El amor de África por Fidel Castro

Por Sabella Ogbobode Abidde

Amilcar Cabral, one of Africa's foremost anti-colonial thinkers, with Fidel Castro. (Photo/ Invent the Future)
Amilcar Cabral, uno de los grandes pensadores anticolonialista de África, con Fidel Castro. Foto: www.africapedia.com

HAVANA TIMES – Sospecho que en los próximos dos años habrá libros y otras producciones intelectuales de eruditos, escritores, artistas, activistas, comentaristas y cronistas africanos que detallarán su “amor y respeto” por Fidel Castro. Es probable sea así en gran parte del Sur a nivel mundial – un área que alguna vez se caracterizó por el colonialismo, y por la dominación y explotación occidental.

Los africanos tienen una larga historia de idolatría e idealización de populistas, revolucionarios, críticos políticos e intelectuales. Francamente, les encanta los que buscan problemas. Aman a los agitadores. Los africanos adoran a los hombres y mujeres que pueden enfrentarse al gobierno y a otra autoridad constitucional.

En Nigeria, por ejemplo, muchos de los hombres y mujeres que comandaban el amor y el respeto populares eran aquellos que se veían desafiando al gobierno, y que dedicaron gran parte de sus vidas a luchar por causas justas y nobles. Es por eso que, varios años después de su muerte, muchos nigerianos todavía piensan con cariño en hombres como Ayodele Awojobi, Tai Solarin y Gani Fawehinmi.

Usted no puede ser un africano educado entre las edades de 25 y 105 – y no saber quiénes fueron Thomas Sankara, FelaKuti y Patrice Lumumba. No se puede ser africano y afirmar que nunca ha oído hablar de Amilcar Cabral y Agostinho Neto. La Costa de Oro nos dio a Kwame Nkrumah; Ghana a Jerry Rawlings.

Y no podrías haberte graduado en una universidad africana y no conocer el papel y el lugar de Frantz Fanon, Walter Rodney, Che Guevara y Hugo Chávez. Es imposible. ¡Bueno, casi imposible! Millones de africanos piensan que América Latina y el Caribe forman parte de su mundo. En cualquier caso, millones de africanos educados son así: piensan globalmente.

Ellos saben lo que es correcto y justo. Ellos conocen y aprecian a sus defensores. En este preciso momento, no puedo pensar en alguien que no sea africano, en los últimos cincuenta años, que ha venido a la ayuda y defensa de África tan genuina e intensamente como Fidel Alejandro Castro Ruz – conocido en todo el mundo como Fidel Castro. Él era muchas cosas enrolladas en una: un buscador de justicia, un intelectual, un revolucionario, y un antielitista que siempre estuvo a favor de los oprimidos, y siempre contra los opresores.

Nosotros, los africanos, admiramos su coraje, su sencillez, su terquedad, su sentido de sí mismo, su arrogancia medida, su humanidad y su voluntad de poner a su pueblo y país primero. No fue un traidor, tampoco un hipócrita ni demagogo. Y ciertamente, no fue un xenófobo o un fraude. Él era uno de nosotros. ¡Era uno de nosotros! Y fue un revolucionario de la intención original.

La descolonización, especialmente en la región meridional y oriental del continente, habría tomado mucho más tiempo, sino fuera por el camarada Fidel Castro. Se mantuvo junto a los africanos. Luchó por África. De no haber sido por el coraje y la bondad de Fidel Castro y sus compatriotas, el Apartheid y Sudáfrica y sus colaboradores y partidarios occidentales y no occidentales habrían dominado y oprimido y explotado y herido y violado y asesinado durante muchos años más.

Fidel tuvo su justa parte de errores políticos. Reconocemos ese hecho. Pero él hizo tantas cosas bien. Él fue justo y correcto de muchas maneras. En 2050 o en cualquier momento de la historia, será considerado como el estadista y el gran hombre que realmente fue. La historia y la posteridad serán muy amables con él.

Y ningún historiador, que escriba sobre África o sobre el Cono Sur omitirá su nombre y sus buenas acciones. Los políticos y comentaristas amantes del Apartheid y amantes de la injusticia pueden decir lo contrario; no los escuches; no les crean. Fidel Castro fue uno de los grandes verdaderos. Lo extrañaremos. El mundo lo extrañará.

Los africanos lo apreciamos. Y también apreciamos la buena gente de Cuba que estuvo a nuestro lado, que luchó por nosotros; Y que sacrificó mucho para que millones de africanos puedan tener sus países y su dignidad de vuelta. ¡Gracias!
—–

  *Sabella Abidde es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Estatal, de Alabama. Se puede contactar con ella a través del correo: Sabidde@yahoo.com

16 thoughts on “El amor de África por Fidel Castro

  • Isidro : le diré mi credo : yo nunca he sido un intelectual, solo una persona que tiene que trabajar para pagar los gastos del hogar, me gusta opinar según he visto y aprendido de la vida, creo que siempre dialogando, se aprende, se crece intelectualmente. Creo en la Libertad y los Derechos y…en cuanto a la libertad de expresión, siempre se debe dejar hablar y a cambio, dejar que todos tengamos oportunidad de responder. Solo los que no tienen respuestas validas, censuran a los que preguntan. Solo los egolatras piensa que poseen la verdad. Pienso asi…cuando me borran lo que escribo, solo significa que el que posee el Poder, lo esta usando para acallar lo que no puede responder y eso para mi, ademas de no ser justo, es criminal.Solo perdono a los que actúan bajo el miedo, a esos los entiendo y compadezco…yo se de que se trata !!

  • El “obligado” en Cuba es algo mas indirecto , no es a punta de pistola ; en aquellos tiempos casi la unica manera de ascender social y economicamente era atravez del estado haciendo merito. Si las personas que fueron a Africa hubieran sabido que 10 anos despues todos esos meritos se irian por la alcantarilla y que no se podrian comer las medallas y los diplomas , seguro que una parte no iria; perdon, algunos si irian, conoci muchos que su principal motivacion era hacer pacotilla.

  • José Darío:

    Nunca te he visto en persona y no tengo otro referente de ti que no sean tus comentarios en varios blogs y portales. Y noto que en todos, quizás con la excepción de Cubaencuentro, siempre caes en problemas con los editores, ya sea Circles, Fernando o Milena. Y no creo que los tres puedan estar errados a la vez…Lo mismo te ocurre con algunos foristas. En Cartas desde Cuba y en OnCuba algunos incluso han pedido “banearte”… ¿no te has puesto a pensar qué sucede? ¿Es más fácil culpar a otros que mirarnos por dentro?

    Pides un blog “libertario”. Bueno, asumo que sea libertario para desfogarte en él…¿no? Hombre, eso es gratis. Abre uno y escribe todo lo que te plazca…Pero en cada blog con editor hay que acogerse a reglas, nos guste o no…¿O acaso piensas que Circles no me ha halado también las orejas a mí? Y por eso no dejamos de ser amigos…En casa ajena, yo respeto lo que diga el dueño…

    Por último, lamento no haber podido leer ese comentario que tanto esfuerzo de memoria te costó.Me muero por saber cómojustificas el embaraje de Reagan con los dueños del Apartheid y cómo desmientes los cuerazos que les sonaron nuestros combatientes al hasta entonces indestructible poderío blanco…

    Se lo cuento a mis nietos….¡Seguro!

  • Don Pepe, te comento más abajo…

  • jajjaja, circles no seas malo, no barajes al sr Jose dario…

  • No hay que agregar más nada.

  • Isidro, que conste te respondi a este comentario y solo te dire como comenzaba: Isidro, deja esos cuentecitos para tus nietos…..pero es muy dificil encontrar un blog libertario ….nos vemos !!!

  • circles : no me haga como me hizo Fernando…no me haga escribir por gusto. Si me va a eliminar de su blog, ese es su derecho y punto, pero no me haga perder el tiempo. El post que le dedique a Isidro, me costo tiempo y memoria y usted, sin compassion, porque no le gusto, lo elimino. !! Sea considerado al menos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *