Mujeres nicas luchan por salvar una buena ley

HAVANA TIMES — Después de años de lucha, las mujeres nicaragüenses lograron la aprobación de una ley que aborda la violencia de género de forma integral, la Ley 779. En ella, se incluye no sólo la violencia física, sino la sicológica, la sexual, la patrimonial, la laboral, entre otras. También tipifica el femicidio y lo castiga.

El 22 de Junio de 2012 entró en vigencia y rápidamente, las mujeres de todo el país empezaron a usarla para protegerse de la violencia que sufren diariamente. Algunos empezaron a criticar la ley, argumentando que discriminaba a los hombres porque al ser acusados, deben guardar cárcel preventiva para proteger a las agredidas.

Algunas iglesias se sumaron a las críticas, diciendo que la ley destruye familias, sin decir que esas “familias” son de tortura, violencia y hasta muerte para las mujeres.

Un grupo de hombres introdujo un recurso por inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia. Ésta concluyó que la Ley es constitucional, pero – para quedar bien con los recurrentes y con el gobierno – recomendó reformarla especialmente incluyendo la mediación prácticamente ante todos los delitos que no sean el femicidio.

Las organizaciones de mujeres han rechazado la mediación porque no soluciona el problema y pone en riesgo la vida de las mujeres. Entre el año pasado y lo que va del 2013, casi 30% de las asesinadas había hecho uso de la mediación.

Además, señalan que reabrir la discusión sobre la ley llevará a quitarle la fuerza que tiene y dejar a más mujeres en la indefensión y a más hombres violentos, agresores, violadores y abusadores sin castigo. Por eso, las organizaciones de mujeres dicen No a la Mediación, No a la reforma a la Ley 779.

Para firmar una petición en defensa de la ley 779 como fue aprobado y decir no a la reforma visita aquí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *