Carcassés: ¡qué bueno canta Ud!

Haroldo Dilla Alfonso*

Roberto Carcasses. Foto: decubajazz.cult.cu

HAVANA TIMES — Cuando dos noches atrás, en un hotel de la frontera dominico/haitiana, escuché a Roberto Carcassés cantando en el recital masivo por los agentes cubanos presos en Estados Unidos, lo primero que se me ocurrió fue que estaba perdiendo agudeza auditiva y confundiendo deseos con realidad.

Las cámaras, estrictamente concentradas en el escenario, no me permitieron observar las reacciones de los asistentes. Ni de los que estaban en la primera plana: familiares de los agentes presos, altos funcionarios y unas chicas que parecían como puestas allí para mostrar alegría.

Ni del resto del público que se desplazaba por una plaza que antaño fue un elegante paseo y hoy es una explanada del peor gusto con la una estatua vejatoria dedicada a Martí. Pero estoy seguro que si entendieron en medio del bullicio, debieron sentirse en otro mundo.

Porque, que un cantante use una tribuna en un espacio público, y ante miles de espectadores, para pedir reformas políticas, es otro mundo. Al menos un mundo diferente al de los espectáculos totalitarios, del nacionalismo chabacano y de las liturgias enfermizas que ha practicado el gobierno cubano por décadas. En unos casos, a pulso, y en otras mezclando el discurso con la música, buena y mala.

Carcassés, arropado por el contagioso estribillo de “Quiero, acuérdate que siempre quiero”, pidió libertad para los cubanos presos y para María —que imagino puede ser cualquiera que esté preso(a)— el fin del bloqueo y del autobloqueo, la libertad de información para poder tener una opinión y la posibilidad de elegir al presidente.

Roberto Carcassés. Foto: decubajazz.cult.cu

No pidió derrocar al gobierno, ni sonrió a Estados Unidos, ni dio la razón a los disidentes, a los que solo quiso equiparar en derechos a los militantes. Un principio básico de toda democracia y del sentido político común en el este siglo XXI.

Carcassés no presentó un programa político coherente antigubernamental, y eso fue lo mejor. Se limitó a decir dos o tres cosas que la abrumadora mayoría de los cubanos desean, y que no pueden decirlo porque carecen de la oportunidad de la tribuna o de sobrevivir después de la tribuna.

Su grupo escenificó en público lo que está pasando todos los días en la Isla: la emergencia de situaciones de resistencia al poder autoritario que sigue pidiendo lealtad a cambio de pobreza, inseguridad y corrupción. Y que los dirigentes cubanos se obstinan en llamar malos hábitos en algunos casos y mercenarismos en otros.

Por todo esto, hay que saludar este gesto valiente de Carcassés y sus acompañantes, que esa noche cantaron por todos los cubanos, de adentro y de afuera, de derecha y de izquierda, politizados o apolíticos.

En principio la prensa ha reportado las algabarabías de los burócratas infecundos y algunas acciones coactivas administrativas.

Temo que se produzca una escalada, pues la clase política cubana parece decidida a demostrar que frente a la crítica no autorizada, solo caben la represión y la violencia, desde los medios oficiales o en convivencia con ellos.

Una violencia ejercida por una clase política que se comporta como un ejército de ocupación. Y que ya parece constituirse —junto con las casas en ruinas, los salarios miserables y los hospitales cayéndose a pedazos— en parte del paisaje nacional.
—–
(*) Publicado originalmente en Cubaencuentro.com.


4 thoughts on “Carcassés: ¡qué bueno canta Ud!

  • el 18 septiembre, 2013 a las 12:04 pm
    Permalink

    Lo que me molesta de todo esto,…es que conviertan en una hazaña, el gemido leve de este plañidero acomodado, que le importa más María (marihuana, habrá querido decir…???), que lo que realmente daña a los cubanos…Por qué darle cobertura a este privilegiado cubano, si tenemos a las HONROSAS DAMAS DE BLANCO, QUE DICEN MÁS Y MÁS FUERTE, SIN AMBAGES, GOLPEAN CON ,LA PALABRA, Y LUEGO NO SOPLAN, AFRONTAN CON EL PECHO…y este pide democracia, pero “que se levante el bloqueo” ( que es embargo, y ganado a pulso…) y pide libertad para los 4 y les llama héroes y no espías, que es lo que son( que no son 5, y fueron procesados justamente…)y luego se retracta, invocando una pluralidad que no existe, unas reformas cosméticos una falsa cubanía…
    Que cobardía tan grande dedicarle tanto a este , si tenemos a Sonia Garro, si tenemos al MLC, …en fin, que por eso sí “que nos saldrá el tiro por la culata”, del totalitarismo actual, caeremos en una izquierda, nada moderada, es decir, nos esperan otros diez lustros de estupidez y estupro.

  • el 17 septiembre, 2013 a las 10:00 pm
    Permalink

    Pues Haroldo, creo que en esta te equivocaste. Lo de Carcassés en la tribuna no es más -como tú dices- que un reflejo de lo que pasa abajo -nunca mejor dicho. Sin embargo, el funcionariado represor no está de buenas. Creo que se han percatado que no la tienen todas consigo. Y han dado marcha atrás… Tendencia que ya es irreversible. Pero cuidado: no vaya a salirnos el tiro por la culata.

  • el 17 septiembre, 2013 a las 2:50 pm
    Permalink

    Gracias, Julio, un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *