El Partido Comunista de Cuba ante sus opositores

Vicente Morín Aguado

Disidentes cubanos en el Dia de los Derechos Humanos. Foto: aljazeera.com

HAVANA TIMES — En los últimos tiempos asistimos en Cuba a un aumento inusitado del número de opositores detenidos temporalmente, en algunos casos con actos de violencia imposibles de evitar y menos aún ocultar por parte de las autoridades. Generalmente las víctimas son devueltas posteriormente a casa, desarrollándose un ciclo que bien podemos llamar un nuevo círculo vicioso.

También continúan efectuándose los llamados “actos de repudio”, aunque en menor medida, además de otras “contra manifestaciones”, significativamente con una ausencia de entusiasmo que era su mayor éxito décadas atrás, cuando estos conocidos como disidentes estaban realmente aislados de la vida social.

La sociedad en su conjunto está lejos de poder discutir abiertamente en torno a tales sucesos, silenciados por una parte y sobredimensionados en los medios alternativos, como resulta de la lógica que es vivir con una camisa de fuerza en el cuerpo.

Muchas cosas han cambiado dentro del país y otras más están cambiando. Fuera de Cuba es lo mismo. Tiempos nuevos exigen al Partido Comunista de Cuba (PCC) ideas nuevas, respuestas actualizadas ante sus opositores. Digo respuesta y no represión porque únicamente la violación de la ley justifica, excepcionalmente, la coerción ejercida por las autoridades.

Cola para el correo electrónico. Foto: Juan Suarez

La generación que creció con el Periodo Especial, junto a la dolarización del mercado nacional, la emigración masiva, sus posteriores remesas, los celulares y la Internet, es un sector social joven, de pensar y actuar muy diferente a quiénes hoy pasamos de los cincuenta años.

Sin embargo, la edad promedio de los dirigentes del PCC en todos los niveles, sobre todo en el más alto, donde se toman las decisiones, sobrepasa los “sesenta”, con una lógica tendencia al conservadurismo frente a la cambiante realidad que muestra rumbos inexorables. Los hechos indican que no están puestos de acuerdo en cuanto a cómo actuar. Un síntoma adicional son las continuas deserciones de altas figuras del partido y el estado, en especial sus familiares.

El proceso de reformas llamado Actualización por parte del PCC, su impulsor, debe continuar, igualmente es imposible limitar el alcance manifiesto del impacto que las nuevas tecnologías de la comunicación ejercen sobre la vida política del país. Frenar la transferencia de remesas, ni pensarlo, constituyen hoy por hoy la sangre vivificadora del mercado interno.

Tenemos nuevos ricos, desertores provenientes de los sectores que debieran ser un ejemplo de lealtad a Fidel y Raúl, llueven los escándalos motivados por la corrupción a todos los niveles, en fin, vivimos un convulso caldo político que genera disímiles formas de justa manifestación popular.

Abuelas jugando domino. Foto: Juan Suarez

Entonces es lógico un cambio de mentalidad en la población cubana, con una actitud muy crítica hacia el liderazgo histórico de la Revolución, cuyos largos años en el poder hacen evidentes los numerosos errores cometidos a través de tanto tiempo. En la memoria histórica de los más jóvenes faltan referencias para equilibrar la dramática realidad que vivimos todos ahora.

Un alto porciento de responsabilidad respecto al actual desequilibrio de juicios se concentra en la prensa oficial, mayoritaria, monopólica, escudada en ese falso consenso que le otorga no contar con opiniones contrarias de igual dimensión ante las posibilidades de escucha por parte de la población.

Expresar inconformidad es algo consustancial de los seres humanos, especialmente si son jóvenes, agrego que si esta disensión es probadamente pacífica, queda poco o ningún lugar para la presencia de la policía.

No creo que las fórmulas represivas en boga, de tendencia creciente, sean una solución a las inevitables contradicciones políticas del momento presente y futuro. El Partido Comunista de Cuba, en su especial condición de partido único, está ante el dilema de elaborar nuevas respuestas.
—–
Vicente Morín Aguado: [email protected]


14 thoughts on “El Partido Comunista de Cuba ante sus opositores

  • el 24 enero, 2014 a las 7:26 pm
    Permalink

    Isidro como siempre apología sin ambages al castrismo:

    Pienso que , espacios de opinión hay muchos, sólo que el Castrismo no los deja usar. es más se puede apostar que jamás ni en ninguna circunstancia el Castrismo renunciará por las buenas a su hegemonía sobre el control de la opinión, la Ideología, y la prensa, sería como renunciar a su esencia, asesina y tiránica.

  • el 26 diciembre, 2013 a las 5:43 pm
    Permalink

    durante todo este tiempo en cuba , un grupo asumio por el resto la responsabilidad de gobernar y controlar todos los aspectos de la vida del pais , basado en el presupuesto de que ellos eran los unicos con conocimiento para entender la realidad social (eso es fundamentalismo). Ante el fracaso de sus teorias , quieren sacudirse de arriba ciertas responsabilidades y pasarselas al pueblo sin perder el poder ; pero ese pueblo desmoralizado ,ademas no tiene moralidad capitalista, esta es la consecuencia de querer quitar unos valores y suplantarlos por otros sin ninguna base material historica; ese pueblo ademas , sin libertad economica , financiera y commercial , no tiene posibilidades ninguna de asumir esa responsabilidad. hay que agregar que para ser empresario , hay que tener talento , y ese ha emigrado hace mucho tiempo de cuba; porque no encajaba en el esquema de hombre Nuevo . Hay que decir que esto empezo como una dictadura y toda dictadura sea cual sea es un desbalance de poder, lo cual genera mas desbalance hasta que el grupo en el poder los adquire todo y el resto ninguno. devuelvasele el poder al pueblo y el problema podra tener solucion. Los comunistas le pasaron por arriba a la democcracia, un valor que le tomo a la humanidad mucho tiempo implantar y ese error le esta pasando la cuenta ahora

  • el 24 diciembre, 2013 a las 11:43 pm
    Permalink

    ¿Entonces?….Otros 55 años de espera ¿no? Bueno, allá no llego.

  • el 24 diciembre, 2013 a las 7:18 am
    Permalink

    Y, para que no haya dudas de ningún tipo:

    Washington: ‘Habrá diálogo con La Habana si mejoran los derechos humanos’
    Agencias | Washington | 23 Dic 2013 – 11:46 pm. | 26

    Un funcionario del Departamento de Estado dijo que su país sigue ‘enfocado en la necesidad de mejorar el respeto de las libertades fundamentales
    Washington está abierto a dialogar con La Habana si garantiza la protección de los derechos humanos, señaló este lunes el Departamento de Estado en respuesta al último discurso de Raú Castro, reportó la AFP.

    “El gobierno de Estados Unidos está abierto a forjar una nueva relación con Cuba cuando el pueblo cubano disfrute de las protecciones a los derechos humanos fundamentales y la habilidad de determinar libremente su propio futuro político”, dijo un alto funcionario de la diplomacia estadounidense.

    De esta forma, Washington respondió a las palabras del general Raúl Castro, quien el sábado asomó la disponibilidad de avanzar en las relaciones bilaterales, siempre que ambas partes respetan sus diferencias.

    “Si realmente deseamos avanzar en las relaciones bilaterales, tendremos que aprender a respetar mutuamente nuestras diferencias y acostumbrarnos a convivir pacíficamente con ellas; solo así”, dijo Castro.

    “De lo contrario, estamos dispuestos a soportar otros 55 años en la misma situación” de enfrentamiento con Washington, aclaró el dictador.

    El funcionario del Departamento de Estado, que pidió el anonimato, indicó que el gobierno estadounidense sigue “enfocado en la necesidad de mejorar las condiciones de los derechos humanos y el respeto hacia las libertades fundamentales en Cuba”.

    Además recordó la posición del presidente Barack Obama de continuar revisando la política estadounidense hacia Cuba, al mismo tiempo que demanda reformas democráticas en la Isla, un mensaje que reiteró en noviembre el secretario de Estado, John Kerry

  • el 22 diciembre, 2013 a las 11:37 pm
    Permalink

    El articulo parte de una premisa erronea, el Partido Comunista no decide nada. En Cuba deciden los Castro y la gente de su confianza. Esperar que el PCC o el Granma cambien o decidan algo por si misma es esperar peras del olmo. Inducir el terror y mantener a la poblacion ignorante no es casual, es estrategico.

  • el 22 diciembre, 2013 a las 8:53 pm
    Permalink

    Rompe el ascometro, que en Cuba apaleen a las dignas Damas de Blanco, que algunos opositores , hayan muerto en discutibles circunstancias, que aun no se esclarecen, que exista un presidio de conciencia, que hasta la iglesia ha olvidado, …es un país que viola a cada minuto, los DDHH, y a pesar de eso la hemiplejia moral del mundo actual tan izquierdoso , la premia, junto a otros dos grandes violadores de DDHH, con una curul , en un consejo que se supone, vele por su estricta observancia…yo abogo por un bloqueo total, medidas drásticas, para dictadura tan cruel y larga, …de lo contrario, no habrá cambio.El oficialismo se esta reciclando y han triunfado en desacreditar el digno exilio histórico… La realidad de Cuba “sin embargo” y con ese “perdón”, como piden muchos diplodisidentes (YS y Cía),… Mas del 96 por ciento de los cubanos no conocen a los disidentes, ni a los conciliadores, ni a los verdaderos, no tienen acceso a los dólares y mucho menos a oportunidades de viaje (diplodisidentes) u horas de internet. Y la mayoría son ellos y se enterarán del cambio solo cuando ocurra y lo verán como un alivio y no como un engaño. Vivir para ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *