Venezuela: Maduro convoca Asamblea Constituyente

Hugo Chavez con la constitución aprobado en 1999, el primer año de su primer mandato.

HAVANA TIMES – El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy que convocaría a una Asamblea Nacional Constituyente “originaria” para refundar las estructuras del Estado y derrotar el “Golpe de Estado” que sus opositores habrían desatado en su contra tras un mes de protestas callejeras, reportó dpa.

“Hoy, primero de mayo, anuncio que en uso de mis atribuciones presidenciales como jefe de Estado constitucional de acuerdo al artículo 347 (de la Constitución) convoco al poder constituyente originario para que la clase obrera y el pueblo en un proceso popular constituyente convoque a una Asamblea Nacional Constituyente”, dijo Maduro durante un acto proselitista en el centro de Caracas.

“Yo convoco al poder Constituyente originario para lograr la paz que necesita la República, para derrotar a la violencia fascista”, manifestó el presidente, que ha enfrentado un mes de protestas opositoras que han dejado un saldo de 30 fallecidos y centenares de heridos y detenidos.

Maduro indicó que activará una “Constituyente ciudadana, no de partidos políticos”, por lo que la misma sería “electa con el voto directo del pueblo para elegir unos 500 constituyentistas, aproximadamente”, al tiempo que “unos 200” serían elegidos directamente por los movimientos sociales como los sindicatos, el “poder popular”, los indígenas, grupos de la “sexodiversidad” o las mujeres organizadas.

Sin embargo, el gobernante no aclaró si la Constituyente se encargaría de redactar una nueva Constitución o se limitaría a reformar la actual Carta Magna, aprobada por referéndum en diciembre de 1999 tras un proceso convocado por el fallecido presidente Hugo Chávez, el padre de la Revolución Bolivariana que ahora lidera Maduro.

Maduro sostuvo que la Asamblea Constituyente tendría como objetivo “reformar el Estado, sobre todo esa Asamblea Nacional (Congreso unicameral) podrida que está allí”, que cuenta con una clara mayoría opositora tras las elecciones parlamentarias celebradas en diciembre de 2015.

Tras juramentarse la nueva Asamblea Nacional en enero de 2016, la oposición prometió que su principal objetivo sería sacar a Maduro de la presidencia ese mismo año activando un referéndum revocatorio en su contra, pero finalmente los tribunales terminarían anulando el proceso.

Paralelamente, la instalación de la Asamblea Nacional derivó en un choque entre el Legislativo y los demás poderes del Estado, a los que la oposición acusa de estar subordinados a Maduro, lo que derivó en que el año pasado el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declarara al Parlamento en “desacato” por juramentar a tres diputados cuya elección había sido suspendida por el propio máximo tribunal.

El “desacato” causó que la virtual totalidad de las decisiones emanadas desde la Asamblea Nacional hayan sido anuladas por el Poder Judicial, por lo que la oposición ha denunciado que Maduro ha llevado adelante un “golpe de Estado continuado” o un “autogolpe” contra el Parlamento.

Para reducir las tensiones, la Unasur con el apoyo del Vaticano intentó activar un proceso de diálogo político entre la oposición y el Gobierno, pero el mismo terminó en un fracaso por la falta de concesiones de ambos bandos.

La oposición ha exigido al Gobierno liberar a los llamados “presos políticos”, restituir las competencias de la Asamblea Nacional, permitir la llegada de ayuda humanitaria a Venezuela y una salida electoral a la crisis, pero Maduro descartó acceder a estas peticiones por considerar que eran inconstitucionales.

Maduro aseguró que el objetivo de la Constituyente sería plasmar en la Constitución y las leyes los derechos sociales ganados durante la revolución bolivariana como las misiones de salud, el acceso universal a las pensiones o el derecho a la alimentación y las tierras para los campesinos.

El mandatario subrayó que tomó esta decisión “para ganar la paz, para vencer el golpe de Estado”, ya que “un golpe de Estado como el que está activado sólo se derrota con la unión cívico-militar y la Constitución en la mano”.

Maduro señaló que esta misma noche firmaría el decreto que establecería la Comisión Presidencial Constituyente liderada por el dirigente oficialista Elías Jaua, para que “lleve la propuesta a consulta de las bases populares de todo el sistema de elección y se establezca con claridad el poder plenipotenciario de este poder”.

El presidente, empero, reconoció que su llamado también acarreaba riesgos, ya que una victoria opositora en la consulta significaría que sus adversarios tendrían el control de un organismo “plenipotenciario”, cuyas competencias estarían por encima de todos los poderes.

 

Líder legislativo llama a rebelarse contra Constituyente de Maduro

HAVANA TIMES – El líder de la Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela, el diputado opositor Julio Borges, llamó hoy al pueblo a rebelarse contra la propuesta del presidente Nicolás Maduro de convocar una Asamblea Constituyente popular para reformar la Constitución.

Julio Borges. Foto/archivo

Borges dijo que la propuesta de Maduro es una “estafa” para engañar al pueblo con un mecanismo que lo que hará es agravar el golpe de Estado que se perpetró en marzo con la aprobación del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de dos sentencias que despojaron a la Asamblea de sus atribuciones legales.

“Hoy se anunció no una Asamblea Constituyente. No se dejen engañar, esta es una estafa para engañar al pueblo con un mecanismo que lo que hace es agravar el golpe de Estado, destruir la Constitución y el voto en Venezuela. Es el golpe de Estado más grave en la historia de Venezuela. Es Maduro disolviendo la democracia y la república”, señaló en una rueda de prensa.

Frente a la propuesta, llamó al pueblo a rebelarse y no aceptar este golpe de Estado, con el que Maduro busca huir del voto directo y secreto que reúnen las elecciones que reclama la oposición.

“Sabemos que tenemos muchos días en la calle en manifestaciones, pero quiero decir que la lucha apenas comienza porque vamos a seguir en la calle hasta lograr el cambio definitivo, a través del voto. Lo que ha propuesta Maduro es tratar de destruir el voto en Venezuela convocando a un fraude, a una estafa, poniéndole la etiqueta de Constituyente”, señaló.

Maduro dijo que firmaría un decreto convocando a una Asamblea Constituyente ciudadana, popular y revolucionaria, cuyos 500 delegados serían elegidos a través del voto dentro de consejos comunales y otras agrupaciones organizadas por el oficialismo.

En una concentración por el día del trabajador en la céntrica avenida Bolívar, Maduro dijo que con la Asamblea Constituyente busca derrotar el golpe de Estado en marcha, como calificó las protestas contra su Gobierno, que en un mes han dejado más de 30 muertos.

“Somos hombres y mujeres forjados en el debate de ideas y en la lucha de calle y no queremos una guerra civil, yo no quiero una guerra civil, pero queda de la mano de ustedes”, dijo a sus partidarios al anunciar el mecanismo.

En 1999, el entonces presidente Hugo Chávez convocó a una Asamblea Constituyente que redactó la actual Carta Magna, que fue aprobada ese año en una consulta popular.

One thought on “Venezuela: Maduro convoca Asamblea Constituyente

  • Nada que Maduro continua ejecutando el plan de La Habana para desmontar lo que queda de democracia y estado de derecho en Venezuela. No olvidar que la actual constitucion es el legado de Hugo Chavez y Maduro esta dispuesto a derogarla para evitar que la oposicion lo derrote con el voto popular.

    Intentara copiar la Constitucion socialista castrista de 1976 donde el pueblo no puede elegir directamente a sus gobernantes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *