El Bloqueo o Embargo: ¿Aliado o enemigo de la Revolución?

Vicente Morín Aguado  (Fotos: Juan Suárez)

PareHAVANA TIMES — Dentro de la amplia mayoría de personas, líderes políticos y gobiernos que hoy se oponen a la obstinada política de Washington contra Cuba, resalta la presencia de amigos de Estados Unidos, líderes nada revolucionarios y en general mucha gente bien lejos del Comunismo. Existe la convicción de que el Bloqueo ha sido hasta hoy un aliado de Fidel Castro.

Tal concepto de “alianza” presupone que el fracaso del modelo económico socialista implantado en Cuba cuenta con la advocación al Bloqueo como argumento justificante. Es difícil renunciar a tal excusa si tenemos en cuenta la disparidad entre los adversarios y los evidentes daños que la agresividad norteamericana provoca en mi país.

Otra explicación asociada debe tenerse en cuenta si hablamos del Bloqueo como aliado, se trata de avizorar el futuro capitalismo en la mayor isla antillana como un proceso lento pero irreversible, entonces es aconsejable dejar la política de aislamiento y pasar a otra de colaboración, acelerando los cambios que se consideran inevitables.

Vistas las cosas de tal modo, el gobierno autoritario de La Habana necesita el mantenimiento de este Embargo para, de una parte justificar su permanente fracaso económico y de la otra, impedir los cambios dentro del país. Agrego cambios también en lo político, pues la belicosidad  de los Estados Unidos, dado su carácter de superpotencia, refuerza el caudillismo aún predominante en nuestras prácticas políticas.

De cualquier manera es una alianza circunstancial porque el liderazgo histórico de la revolución ha mantenido invariablemente su rechazo a la postura de Washington, a pesar de los imprevisibles giros de la historia durante este último medio siglo.

El planteamiento puede ser: Tú impusiste el Bloqueo, tú tienes que quitarlo. SI o NO, de cualquier manera me benefician tus decisiones.

ChangóEliminar el Embargo supone, de inmediato, una avalancha de turismo hacia Cuba, multiplicando los ingresos del estado con dólares en directo, al Cash, dando un notable impulso a la maltrecha economía nacional, necesitada sobre todo de moneda dura.

Tal paso implica otros, como el fin de la persecución a las acciones empresariales cubanas en el exterior, la completa facilidad para comerciar con la principal moneda del mundo y el acceso a créditos hasta hoy negados.

¿Es posible obviar los grandes beneficios que reportaría al estado cubano la eliminación del Embargo?

Otra cosa es pensar si tal decisión favorecería igualmente a la mayoría de la población. Aquí las opiniones se dividen según las pasiones políticas. Sinceramente estoy convencido de que el pueblo cubano será de cualquier forma, muy favorecido también.

Para quiénes aborrecen el estado socialista, hasta hoy autoritario, la tendencia actual de las reformas dentro del país, al ser estimuladas con la eliminación del Bloqueo, darían un notable impulso a las actividades no estatales, tales como las cooperativas y el trabajo por cuenta propia.

Por supuesto, el monopolio estatal obtendrá los principales beneficios, pero no olvidemos que trabaja desde presupuestos socialistas y tendrá que asumirlos aunque la burocracia corrupta se entrometa en el camino. No debemos menospreciar la experiencia adquirida por la clase obrera cubana. En el peor de los casos, recordando al Dandy de un juego patrocinado por la firma Hasbro, llamado Monopoly, desde lo alto caerán billetes hacia los sufridos de abajo.

Vic-2-DiscosPara nada estoy planteando conformarnos con migajas, señalo sólo las opciones del caso a la luz de la experiencia histórica.

Lo último sería volver al capitalismo, al “destino manifiesto”, en tal caso seremos el principal emporio turístico del Caribe, con el juego, la prostitución y las drogas al por mayor, “protegidos” por Washington, pero corriendo el dinero a todo tren. Se trata de un viejo proyecto, interrumpido cuando “llegó el Comandante y mandó a parar”.

Lucharé siempre porque esta última opción jamás se haga realidad en mi país. Volverían los vengadores a ocupar cuanto les quitó la revolución al poner de rodillas al capital. Acabarían los sueños de cualquier posible forma de socialismo porque los propietarios no perdonan, la obstinación de Miami así lo demuestra.

Hasta el momento triunfan quiénes se empecinan en mantener el Embargo. Ellos aspiran a la completa victoria del capital, a la destrucción de la revolución, se trata de completar el castigo que desde 1961 nos impusieron. Sin embargo, los 55 años vividos sembraron ideales profundos hoy en franco debate entre nosotros. Estos burgueses vencidos no apuestan por el posible tránsito paulatino hacia la economía de mercado en Cuba.

Otra enseñanza de la historia es que, si apareciera un dictador capaz de devolverles las propiedades a nuestros burgueses vencidos, juro que olvidarían sus cacareados reclamos en torno a los derechos humanos.

Al parecer, ante las perspectivas del momento, la ultraderecha en Estados Unidos considera que es mejor dejar a nuestra nación con el Bloqueo como aliado con tal de impedirle al pueblo cubano opciones diferentes de progreso social. Declarado o subyacente, existe el temor a que seamos capaces de conseguir el milagro de un nuevo socialismo.
—–
Vicente Morín Aguado: [email protected]


33 thoughts on “El Bloqueo o Embargo: ¿Aliado o enemigo de la Revolución?

  • el 19 febrero, 2014 a las 9:26 pm
    Permalink

    Vicente vemos que lo que te estimula es que Pedro te haya dicho que coincide en que el embargo esta obsoleto, aunque no coincida con tus otros argumentos, los argumentos de los demas foristas para ti son diatribas, muy bien equipado que estas para los cambios, los que te llevan suave son ” opiniones” que aprecias, los que opinan a rajatabla acerca del dictador son diatribas que te ofenden, recapacita, que no estamos ni poniendo bombas en los cines , ni tampoco vimos a los alzados sacar a Batista con argumentos.

  • el 19 febrero, 2014 a las 8:49 pm
    Permalink

    Te entiendo…muchas veces, hasta tres veces tengo que reescribir, lo que quiero publicar, hasta que se les hace “potable”, y hasta me reclaman inconforme, porque me repito…ni con mi nombre publico, porque con el seudónimo, me publican ,con mi nombre no , ja ja ja…pero bueno, qué podemos hacer, …al menos, algo podemos decir…gracias por esa reciprocidad amistosa.

  • el 19 febrero, 2014 a las 4:07 pm
    Permalink

    Estimado Jesús, la explicación no puede ser más sencilla.

    Asumes que solo existe socialismo y capitalismo. Asuncion incorrecta. Solo existe capitalismo y un espectro completo de ejecuciones diferentes de este capitalismo. Cada una depende de las particularidades del país donde se ha implementado. Yo en particular considero lo que tu llamas socialismo no es más que un caso extremo de capitalismo. Para llamarlo propiamente por su nombre es Capitalismo monopolista de estado y es el peor tipo de capitalismo posible que hasta ahora hemos visto.

    Si entendemos entonces que existe una multiplicidad de capitalismos posibles entonces es facil explicar como es posible que unos son exitosos donde otros fallan o no trabajan con la misma perfección que esperamos de ellos. Hay sistemas más corruptos y hay diferentes leyes, también hay diferentes clases gobernantes etc, etc. Todos estos factores influyen en las diferencias particulares de cada uno de estos sistemas. Por lo que creo que he respondido aquí a tu pregunta.
    La respuesta es que no todos los capitalismos son iguales. Hay unos mejores que otros.
    La clave es buscar que es lo que tienen los mejores y por que funcionan.

    Creo saber cual es la clave que hace que unos capitalismos funcionen cuando otros fallan y no lo mantendré secreto.
    La clave esta en la libertad en toda sus extensiones.

  • el 19 febrero, 2014 a las 2:18 pm
    Permalink

    Camarada pero tu eres periodista de verdad?

    Basicamente, yo solo he dicho dos cosas sobre este tema. Lo demas te lo imaginaste.

    Una, que el “bloqueo” no existe cuando hay una cupula que no se ve afectada por el mismo.

    Y dos, que hay que empezar por arreglar los problemas DENTRO de cuba.

    Pero como veo que NO QUIERES entender, ahi voy con nivel de primer grado otra vez

    1- Primero arregla tus problemas en el territorio nacional
    2- Primero logra la justicia en el territorio nacional
    3- Primero elimina las politicas de fuerza en el territorio nacional
    4- Primero respeta los derechos de los ciudadanos en el territorio nacional
    etc,etc,etc

    En tu camaraderil opinion, hace falta alguna participacion extranjera para lograr esos puntos?

    Cuando al menos esos cuatro puntos se logren DE VERDAD veras como no van a tener que pedirle favores al enemigo mortal asesino comeniños que se quiere adueñar de las inmensas riquezas marabuzales que tiene Cuba.

    Ahora si quieres sacame los problemas de Burundi o Cocosecolandia. Eso parece gustarle a los “revolucionarios” o “izquierdistas”, como quiera que le llameis.

  • el 19 febrero, 2014 a las 11:00 am
    Permalink

    Jorgealejandro, Oppiano y Miranda:

    Es que la historia de aquellos años iniciales poco tiene que ver con los que ocurre ahora. Por aquel entonces no había quien se moviera en el país sin que alguien -incluidos muchos que hoy viven al otro lado del Estrecho – le saliera al paso, porque era una revolución masiva, como ha habido pocas. Eso no es cuento. Consulte, que en la Biblioteca del Congreso de EEUU hay bastante información. Y cada apretoncito que dio el vecino del Norte no hizo más que radicalizar el proceso, sobre todo cuando logró a la cañona que casi todos los países de AL rompieran relaciones con Cuba. Señores, hasta que no se repartan las culpas en justicia, el nudo no se destraba.

  • el 19 febrero, 2014 a las 10:52 am
    Permalink

    Oye, ente sin género ni rostro…Y qué trabajo te cuesta entender que se deben conseguir las dos cosas, eh???

  • el 19 febrero, 2014 a las 10:10 am
    Permalink

    Hola Pedro, realmente me estimuló tu opinión para escribir este artículo. Aprecio tus opiniones aún cuando no las comparta del todo. Cuando hay argumentos, no diatriba, vale la pena.
    Saludos desde La Habana.

  • el 19 febrero, 2014 a las 2:37 am
    Permalink

    Si el socialismo es un fracaso, quiere decir que el capitalismo es un éxito. Entonces pudieras explicar ¿Por qué hay países como México, con un sistema capitalista, que cada año agregan más millones de pobres teniendo tanta riqueza?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *