Retroceso para las mujeres de Nicaragua

En la lucha contra la violencia

nica-779HAVANA TIMES — Una manera inequívoca de medir el avance de una sociedad, en términos de derechos ciudadanos, es el seguimiento de las leyes que protegen de la violencia a mujeres y niñas; una plaga en muchas sociedades, Nicaragua incluida.

Desde hace varias décadas diversas organizaciones civiles y redes contra la violencia han presionado a las instituciones del Estado –policía, fiscalías…- para que tomen en serio la violencia contra la mujer.

El intenso trabajo de cabildeo concluyó en el establecimiento de una ley, la 779, que establece cómo debe ser la respuesta de las instituciones cuando un caso así se presenta.

En la práctica dicha ley ha sido casi anulada por el partido gobernante.  Aquí presentamos el enlace a un extenso material valioso, publicado en la revista ENVIO, que ayuda a entender la situación actual de este problema en el país.

La ponente, Ruth Marina Matamoros, sicóloga feminista, integrante del Grupo Venancia de Matagalpa, dice en conclusión:  

“Para evitar que ahora las mujeres se queden calladas y los hombres se sientan impunes, tenemos que hacer el trabajo de explicar que todo tipo de violencia es delito y que hay que acabar con la impunidad que está reinando en nuestro país.

“No podemos darnos por vencidas. Este retroceso institucional nos exige movilización ciudadana y alianzas entre los movimientos sociales. Cada persona tiene que poner algo de su parte para que esto cambie, para que las cosas cambien en Nicaragua”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *