    Dariela!! hay que preguntarse,el papel de las petroleras francesas en Libia Sarkosy,fue,el que llamo a la OTAN…no mas!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *