La CIJ admite estudiar dos demandas de Nicaragua contra Colombia

La Haya.  Foto/archivo: radio.uchile.cl/Getty
La Haya. Foto/archivo: radio.uchile.cl/Getty

HAVANA TIMES (dpa) – La Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declaró hoy competente para conocer y fallar sobre dos demandas entabladas por Nicaragua contra Colombia en 2013, en torno a litigios territoriales en el Mar Caribe.

En la sesión efectuada en La Haya, la CIJ decidió por 14 votos a dos, aceptar una demanda presentada por Managua contra Bogotá el 26 de noviembre de 2013, en la que acusó a Colombia de no acatar una sentencia emitida por la Corte en noviembre de 2012.

El máximo tribunal de justicia rechazó así las cinco objeciones preliminares que Colombia había presentado en aras de revertir las demandas, siendo uno de los argumentos principales que la Corte no tenía competencia para admitirlas.

En la sentencia de 2012, la CIJ otorgó a Managua unos 90.000 kilómetros cuadrados en el Mar Caribe hasta entonces bajo tutela colombiana, y ratificó la soberanía de Bogotá sobre siete cayos del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Hasta ahora Colombia se ha rehusado acatar ese fallo alegando que la modificación de sus fronteras terrestres y marítimas sólo puede ser aprobada por el Congreso de su país. Con ese espíritu también renunció en 2014 al Pacto de Bogotá (de 1948, que dio jurisdicción a la CIJ).

El juez Ronny Abraham, presidente de la CIJ, explicó que el retiro del Pacto no tiene un efecto retroactivo, de manera que las demandas de Managua tienen validez, pues fueron presentadas en 2013.

Abraham dijo que la Corte también admitió conocer una demanda que Nicaragua presentó el 16 de septiembre de 2013, pidiendo a la CIJ que se reconozca el derecho a ampliar su plataforma marítima extendida en el Caribe, a lo que Colombia también se oponía.

En su portal oficial “El 19”, el Gobierno nicaragüense celebró la decisión jurídica en La Haya y destacó que esto dará paso a dos nuevos procesos, como lo pedía Managua, y en los cuales la Corte escuchará los argumentos escritos y orales de ambos países.
Según se explicó, estos procesos podrían durar hasta cinco años.

El agente nicaragüense en La Haya, Carlos Argüello, dijo a la televisión oficial de Managua que a Colombia “le corresponde acatar lo que la Corte ha decidido y que no tiene apelación: es una disposición definitiva que no puede ponerse en duda si se respeta el derecho internacional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *