Díaz-Canel se revela

Por Repatriado

Miguel Diaz Canel cuando fue ungido por Raul Castro Ruz. Foto de archivo: cubadebate.cu

HAVANA TIMES – Después de varios meses de la designación de Díaz-Canel como presidente de Cuba, electo por Raúl Castro, al fin hemos podido escucharle.

A un político debería juzgársele más por sus resultados que por sus palabras, pero como nada ha cambiado en Cuba desde su llegada, para conocerle nos tendremos que limitar a lo que ha dicho por primera vez fuera de algún discurso previamente escrito.

Comienza confesando que el Gobierno se rige por las directrices emitidas por Raúl Castro el 19 de abril de 2018, eso por si a alguien le quedaban dudas de quién manda en Cuba.

Nos habla de “diálogo transparente con el pueblo” mientras defiende la centralización mediática de la ya aprobada Política de Comunicación Social, “Tenemos que hacer coincidir la agenda pública con la mediática”, ¿no sería al revés?, pero vemos que para él los medios no están al servicio de la verdad, sino de “generar contenidos enaltecedores”.

Fue enfático y absoluto al señalar que “el principal obstáculo al desarrollo del país es el bloqueo de Estados Unidos”, llegando a darle una vuelta más a este argumento al aducir  que incluso los problemas de gestión interna, que llamó “trabas subjetivas”, son culpa del bloqueo, con lo que nuestro presidente pone toda la responsabilidad, sin paliativos, en los Estados Unidos, es decir, todas las limitaciones que el Estado impone a los ciudadanos cubanos y que viola derechos humanos básicos son también culpa de los yankees.

Sobre la Constitución redactada bajo la dirección directa de Raúl, dijo que esta “responde a los cambios económicos y sociales que hemos venido experimentado a partir de los acuerdos del VI y VII Congresos del PCC”, dejando claro que la Constitución es por y para el Partido Comunista.

Ante la no inclusión de la palabra comunista en la Constitución nueva, el presidente dice: “comunismo y socialismo están íntimamente relacionados. Si quieres construir el socialismo es porque quieres llegar al comunismo…. entiendo que cualquiera de los dos términos (comunismo y socialismo) implica el otro”.

Cerró con fuerza la posibilidad de democracia al usar la batería argumentativa del Departamento Ideológico del PCC sobre la importancia de la unidad nacional y el unipartidismo, “para el enemigo la principal apuesta es fragmentar nuestra unidad”, no reconoce oposición legítima, quienes se le oponen son enemigos, específicamente “contrarrevolución pagada y financiada por el Gobierno de Estados Unidos”

Al referirse al artículo que limita la concentración de la propiedad, dice que ha generado mucho debate, pero al contrario de lo que podamos suponer, “la gente no está pidiendo que quitemos el artículo, sino que enfaticemos en que no haya concentración de la propiedad y que añadamos que tampoco de la riqueza”, en fin, a los cubanos parece que nos encanta que nos limiten y controlen.

Eso sí, como es un hombre moderno, “No dejemos paso a ningún tipo de discriminación” en referencia al matrimonio homosexual, aunque parece que sí se mantendrá la política y la cada vez más pública discriminación económica a favor de los políticos, militares y sus familias.

No olvidó a la juventud, al menos no a la que aún no ha logrado emigrar, asegura que esta no quiere democracia, sino “tiene esperanzas de que el país se desarrolle más rápido… no creo que su principal deseo sea estar contra el Partido y la Revolución. Sus deseos se concentran en que haya más desarrollo”

En fin, hemos encontrado un presidente que lo único que controla es la inexpresiva musculatura de su rostro, que no aporta una idea o una visión fresca, que asume con naturalidad que su Gobierno es el de Raúl y que la Constitución es la del Partido, los mismos protagonistas que durante 60 años nos han conducido a estar como estamos.

¿Alguien me da Visa por favor?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *