Oswaldo Payá muere en accidente

Oswaldo Payá

HAVANA TIMES (dpa) — Las autoridades cubanas confirmaron hoy la muerte del disidente Oswaldo Payá en un accidente de tránsito en el oriente de la isla, en el que también murió otro opositor y resultaron heridos dos extranjeros, entre ellos un español.

El “lamentable accidente” se produjo “este domingo 22 de julio a las 13:50 horas en la localidad conocida como La Gavina, a 22 Km de la ciudad de Bayamo, provincia Granma”, señalaron las autoridades en un comunicado difundido por medios locales.

Las víctimas son los cubanos “Oswaldo Payá Sardiñas, residente en La Habana, y Harold Cepero, oriundo de Ciego de Ávila”, señaló la inusual información brindada por las autoridades.

Las otras dos personas, “quienes sufrieron heridas leves”, son el español Ángel Carromero Barrios y el sueco Jens Aron, según las informaciones. Ambos reciben atención médica en el hospital Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo.

El accidente tuvo lugar después de que el conductor del automóvil de alquiler perdiera el control y el vehículo chocara contra un árbol, informó el portal oficialista Cubadebate.

Payá, quien murió a los 60 años, fue el artífice del llamado Proyecto Varela, una iniciativa ciudadana de 1998 que pedía al gobierno de Fidel Castro reformas políticas y mayores libertades civiles.

Payá recogió miles de firmas a favor del proyecto que presentó infructuosamente a la Asamblea Nacional cubana. El activista, líder del opositor Movimiento Cristiano Liberación, fue galardonado en 2002 con el Premio Sajarov a los Derechos Humanos del Parlamento Europeo.

 

26 thoughts on “Oswaldo Payá muere en accidente

  • Yo ya he vomitado muchas, a ti te dan ganas, …solamente eso. Y eso que dices, es un sofisma, es…discurso oficial en el que ya, no creemos…Y no creeré jamás el resultado de esas investigaciones, “a santo de qué”.
    Cuando leí la noticia de la muerte de Payá, la denuncia de su hija, los testimonios de sus amigos, no dudé de que fuera un “accidente” orquestado. Y aunque hay testigos presenciales que todavía no han podido prestar declaraciones en libertad, que pudieran hacer cambiar mi criterio, mis vivencias e informaciones me hacen pensar en una acción macabra, oscura, del régimen cubano. En definitivas, así han hecho siempre.
    La pretensión de que en un régimen totalitario los órganos de justicia pueden obrar una investigación veraz está bien para tontos útiles, pero no para quienes conocemos la realidad cubana.
    Como no se podrá sentar el precedente de una investigación independiente y transparente ahora, mañana nos podrán decir que alguno de los blogueros perdió la vida en un trágico accidente en el elevador de su edificio, o incluso que algún exiliado influyente tuvo otro trágico accidente de carretera en un país extranjero, o contrajo una súbita infección, como le sucedió a Laura Pollán.
    En un país donde se actúa con total impunidad porque, en definitivas, ¿cómo se puede comprobar que se ha ordenado eliminar a alguien en un régimen donde no hay transparencia informativa, y los Castro actúan como dueños de una finca en la que ellos han establecido límites que no contravienen su poder, incluido el sistema judicial?

    Ah, no soy político, estudié contabilidad, y tampoco la ejerzo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *