Siguen protestas campesinas contra las elecciones en Nicaragua

Protesta contra las elecciones en Nicaragua.  Foto: laprensa.com.ni
Protesta contra las elecciones en Nicaragua. Foto: laprensa.com.ni

HAVANA TIMES – Millares de campesinos protestaron el domingo contra el Gobierno en las emblemáticas localidades de Jalapa y Bocay, en la zona norte de Nicaragua, donde salieron a las calles para exigir la suspensión de las elecciones del 6 de noviembre, reportó dpa.

La primera marcha tuvo lugar en Jalapa, en la norteña provincia de Nueva Segovia y a más de 250 kilómetros de Managua, “con una fuerte presencia de pobladores de las comunidades rurales y de la ciudad”, según dijo la dirigente opositora Dora María Téllez.

Téllez, una ex comandante guerrillera y fundadora del opositor Movimiento Renovador Sandinista (MRS, promotor de las protestas), indicó que no hubo incidentes y que los campesinos marcharon con carteles criticando lo que consideran “una farsa electoral”.

“Si no hay elecciones transparentes para el pueblo, no habrá paz para el gobierno”, decía una pancarta que llevaba una mujer en la demostración contra el Gobierno de Daniel Ortega y los comicios, de los que fue excluida la principal alianza opositora.

Jalapa es una población de Las Segovias, zona donde el patriota Augusto Sandino luchó contra marines de Estados Unidos a inicios del siglo pasado. En la década de 1980 fue un bastión de defensa de la revolución sandinista frente a la guerra de los “contras”.

Otra manifestación contra las elecciones se desarrolló después en San José de Bocay, en la norteña Jinotega, donde la Policía desplegó fuerzas antimotines que impidieron a los manifestantes entrar a un estadio donde tenían previsto realizar su protesta.

Ana Margarita Vijil, presidenta del MRS y que asistió a ambas protestas, dijo a periodistas que el Gobierno envió “fuerzas de choque” formadas por activistas de localidades vecinas, para disuadir a los manifestantes opositores que llegaron a la localidad a pie, a caballo y en una caravana de camiones y motos.

“Estamos sorprendidos y molestos con ese despliegue de antimotines y policías”, afirmó por su parte Violeta Granera, ex candidata a vicepresidenta por la Coalición Nacional por la Democracia (CND), excluida del proceso electoral.

Granera se preguntó “dónde está la libertad de movilización a pocos días de la farsa electoral” y aseguró que “la mayoría del pueblo no botará su voto”, aludiendo al lema utilizado por los opositores para promover la abstención en las urnas.

Las protestas de este domingo son parte de una serie de manifestaciones organizadas por la oposición contra los comicios, en los que Ortega, de 70 años, espera reelegirse para iniciar en 2017 un cuarto mandato presidencial.

Ortega acumula el 64 por ciento de las simpatías electorales frente a sus rivales, que juntos reúnen menos del 10 por ciento de la intención del voto, según las últimas encuestas publicadas.

Unos 3,8 millones de nicaragüenses están habilitados para sufragar y elegir un presidente, un vicepresidente, 90 miembros del Congreso unicameral y 20 del Parlamento Centroamericano (Parlacen).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *