Dentro de la revolución, nada

Luis Miguel del Bahia

HAVANA TIMES — El estado cubano prioriza la familia. Nadie nacido en Cuba puede ser privado de su nacionalidad. Así dice la constitución.

La nacionalidad implica derecho de residencia, salvo en Cuba. Tal parece por lo que le sucedió a una amiga.

Viajó al extranjero a hacer un doctorado, decidió quedarse, y, automáticamente no sólo fue inhabilitada como profesora, sino que le fue negada la solicitud de entrada al país.

El cónsul le dijo que no estaba autorizada a venir, sin más explicación; ni cuánto tiempo; ni bajo qué cargos. Sólo un NO, silencio y lágrimas.

Por qué no la dejan entrar para darle un juicio justo bajo los cargos correspondientes. Quién decide arbitrariamente a qué personas exiliar.

Piden la extradición de Posada Carriles pero a ella ni siquiera la dejan responder voluntariamente ante la justicia. Todos los cubanos son iguales ante la ley -también se dice-.

Suena muy raro tachar a una profesora universitario de desertor como soldado en la guerra. La batalla será de ideas pero los crímenes se pagan con más que pensamiento.

Tiene una niña y la separación las está matando. Quizá le quede un último recurso: la repatriación.

Si la lógica subyacente es que Cuba pagó sus estudios, con sanciones económicas bastaría. Pero los gobernantes piensan diferente: los desertores, tras la línea enemiga.

Sin patria, pero sin amo –tal vez responda ella-.


31 thoughts on “Dentro de la revolución, nada

  • el 24 agosto, 2012 a las 3:52 am
    Permalink

    El Pidio a no ser que seas Fidel mismo escribiendo aqui no se me ocurre otra persona que crea o diga semejantes estupideces como las que has dicho aquí. En primer lugar el gobierno de Cuba no tiene derecho a negarle la entrada a ningun cubano, eso es inconstitucional. En segundo lugar si ella optó por quedarse, como hacen muchos es precisamente porque en Cuba no existe esa facilidad de salida legal que mencionas y mucho menos para un profesional que es usualmente usado como rehen del gobierno. Tercero, el recurso de lo económico no justifica nada, primero porque esta mas que probado que todo lo que recibimos “gratis” en Cuba ha sido mas que pagado por nosotros mismos y nuestros ancentros trabajando por salarios infimos y segundo porque el 99% de los posgrados que los profesionales cubanos hacemos en el exterior no son pagados por el gobierno de Cuba sino por becas que diferentes instituciones otorgan a profesionales del tercer mundo. Cuarto, porque que siendo madre haya dejado a su hija solo demuestra la desesperación y la falta de otra opción y que no pueda entrar a verla o sacarla de la isla solo demuestra la perversidad de un gobierno que se siente dueño y señor de quienes debería servir. Quinto porque es una hipocrecia que el gobierno de Cuba luche por un caso como el de Elian y haga lo mismo con miles de niños que mantiene como rehenes en la isla porque sus padres “desertaron” en algun lugar del mundo. No deja entrar al pais a sus padres y obstaculiza y demora todo lo que puede el proceso de salida legal de su hijo. Y asi como mismo tu has dicho podria yo llegar hasta el punto 500 de estas razones. No le deseo ningun mal a nadie pero personas como tu que justifican atrosidades como estas con razonamientos absurdos y vacios sin respetar el dolor ajeno y poniendose del lado del victimario merecen ser victimas un dia de la misma maquinaria a la que defienden, a ver si entonces el mismo discurso aflora.

  • el 22 agosto, 2012 a las 4:44 pm
    Permalink

    Hay alguien muy solo en estos comentarios. Aconsejo no tomar en cuenta provocaciones. Opinar la publicación, es lo más importante. La mente humana es difícil de cambiar. Además que no merece la atención, el problema planteado es mucho más importante.
    Es triste ver como lo que llaman el pueblo, no respalda muchas de sus políticas. Aqui se ve claramente, 10 personas con una opinión en contra de la decisión del gobierno y 1 solo a favor. Con lo fácil que es decir el que pueda vivir en otro lugar y quiera que se vaya, pero es mucho dinero el que está en juego. El imperialismo?!!,jajajaja, es el propio gobierno cubano con el pueblo.

  • el 21 agosto, 2012 a las 1:15 pm
    Permalink

    Sr Elpidio.
    Veo que tiene bastante información del sistema político y económica de Canadá aunque para ser preciso entérese la educación es gratuita ( libros y todo el material escolar ) hasta el High School es decir el preuniversitario de Cuba, y además me da la impresión de que no digiere al primer ministro recién reelegido en elecciones democráticas, personalmente considero que su posición respecto a Cuba y la del pueblo Canadiense nunca ha sido de enfrentamiento ni oposición, mire usted, es el primer país emisor de Turismo a la Isla, mantiene relaciones de negocios y empresas de inversión extranjera en aéreas mutuamente beneficiosas, y con todos los que hablo expresan maravillas de los Cubanos , además es la nación del mundo que tiene un sistema social más parecido al que se quiso crear en Cuba la gran diferencia es que mantiene las libertades económicas e individuales de sus ciudadanos. Si el Sr Harper expreso que Cuba no era una democracia me parece que a estas alturas del juego reconozca y está claro para todos, que no es democracia, inclusive ustedes le llaman “dictadura del proletariado” por ende es una dictadura verdad, del proletariado que representa un grupo de poder o un partido político pero no todo el pueblo.
    Me parece que su gran problema está en su interpretación y sus ideas de agradecimiento y esa deuda con el pueblo cubano por la educación recibida, y que usted lo quiere imponer como criterio de vida o muerte, de blanco y negro, de traición y renuncia. Con el mayor respeto no se qué edad tiene y que nivel de compromiso y deuda tenga con la revolución, y por eso expresa que esa supuesta deuda nunca será pagada. Esa es su opinión se la respeto pero muchos cubanos tenemos otra, es hora ya de poner un tiempo de trabajo en Cuba a todo los profesionales que son formados como pago de los estudios realizados gratuitamente para que esa persona pueda decidir y ser libre de su futuro, como usted dice una carrera de medicina aquí en Canadá cuesta 100 grandes, después de graduado revierte ese loan de estudio al gobierno Canadiense y se acabo la historia, inclusive para que se entere lo paga a muy baja tasa de interés y en el tiempo que la persona decida. El problema es que deber favores es peor que deber dinero porque nunca se pagan completamente y con personas como usted ni hablar. Ahora la otra parte de la historia la de su hija que no puede reunirse con su madre, que es el caso de muchísimas familias y creo que no esté ajeno al tema, cual es la justificación de pasar por tierra la patria potestad y acogerse al derecho del castigo reteniendo a familiares y en muchos casos niños pequeños. Cuba como nación se levanto cuando un niño cubano era retenido por familiares después de un trágico suceso y finalmente fue devuelto a su padre, como derecho supremo e internacional. Porque cuando es invertida la historia entonces justificamos y castigamos a las madres y padres que sufren la separación, o es que los hijos también corren con las deudas de sus padres. Espero que comprenda que Todos los Cubanos donde quiera que estemos tenemos opiniones y derechos en esa tierra que nos vio nacer, si decidimos vivir fuera, compartimos otros ideales políticos y deseamos otra Cuba, es nuestro derecho gústele o no, somos Cubanos y pensamos por cabeza propia en algún momento haremos valer ese derecho.
    Livio Delgado

  • el 21 agosto, 2012 a las 9:45 am
    Permalink

    Lo que le dije a Elpidio. Si esta muchacha es buena mala o regular no tiene importancia. Sus consideraciones a la hora de tomar el paso de hacer su vida en otro pais, tampoco la tienen. El derecho de visitar su pais es violado por un gobierno. Ella no tiene causa pendiente abierta en CUba y si asi fuera tampoco seria razon de impedirle el regreso.
    Es una violacion a los derechos humanos. No es un caso aislado, es practica habitual del gobierno cubano negar permisos de entrada y de salida violando el derecho de los ciudadanos.
    De este caso sabemos 4 parrafo y lo que esta realmente claro es que ningun gobierno debe negarle la entrada a los nacionales de ese pais. Cuba es tan de ella como de los Castros, no tienen porque negarle la entrada.

  • el 21 agosto, 2012 a las 6:12 am
    Permalink

    Despues de vivir en el extranjero por unos cuantos anos y conocer gente de aqui y de alla, uno empieza a sacar sus propias conclusiones. He conocido personas de diferentes paises que hacen muchos sacrificios para ir a estudiar fuera de sus paises, algunos con la ilusion de poder cambiar su estatus de estudiante por el de residente, sin embargo hay otros que una vez que concluyan sus estudios desearian regresar a sus paises de origen para aplicar lo que aprendieron. Ninguno de ellos es penalizado por tomar una u otra decision, que por demas es personal.
    Si la politica migratoria cubana se ajustara a los estandares internacionales, no estuvieramos hablando de la historia de esta profesora ni de otros tantos testimonios escritos mas arriba, ni de muchisimos mas que hay y no salen en estas paginas. No se las particularidades de ese caso, pero si sus estudios se los costeo la parte cubana, pues entonces cobreselos. Conozco muchos estudiantes colombianos que piden creditos al gobierno para estudiar en el exterior y en algun momento los pagan. Y si no los pagan, les cobran intereses sobre intereses y eventualmente lo declaran moroso y le afectan el historial crediticio. Pero nada de eso le impide regresar a su pais y residir en el, ni tampoco lo privan de sus derechos ciudadanos o de residencia. Ni mucho menos le rehusan reunirse con su familia.
    Habra algunos que argumenten la eterna excusa del embargo y de que somos una fortaleza sitiada y hasta lo del “robo de cerebros”. Eso son temas para otros comentarios, pero para mi, es inmoral que aun existan unas regulaciones migratorias tan arbitrarias e injustas. Ojala viva para verlas cambiar y que historias tan tristes como la de esta profesora nunca mas se repitan.

  • el 21 agosto, 2012 a las 1:36 am
    Permalink

    Elpidio, en mi caso sí tienes razón, es personal, tus “argumentos” ofenden a la especie humana, por eso considero despreciable lo que asumes según tus escritos….

  • el 20 agosto, 2012 a las 9:58 pm
    Permalink

    Tal vez algún día yo sea el protagonista de un artículo parecido a este “Profesor universitario cubano es impedido de entrar a su país” pero a los que no conocen como funcionan estos asuntos de estudios en el extranjero les cuento un poco.
    Recibi una beca de una institución extranjera para realizar estudios de doctorado, pagué mi visa, pagué mi pasaje para venir la primera vez y aquí vivo con una parte de lo que me paga esa institución NO CUBANA cada mes. A donde va el resto del dinero que recibo? buena pregunta, duante 11 meses cada año tengo que ahorrar cada centavo porque según esas resoluciones cubanas debo regresar cada año a Cuba sino pierdo mi residencia o ciudadanía cubana (en realidad nunca aprendí en Cuba el uso de esos términos) y quien paga mi pasaje de ida a Cuba y el regreso a donde estoy ahora? YO, son apoximadamente 1000 dolares que pago cada ano para mantener mi estatus de cubano, además del pago de la visa cada año y todo el papeleo para mantenerme legal en este país. Todo eso sale de mis ahorros, de lo que queda después de suplir mis necesidades básicas.
    Desafortunadamente este año por razones que no vale la pena explicar no tengo dinero para comprar el pasaje, por eso ya me veo en la piel de esa profesora aunque no tenga un hijo en Cuba, pero tengo familia, amigos y sobre todo soy CUBANO en cualquier lugar que esté y a partir del momento en que no regrese seré tratado como desertor de un sistema que me obliga a desertar.
    Ahora dime ELPIDIO, Cuba esta pagando mis estudios? Cuba me facilitó de alguna forma mi estancia en este país extranjero? NO, al contrario por cumplir las normas absurdas del Estado Cubano he vivido con necesidades casi como las que tenía en Cuba por satisfacer sus exigencias, solo que este año por causas ajenas a mi seré una “oveja negra” y a partir de ese momento nunca mas dejaré de serlo aunque mis logros lleven el nombre de la universidad cubana en que trabajo, aunque desde aquí siga trabajando por una Cuba mejor…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *