Ortega decreta creación de Comisión de Energía Atómica

El general en retiro y titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conicyt), Moisés Omar Halleslevens, estará a cargo de dirigir la Comisión de Energía Atómica creada por el régimen. Foto: Confidencial | Tomada del Conicyt.

Régimen nombra a general en retiro Moisés Omar Halleslevens para dirigir nueva instancia y le asigna fondos públicos para su operación

Por Confidencial

HAVANA TIMES – El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo anunció la creación de la Comisión Nicaragüense de Energía Atómica con Fines Pacíficos, por medio del acuerdo presidencial 16-2022 publicado en La Gaceta, diario oficial del Estado, este lunes 29 de agosto.

Esta Comisión funcionará en las oficinas del Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (Conicyt), una entidad adscrita a la Vicepresidencia de la República, a cargo de Murillo.

El titular del Conicyt, cargo que ocupa el antiguo jefe del Ejército, general en retiro Moisés Omar Halleslevens, será quien estará a cargo de presidir la Comisión. El decreto establece que la Comisión tendrá una asignación directa de fondos para su funcionamiento, proveniente del Presupuesto General de la República.

Nicaragua no cuenta con infraestructura o capacidad para desarrollar energía nuclear, pero la Comisión tendrá como objetivo “promover el uso y desarrollo de la energía atómica para fines pacíficos, en materia de agricultura, medicina, industria, ciencia, tecnología, vigilancia ambiental y otros aspectos relacionados”.

Una de las funciones de la Comisión que más llama la atención es la de “promover el diseño y construcciones de instalaciones nucleares de investigación, aceleradores de partículas, generadores de neutrones y otras fuentes de radiación ionizante para uso en agricultura, medicina, industria, ciencia, tecnología, vigilancia ambiental, y otros aspectos relacionados con el uso pacífico de la energía nuclear”.

La Comisión también estará a cargo de estudiar las posibilidades de construcciones de instalaciones como centros de ciencia y tecnología nuclear en territorio nicaragüense.

Otra función de la Comisión es “impulsar la prestación de servicios para la gestión de materiales nucleares, así como productos, equipos que contiene nucleidos”.

Además del Conicyt, la Comisión estará conformada por un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores, del Ejército de Nicaragua, Ministerio de Salud, Ministerio de Energía y Minas, Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria y del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio.

Asuntos del Espacio Ultraterrestre

El decreto recuerda mucho la ley para la creación  de una Secretaría Nacional para Asuntos del Espacio Ultraterrestre, la Luna y otros Cuerpos Celestes, promovida también por el orteguismo y aprobada en la Asamblea Nacional por los diputados de la dictadura y sus aliados políticos.

Una de las funciones de esta Secretaría es “promover el desarrollo de actividades espaciales para ampliar las capacidades del país, en las ramas educativas, industrial, científica y tecnológica en esta materia”.

Otra de las funciones que destaca es “promover el desarrollo de los sistemas espaciales y los medios, tecnología e infraestructura necesarios para la consolidación y autonomía de este sector en Nicaragua”.

Este despacho está conformada por representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Salud, Ejército de Nicaragua, Telcor, Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales y el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil.

Científicos y académicos cuestionaron esta iniciativa aduciendo que Nicaragua no cuenta con los recursos ni la formación científica para sumarse a las misiones que lideran algunas potencias como Estados Unidos, Rusia y Arabia Saudita; y tampoco a las de países vecinos, como Costa Rica.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times



One thought on “Ortega decreta creación de Comisión de Energía Atómica

  • Me parece muy buena la oportunidad de que pueda existir una planta de energía nuclear, aunque es una lástima el tener que preguntarme “¿Qué consecuencias tendrá para con los ciudadanos?” no por la planta en si, sino por lo que significará esa comisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.